Con­su­mo de ali­men­tos sa­lu­da­bles sube en el país

El gas­to de los ho­ga­res co­lom­bia­nos en hor­ta­li­zas pa­só de 2,5 % en 2009 a 3,8 % en la ac­tua­li­dad. Mien­tras que el de fru­tas va­rió de 1,67 % a 2,58 %.

El Colombiano - - ECONOMÍA - Por AN­DREA BA­LLES­TE­ROS ALTUVE

Bien de­cía el fi­ló­so­fo ale­mán Lud­wig An­dreas Feuer­bach que “so­mos lo que co­me­mos”. Pe­ro, ¿qué con­su­men los co­lom­bia­nos? Un es­tu­dio de la con­sul­to­ra Kan­tar World­pa­nel apli­ca­do a 11 mil ho­ga­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos, en­tre ellos 800 co­lom­bia­nos (du­ran­te to­do 2017) se­ña­la que el 76 % de los con­sul­ta­dos (unas 608 fa­mi­lias) afirmó ha­ber in­cre­men­ta­do el con­su­mo de ver­du­ras y fru­tas.

Ci­fra que mues­tra el cam­bio en los há­bi­tos ali­men­ti­cios que es­tá te­nien­do la po­bla­ción pues, se­gún da­tos del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra, pa­ra 2015, un 35 % de las per­so­nas no con­su­mían fru­tas y un 70 % no co­mían hor­ta­li­zas dia­ria­men­te.

De acuer­do con el in­for­me de la con­sul­to­ra, la sa­lud y el es­ta­do fí­si­co son preo­cu­pa­cio­nes de los co­lom­bia­nos, ocu­pan el ter­cer pues­to des­pués de in­se­gu­ri­dad y au­men­to de pre­cios/cri­sis eco­nó­mi­ca. Es­ta in­quie­tud coin­ci­de con la ten­den­cia en La­ti­noa­mé­ri­ca, don­de el 30 % de los ho­ga­res cam­bió sus há­bi­tos de ali­men­ta­ción en el úl­ti­mo año, sien­do la sal, el azú­car y las fri­tu­ras lo que los la­ti­nos más es­tán dis­mi­nu­yen­do en el con­su­mo (ver In­for­me).

Eso, se­gún Raúl Ávi­la, pro­fe­sor de eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal; se de­be a que mu­chas per­so­nas es­tán vien­do afec­ta­da su sa­lud por te­mas co­mo la obe­si­dad y han de­ja­do de co­mer fue­ra de ca­sa.

Los da­tos de Rad­dar dan cuen­ta que pa­ra el año 2016 se ob­ser­vó un au­men­to del 153 % en la fre­cuen­cia de vi­si­tas a res­tau­ran­tes con res­pec­to al 2015, sien­do 6 de ca­da 10 es­ta­ble­ci­mien­tos res­tau­ran­tes de co­mi­da rá­pi­da.

Pe­ro Ávi­la se­ña­ló que eso vie­ne cam­bian­do pa­ra 2017, no so­lo por un te­ma de sa­lud sino tam­bién de cos­tos e im­pac­to en el bol­si­llo.

Tie­ne sen­ti­do cuan­do se ob­ser­va que el gru­po de ali­men­tos del Ín­di­ce de Pre­cios al Con­su­mi­dor (IPC), me­di­do por el De­par­ta­men­to Ad­mi­nis­tra­ti­vo Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (Da­ne), fue el se­gun­do que más cre­ció du­ran­te el mes de sep­tiem­bre, un to­tal de 0,29 %, des­pués de edu­ca­ción.

¿Qué co­men aho­ra?

En me­dio de esa ten­den­cia de ser más sa­lu­da­bles, el 45 % de los ho­ga­res co­lom­bia­nos en­cues­ta­dos por Kan­tar World­pa­nel di­jo ha­ber dis­mi­nui­do el con­su­mo de car­nes ro­jas, 28 % la in­ges­ta de lác­teos, 29 % de azú­car y 25 % de ga­seo­sas.

Es­tos úl­ti­mos da­tos to- man re­le­van­cia cuan­do se ob­ser­va que la in­ges­ta de be­bi­das azu­ca­ra­das en per­so­nas de 4 años de edad y más se re­du­jo en­tre 2016 y 2017, pues pa­só de 71,5 % a 66,8 %.

Sin em­bar­go, da­tos de la fir­ma Rad­dar re­ve­lan que el gas­to de los ho­ga­res co­lom­bia­nos en ga­seo­sas y mal­tas prác­ti­ca­men­te se ha man­te­ni­do en los úl­ti­mos años. En 2009, se ubi­có en 1,08 % mien­tras que ac­tual­men­te se en­cuen­tra por el or­den del 1,06. “Hu­bo pi­cos en 2015 y 2016 pe­ro se de­bió al Fe­nó­meno de El Ni­ño, pues de­bi­do a la fal­ta de agua, las per­so­nas se vie­ron obli­ga­das a to­mar más be­bi­das azu­ca­ra­das”, pre­ci­só Ca­mi­lo He­rre­ra, fun­da­dor y di­rec­tor de la con­sul­to­ra.

Con res­pec­to a los ali­men­tos que más se es­tá con­su­mien­do en Co­lom­bia, el es­tu­dio de la con­sul­to­ra pre­ci­sa que 76 % de los ho­ga­res es­tu­dia­dos se­ña­ló ha­ber au­men­ta­do la in­ges­ta de fru­tas y ver-

Lo que vie­ne

Ha­llo­ween y Na­vi­dad ace­le­ran el con­su­mo del úl­ti­mo tri­mes­tre del año y no pre­ci­sa­men­te en ali­men­tos sa­lu­da­bles, se­gún el pre­si­den­te de Rad­dar. “Pa­ra la no­che de bru­jas los co­lom­bia­nos sue­len des­em­bol­sar di­ne­ro en de­co­ra­ción, dis­fra­ces, pe­ro so­bre to­do en mu­chos dul­ces. Mien­tras que pa­ra di­ciem­bre el gas­to en Na­vi­dad es un 35 % más que el gas­to pro­me­dio de cual­quier mes del año”, sub­ra­yó He­rre­ra.

Por tal mo­ti­vo, el pi­co de con­su­mo sue­le ele­var­se al cie­rre de año por­que “los ho­ga­res sue­len gas­tar de ma­ne­ra des­afo­ra­da por más de las múl­ti­ples re­co­men­da­cio­nes que so­le­mos dar, nun­ca pre­vén que en el mes de enero inicia la tem­po­ra­da es­co­lar y con ella la com­pra de úti­les, y los to­ma sin di­ne­ro”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.