Na­cio­nal vuel­ve a la Li­ga con el in­cen­ti­vo de la fi­nal co­pe­ra.

Un mes, el tiem­po que se­pa­ra al téc­ni­co in­te­ri­no de su sue­ño de di­ri­gir a Na­cio­nal en una fi­nal y con­se­guir su pri­mer tí­tu­lo co­mo téc­ni­co pro­fe­sio­nal.

El Colombiano - - PORTADA - Por JUAN FE­LI­PE ZULETA VA­LEN­CIA RO­BIN­SON SÁENZ VAR­GAS

Her­nán Da­río He­rre­ra tar­dó 42 días pa­ra cla­si­fi­car a su pri­me­ra fi­nal con Na­cio­nal. Na­da mal pa­ra un hom­bre que lle­gó a in­ten­tar so­fo­car el in­cen­dio que que­dó tras la sa­li­da in­tem­pes­ti­va de Jor­ge Al­mi­rón.

Aho­ra bien, si po­drá o no di­ri­gir­la es al­go que pa­re­ce di­fu­so, pues aun­que el club mues­tra su dis­po­si­ción de que así sea, to­do de­pen­de­rá de los re­sul­ta­dos en Li­ga que ocu­rran en los pró­xi­mos 30 días.

El téc­ni­co an­tio­que­ño acu­mu­la on­ce par­ti­dos al fren­te del equi­po con seis triun­fos, dos em­pa­tes y tres de­rro­tas. 17 goles mar­ca­dos y on­ce re­ci­bi­dos pa­ra un pro­me­dio de 60,6 por cien­to de ren­di­mien­to.

Eso en lo cuan­ti­ta­ti­vo. En cuan­to a fun­cio­na­mien­to, un as­pec­to más sub­je­ti­vo, la labor de He­rre­ra de­ja va­rias du­das. Una de ellas es la pro­pues­ta ofen­si­va, pues aun­que con él el pro­me­dio de gol me­jo­ró li­ge­ra­men­te en el ver­de -pa­só de 1,2 con Al­mi­rón a 1,55- la pro­pues­ta si­gue sin lle­nar la re­ti­na del afi­cio­na­do.

De he­cho, con He­rre­ra el jue­go in­terno ha si­do más de­fi­cien­te y el de las ban­das más asi­duo, al­go que él pro­me­tía cam­biar pa­ra re­cu­pe­rar un po­co el his­tó­ri­co es­ti­lo de la ins­ti­tu­ción.

Pe­ro, a fin de cuen­tas, lo­gró lle­var al cua­dro an­tio­que­ño a una nue­va de­fi­ni­ción por un tí­tu­lo, al­go a lo que es im­po­si­ble res­tar­le mé­ri­to.

“Pa­ra mí es una ale­gría muy gran­de lle­gar a mi pri­me­ra fi­nal en tan po­co tiem­po. Es­toy muy con­ten­to con mi gru­po de jugadores por­que res­pon­die­ron muy bien”, fue el ba­lan­ce de He­rre­ra en el que fue, qui­zás, el me­jor par­ti­do de su ges­tión.

“Va­mos a tra­ba­jar pa­ra que­dar cam­peo­nes y ga­nar nues­tro tí­tu­lo 29 y dar­le una ale­gría a la hin­cha­da”, ex­pre­sa en­tu­sias­ma­do.

Su ale­gría la com­par­te con otros jugadores, al­gu­nos de ellos que es­tán en bús­que­da de su pri­mer tí­tu­lo con el

elen­co ver­do­la­ga.

“Lle­gar a la fi­nal es un gol­pe aními­co muy im­por­tan­te. Lo ne­ce­si­tá­ba­mos y por có­mo afron­ta­mos la Co­pa Águi­la, lo me­re­cía­mos”, sos­tie­ne Juan Pa­blo el “In­dio” Ra­mí­rez, a quien le sen­tó de ma­ra­vi­lla el jue­go an­te Leo­nes, su exe­qui­po, pa­ra vol­ver a ra­ti­fi­car an­te la hin­cha­da que tie­ne to­do lo que se ne­ce­si­ta pa­ra ser el con­duc­tor del equi­po.

Por ca­len­da­rio, Di­ma­yor tie­ne pro­gra­ma­da la fi­nal de Co­pa en­tre el 24 de oc­tu­bre y el 7 de no­viem­bre. Es­te vier­nes, Cal­das y Mi­llo­na­rios em­pa­ta­ron 1-1 en El Cam­pín y el con­jun­to al­bo, al ga­nar la se­rie por 2-1, se­rá el ri­val de Na­cio­nal. He­rre­ra que­ría que fue­ra Mi­llos, pe­ro lo que más le im­por­ta es pal­par su pri­mer tí­tu­lo con su ver­de que­ri­do

FO­TO

Her­nán Da­río He­rre­ra ga­nó dos tí­tu­los con Na­cio­nal co­mo ju­ga­dor (1976 y 1981). Con Amé­ri­ca tam­bién con­si­guió cua­tro es­tre­llas en 1985, 1986, 1990 y 1992.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.