In­no­va­ción bus­ca ele­var ni­ve­les de po­ten­cia

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA - CLA­RA INÉS PAR­DO Di­rec­to­ra Ob­ser­va­to­rio Co­lom­bia de Cien­cia y Tec­no­lo­gía

“El apor­te de la cien­cia y la tec­no­lo­gía al de­por­te fa­ci­li­ta que es­te úl­ti­mo ha­lle una de sus bús­que­das esen­cia­les: lle­var a nue­vos ni­ve­les el po­ten­cial del cuer­po hu­mano. Si mi­ra­mos una o dos dé­ca­das atrás po­de­mos di­men­sio­nar có­mo los atle­tas han al­can­za­do nue­vos pi­cos de desem­pe­ño que son for­ja­dos a par­tir de los avan­ces en bio­me­cá­ni­ca y ge­né­ti­ca. La com­pe­ten­cia si­mu­la­da per­mi­te, por ejem­plo, de­ter­mi­nar con am­plio ni­vel de de­ta­lle có­mo fun­cio­na el or­ga­nis­mo an­te el es­fuer­zo. Y así, otros avan­ces tec­no­ló­gi­cos en las áreas de la in­ge­nie­ría, el di­se­ño, etc. Aho­ra bien, acá vie­ne el de­ba­te; por­que el sur­gi­mien­to y apli­ca­ción de to­dos es­tos avan­ces ne­ce­si­tan un aná­li­sis res­pec­to a qué tan­to pue­de des­en­ca­de­nar el de­tri­men­to com- pe­ti­ti­vo de los com­pe­ti­do­res sur­gi­dos de paí­ses que no cuen­tan con es­tos re­cur­sos cien­tí­fi­cos y tec­no­ló­gi­cos. Y aquí es don­de de­be apa­re­cer la for­ta­le­za de los es­ta­men­tos pa­ra po­ner reglas de jue­go cla­ras. Por­que no se tra­ta de im­pe­dir que quie­nes lo­gran es­tos desa­rro­llos y pue­den ha­cer uso de ellos fre­nen su pro­gre­so sino que pue­dan op­ti­mi­zar la labor del atle­ta res­pe­tan­do los már­ge­nes de trans­pa­ren­cia y de­por­ti­vi­dad que cla­man que sean las cua­li­da­des físicas del in­di­vi­duo las que per­mi­tan los lo­gros. Es­to, des­de lue­go, no es fá­cil, y es que los már­ge­nes en­tre lo que se pue­de ha­cer y no son un po­co di­fu­sos. Ahí es­tá el ca­so de la ge­né­ti­ca apli­ca­da al en­tre­na­mien­to de­por­ti­vo. Es­to nos da pie en­ton­ces pa­ra abor­dar otra ne­ce­si­dad y es

que los paí­ses des­de sus po­si­bi­li­da­des co­mien­cen a ce­rrar esa bre­cha que abren las gran­des po­ten­cias y a par­tir del sec­tor pro­duc­ti­vo, el gre­mio aca­dé­mi­co y cien­tí­fi­co co­mien­cen a im­pul­sar más y me­jo­res pro­ce­sos de­por­ti­vos. Acá la in­no­va­ción cum­ple un pa­pel fun­da­men­tal por­que es la que es­ti­mu­la y pro­pi­cia nue­vos pro­duc­tos y nue­vas ne­ce­si­da­des pa­ra los atle­tas de éli­te, en­tre­na­do­res, fi­sio­te­ra­peu­tas, me­to­dó­lo­gos, y to­das las ra­mas que se in­vo­lu­cran. Lle­var a ca­bo nue­vos desa­rro­llos en la me­di­ci­na de­por­ti­va, en la tec­no­lo­gía de en­tre­na­mien­to y el di­se­ño de im­ple­men­ta­ción de­por­ti­va, ade- más de fa­ci­li­tar ren­di­mien­tos más óp­ti­mos de los atle­tas en los es­ce­na­rios más com­pe­ti­ti­vos, ge­ne­ra una ca­de­na de va­lor muy ri­ca e in­tere­san­te: abre ni­chos de mer­ca­do, ge­ne­ra nue­vos em­pleos y tie­ne una al­to re­torno de la in­ver­sión en el cor­to y me­diano y lar­go pla­zo. Ve­mos in­con­ta­bles ejem­plos de có­mo se pre­pa­ran los me­jo­res de­por­tis­tas del mun­do en di­ver­sas dis­ci­pli­nas y ten­de­mos a creer que es el pi­nácu­lo y que nos va­mos a de­mo­rar pa­ra lle­gar más le­jos que eso. Sin em­bar­go, los co­no­ci­mien­tos en la ma­xi­mi­za­ción del cuer­po y el ce­re­bro hu­mano son in- ci­pien­tes y tie­nen aún un cam­po in­abar­ca­ble y fér­til pa­ra tra­ba­jar. ¿Qué se ne­ce­si­ta? Pues que el go­bierno, la aca­de­mia, la in­dus­tria, nues­tros atle­tas y pro­fe­sio­na­les del de­por­te, los en­tes que es­tán al fren­te del de­ve­nir de­por­ti­vo y el sec­tor co­mer­cial ge­ne­ren si­ner­gía, se mue­van por nue­vos cam­pos, fa­ci­li­ten re­cur­sos, co­no­ci­mien­to y ta­len­to pa­ra que no so­lo la al­ta com­pe­ten­cia se be­ne­fi­cie en fun­ción de nue­vos y me­jo­res lo­gros y me­tas, sino que el país en ge­ne­ral en­cuen­tre un bas­to sec­tor que tie­ne ca­bi­da pa­ra mu­chas per­so­nas y mu­chos pro­yec­tos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.