“Ver­ti­mien­tos es­ta­ban des­tru­yen­do Johnny Cay”

El pro­cu­ra­dor am­bien­tal di­jo a EL HE­RAL­DO que en el ex­pe­dien­te de prue­bas re­po­san ma­nos mu­ti­la­das de tu­ris­tas, por no exis­tir un mue­lle.

El Heraldo (Colombia) - - PAÍS - Por To­más Be­tín del Río

BO­GO­TÁ. El pro­cu­ra­dor de­le­ga­do am­bien­tal, el sa­ma­rio Gilberto Blan­co, le di­jo a EL HE­RAL­DO que el cie­rre de Johnny Cay, so­li­ci­ta­do por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y ejecutado por la cor­po­ra­ción am­bien­tal sa­nan­dre­sa­na Co­ra­li­na, se da ante ha­llaz­gos re­la­cio­na­dos con el ries­go pa­ra los tu­ris­tas ante la inexis­ten­cia de un mue­lle ade­cua­do pa­ra des­em­bar­car, la pro­pia can­ti­dad de tu­ris­tas que re­ba­sa­ba la per­mi­ti­da en el ca­yo y los ver­ti­mien­tos de re­si­duos que es­ta­ban des­tru­yen­do los co­ra­les del eco­sis­te­ma in­su­lar.

“Des­pués de una vi­si­ta en cam­po que hi­ci­mos ha­ce po­co más de dos me­ses, la Pro­cu­ra­du­ría im­pul­só cua­tro ac­cio­nes ju­di­cia­les en la is­la: una de ellas fue la ac­ción po­pu­lar so­li­ci­tan­do en el mar­co de una me­di­da cau­te­lar el cie­rre tem­po­ral o de­fi­ni­ti­vo de Johnny Cay”, ex­pli­có el de­le­ga­do del en­te de con­trol dis­ci­pli­na­rio.

Pre­ci­só en es­te sen­ti­do que hu­bo dos con­si­de­ra­cio­nes fun­da­men­ta­les pa­ra pe­dir la me­di­da, en­tre las cua­les, la pri­me­ra fue “el ries­go que ha­bía pa­ra los tu­ris­tas en la me­di­da en que no exis­tía en es­te mo­men­to mue­lle en el ca­yo y la for­ma en que es­ta­ban des­em­bar­can­do no era la más ade­cua­da, en­con­tra­mos ma­nos mu­ti­la­das y mu­chas si­tua­cio­nes en ge­ne­ral de ries­go”.

La se­gun­da mo­ti­va­ción pa­ra el cie­rre del ca­yo, aña­dió, fue la de los “ver­ti­mien­tos de re­si­duos lí­qui­dos y só­li­dos que es­ta­ban di­na­mi­tan­do a la is­la, (...) los co­ra­les se es­ta­ban des­tru­yen­do por esos ver­ti­mien­tos y el descontrol de los ser­vi­cios”.

Así mis­mo, ad­vir­tió Blan­co, “en el es­tu­dio de ca­pa­ci­dad de car­ga, que ya se ha­bía he­cho por Co­ra­li­na, se en­con­tró que Johnny Cay tie­ne una ca­pa­ci­dad de 800 per­so­nas por día y es­ta­ban en­tran­do 1.200 o 1.300”.

Fi­nal­men­te, in­di­có el sa­ma­rio, aun­que la re­so­lu­ción de Co­ra­li­na es con vo­ca­ción de per­ma­nen­cia has­ta tan­to no se res­ta­blez­can las con­di­cio­nes óp­ti­mas pa­ra el in­gre­so, exis­te una ac­ción po­pu­lar in­ter­pues­ta por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y que de­be­rá re­sol­ver la Jus­ti­cia en bre­ve.

La Cor­po­ra­ción pa­ra el De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble del De­par­ta­men­to Ar­chi­pié­la­go de San An­drés, Pro­vi­den­cia y San­ta Ca­ta­li­na, Co­ra­li­na, de­cla­ró el cie­rre tem­po­ral del ca­yo des­de el lu­nes 29 de ma­yo, por el in­cum­pli­mien­to de los acuer­dos y me­di­das de con­trol de la ca­pa­ci­dad de car­ga por par­te de los ope­ra­do­res y pres­ta­do­res de ser­vi­cios tu­rís­ti­cos.

Así las co­sas, la cor­po­ra­ción dis­pu­so la prohi­bi­ción del in­gre­so de vi­si­tan­tes al par­que, el arri­bo de em­bar­ca­cio­nes par­ti­cu­la­res y la pres­ta­ción de to­do ti­po de ser­vi­cios in­clu­yen­do res­tau­ran­tes, asea­do­res, de­por­tes náu­ti­cos, en­tre otros ser­vi­cios.

De es­ta ma­ne­ra, las úni­cas em­bar­ca­cio­nes que po­drán ope­rar en Johnny Cay son las que ten­gan ca­rác­ter ofi­cial.

Tam­po­co se po­drán ade­lan­tar la­bo­res co­mo man­te­ni­mien­to de zo­nas ver­des, de edu­ca­ción am­bien­tal, ni ser­vi­cio de ba­ños pú­bli­cos, sal­va­men­to, res­ca­te acuá­ti­co, pri­me­ros au­xi­lios, aten­ción prehos­pi­ta­la­ria y su­mi­nis­tro de in­su­mos.

En­tre tan­to, el go­ber­na­dor de San An­drés, Ro­nald Hous­ni, di­jo que unos 171 tra­ba­ja­do­res y 56 lan­chas se ven afec­ta­dos eco­nó­mi­ca­men­te con la me­di­da.

“Los co­ra­les se es­ta­ban des­tru­yen­do por esos ver­ti­mien­tos”. GILBERTO BLAN­CO Pro­cu­ra­dor de­le­ga­do am­bien­tal

ARCHIVO

Par­que Johnny Cay, una de las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes tu­rís­ti­cas de San An­drés.

La Cor­po­ra­ción pa­ra el De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble del de­par­ta­men­to prohi­bió el in­gre­so de vi­si­tan­tes al par­que.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.