Or­de­nan sus­pen­der tí­tu­los a ci­ru­ja­nos Sa­les Puc­ci­ni

Se tra­ta de una me­di­da pro­vi­sio­nal por irre­gu­la­ri­da­des en la con­va­li­da­ción de sus di­plo­mas.

El Heraldo (Colombia) - - PORTADA -

La juez 76 de con­trol de ga­ran­tías, en Bo­go­tá, or­de­nó la sus­pen­sión pro­vi­sio­nal de sus tí­tu­los a seis ci­ru­ja­nos plás­ti­cos y es­té­ti­cos, en­tre ellos los her­ma­nos Fran­cis­co y Car­los Sa­les Puc­ci­ni. Ninguno acep­tó los car­gos por con­cier­to pa­ra de­lin­quir, frau­de pro­ce­sal y fal­se­dad en do­cu­men­to pri­va­do.

BO­GO­TÁ. Los ci­ru­ja­nos ba­rran­qui­lle­ros Car­los y Fran­cis­co Jo­sé Sa­les Puc­ci­ni, vin­cu­la­dos con otros cua­tro mé­di­cos a una in­ves­ti­ga­ción por su­pues­tas irre­gu­la­ri­da­des en la con­va­li­da­ción de tí­tu­los de ci­ru­ja­nos plás­ti­cos en Bra­sil, fue­ron impu­tados es­te jue­ves en la ca­pi­tal del país por los de­li­tos de con­cier­to pa­ra de­lin­quir, frau­de pro­ce­sal y fal­se­dad en do­cu­men­to pri­va­do.

EL HE­RAL­DO co­no­ció que los pro­fe­sio­na­les fue­ron pre­sen­ta­dos en el com­ple­jo ju­di­cial de Pa­lo­que­mao, en Bo­go­tá, an­te la juez 76 con fun­ción de Con­trol de Ga­ran­tías.

Los otros impu­tados son Ós­car Ja­vier San­do­val Es­tu­pi­ñán, Jorge Nem­pe­que Do­mín­guez, Ro­nald Ri­car­do Ra­mos Da­za y Juan Pa­blo Ro­bles Ál­va­rez.

En me­dio de la di­li­gen­cia ju­di­cial, el fis­cal del ca­so ar­gu­men­tó que los pro­ce­sa­dos ha­brían pre­sen­ta­do do­cu­men­tos fal­sos, con el fin de ob­te­ner tí­tu­los pro­fe­sio­na­les de ma­ne­ra “irre­gu­lar”.

“Se ha in­di­ca­do que us­te­des su­mi­nis­tra­ron do­cu­men­ta­ción fal­sa y así en­ga­ña­ron al Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, ar­gu­men­tan­do que los cur­sos to­ma­dos eran de ma­ne­ra pre­sen­cial, con du­ra­ción de cua­tro años”.

En me­dio de las in­ves­ti­ga­cio­nes se es­ta­ble­ció una se­rie de in­con­sis­ten­cias en los do­cu­men­tos que en­tre­ga­ron los mé­di­cos. “La Fis­ca­lía les ha pues­to de pre­sen­te los do­cu­men­tos con es­tas in­con­sis­ten­cias, ellos han ad­mi­ti­do que no se ne­ce­si­ta­ba que los cur­sos fue­ran to­ma­dos de ma­ne­ra pre­sen­cial”, se­ña­ló la en­ti­dad.

El fis­cal del ca­so tam­bién re­ve­ló una de­nun­cia anó­ni­ma que lle­gó al en­te acu- sa­dor, en la cual se ase­gu­ra que “los mé­di­cos acu­die­ron a los me­dios no for­ma­les con el fin de ob­te­ner el tí­tu­lo de ma­ne­ra irre­gu­lar en Bra­sil”. Di­ce que los in­con­ve­nien­tes se re­gis­tra­ron en el mo­men­to en el que los pro­ce­sa­dos de­bían ini­ciar las prác­ti­cas en en­ti­da­des asis­ten­cia­les en Bra­sil.

De acuer­do con el fis­cal, mu­chos de los hos­pi­ta­les de ese país or­de­na­ban que la ma­yo­ría de prác­ti­cas se rea­li­za­ran de ma­ne­ra pre­sen­cial, por lo que mu­chos de los es­tu­dian­tes “aban­do­na­ban sus es­tu­dios al no po­der cum­plir, y es allí don­de ini­cian los in- con­ve­nien­tes”.

La in­ves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía re­ve­la que a “me­dia­dos del año 2013 la ofi­ci­na de pro­mo­ción de la universidad bra­si­le­ra ofre­ció a los mé­di­cos re­za­ga­dos (que no cum­plían con la prác­ti­ca la­bo­ral), a cam­bio de un bono ex­tra, bus­car cer­ti­fi­ca­cio­nes que acre­di­ta­ban las ho­ras de prác­ti­ca que les fal­ta­ban pa­ra que en Co­lom­bia se les con­va­li­da­ran”.

Co­no­cien­do es­to, el fis­cal pre­ci­só que “mu­chos de los mé­di­cos ac­ce­die­ron al ofre­ci­mien­to”. Pa­ra la Fis­ca­lía, no re­sul­ta­ría es­ta de­nun­cia re­le­van­te sino se hu­bie­ra ve- ri­fic ad oque lo de­nun­cia­do así ocu­rrió.

De acuer­do con el fis­cal, fue por me­dio del mé­di­co Ós­car San­do­val que se ini­cia­ron las pri­me­ras con­va­li­da­cio­nes “in­vá­li­das”.

El en­te acu­sa­dor ar­gu­men­tó que en el co­te­jo de es­te ca­so se evi­den­ció “que los pro­ce­sa­dos no cum­plie­ron con las ho­ras pre­sen­cia­les so­li­ci­ta das del cur­so al que se ins­cri­bie­ron en el país bra­si­le­ro”.

Es­to lo evi­den­ció el en­te acu­sa­dor por me­dio del re­gis­tro de in­gre­so y sa­li­da al país, por me­dio de Mi­gra­ción Co­lom­bia, por don­de se ha­lló que los ga­le­nos “no sa­lie­ron del país, co­mo fue ex­pre­sa­do por ellos mis­mos”, di­jo el fis­cal.

De acuer­do con la Fis­ca­lía, fue con el ca­so de San­do­val que se ini­cia­ron las de­no­mi­na­das con­va­li­da­cio­nes y “a tra­vés de ellas los de­más co­le­gas pro­ce­sa­dos se aco­pla­ron a di­chas con­di­cio­nes pa­ra sa­car pro­ve­cho de ello y ob­te­ner los tí­tu­los”.

Por es­tos mis­mos he­chos “la Fis­ca­lía com­pul­sa­rá co­pias a la Em­ba­ja­da de Bra­sil, pa­ra que se reali­ce in­ves­ti­ga­ción pe­nal contra los di­rec­ti­vos de la Universidad que ex­pi­dió los cer­ti­fi­ca­dos”. Es­to, con el fin de es­cla­re­cer los he­chos.

Al fi­na­li­zar ayer la jor­na­da, los seis ga­le­nos impu­tados se de­cla­ra ron inocen­tes. La juez 76 con Fun­ción de Con­trol de Ga­ran­tías or­de­nó sus­pen­der­les tem­po­ral­men­te los tí­tu­los, co­mo ga­ran­tía a las víc­ti­mas. “Es­te juz­ga­do ac­ce­de a la so­li­ci­tud de la Fis­ca­lía y or­de­na la sus­pen­sión pro­vi­sio­nal (la de­fi­ni­ti­va la ha­rá el juez de co­no­ci­mien­to) de los tí­tu­los de los seis mé­di­cos que los ava­la co­mo ci­ru­ja­nos plás­ti­cos y es­té­ti­cos. Tí­tu­los ob­te­ni­dos en Bra­sil”, di­jo.

LAS VÍC­TI­MAS. De acuer­do con la Fis­ca­lía, to­dos es­tos he­chos fue­ron pues­tos en la en­ti­dad “pa­ra ini­ciar­las in­ves­ti­ga­cio­nes en contra de los impu­tados”, su­ma­do a las de­nun­cias que re­ci­bió por al­gu­nas ci­ru­gías es­té­ti­cas mal he­chas.

En­tre ellas se en­cuen­tra la periodista Lo­re­na Bel­trán, quien ase­gu­ró que fue in­ter­ve­ni­da por Fran­cis­co Jo­sé Sa­les en una ma­mo­plas­tia de re­duc­ción y que le oca­sio­nó un sin­nú­me­ro de com­pli­ca­cio­nes en su cuer­po.

De acuer­do con Bel­trán, al mo­men­to de ser ope­ra­da no no­tó in­con­sis­ten­cias. “Yo no me ope­ré en un ga­ra­je, yo no me ope­ré en una clí­ni­ca clan­des­ti­na, el mé­di­co apa­ren­te­men­te cum­plía con to­do y te­nía un tí­tu­lo de ci­ru­gía plás­ti­ca ho­mo­lo­ga­do por el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción Na­cio­nal”.

Bel­trán ar­gu­men­tó que sien­te que la Fis­ca­lía en es­te mo­men­to le da la ra­zón ar­gu­men­tan­do que es­tos mé­di­cos ha­brían pre­sen­ta­do in­for­ma­ción fal­sa pa­ra sus­ten­tar que es­tu­dia­ron en el ex­te­rior, cuan­do no es así”.

La jo­ven periodista con­fir­mó que en me­dio de sus in­ves­ti­ga­cio­nes pu­do cons­ta­tar que los mé­di­cos rea­li­za­ron cur­sos aca­dé­mi­cos de “tan so­lo ho­ras”, por lo que de esa ma­ne­ra no se pue­de ob­te­ner un tí­tu­lo. (Con el apo­yo de Col­pren­sa)

Fran­cis­co (atrás) y Car­los Sa­les Puc­ci­ni.

COL­PREN­SA

Fran­cis­co Sa­les ob­ser­va al fis­cal, mien­tras su her­mano man­tie­ne la ca­be­za ga­cha.

Car­los Sa­les Puc­ci­ni

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.