Uni­dad de Víc­ti­mas en­tre­gó res­tos de 2 ‘fal­sos po­si­ti­vos’

Fue­ron iden­ti­fi­ca­dos co­mo Jo­sé Es­cor­cia y Gui­ller­mo Ber­tel. La en­tre­ga se lle­vó a ca­bo en com­pa­ñía de la Fis­ca­lía.

El Heraldo (Colombia) - - LOCALES - Por Va­nes­sa Re­don­do Pe­ña

La Uni­dad de Víc­ti­mas sec­cio­nal Atlán­ti­co hi­zo en­tre­ga de los res­tos mor­ta­les de Jo­sé Es­cor­cia Ma­ri­món y de Gui­ller­mo Ber­tel Gon­zá­lez, que se­gún las in­ves­ti­ga­cio­nes rea­li­za­das por la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción, fue­ron to­ma­dos por fal­sos po­si­ti­vos en di­fe­ren­tes pe­rio­dos.

Es­cor­cia Ma­ri­món via­jó des­de Ba­rran­qui­lla a Iba­gué en bus­ca de un tra­ba­jo pa­ra sol­ven­tar las ne­ce­si­da­des de su hi­jo re­cién na­ci­do, cuan­do lue­go de dos me­ses, el 24 de ma­yo de 2008 des­apa­re­ció de la Fin­ca ‘La Pal­mi­ta’, en el mu­ni­ci­pio de San Luis’, en To­li­ma.

Lue­go de me­ses de bús­que­da en unos pe­rió­di­cos de Iba­gué sa­lía re­se­ña­do el nom­bre de Jo­sé Es­cor­cia co­mo un gue­rri­lle­ro que li­de­ra­ba una red de ex­tor­sión y que era bus­ca­do ha­cía 6 me­ses por las au­to­ri­da­des “cuan­do eso no po­día ser po­si­ble por­que él só­lo te­nía 2 me­ses de ha­ber­se ido pa­ra allá”, afir­mó su ma­má, Cla­ra Elena Ma­ri­món.

Por otro la­do, en el ca­so de Gui­ller­mo Ber­tel, fue des­apa­re­ci­do en ju­nio de 2007 cuan­do se en­con­tra­ba en el mu­ni­ci­pio de Co­daz­zi, Ce­sar, y cu­ya ex­hu­ma­ción del cuer­po se reali­zó en el mes de no­viem­bre de 2013 en el ce­men­te­rio del mis­mo mu­ni­ci­pio.

Es im­por­tan­te men­cio­nar que la di­li­gen­cia ju­di­cial se desa­rro­lló con el acom­pa­ña­mien­to de pro­fe­sio­na­les psi­co­so­cia­les de la Uni­dad pa­ra las Víc­ti­mas, el Mi­nis­te­rio de Sa­lud, la Se­cre­ta­ría de Sa­lud dis­tri­tal y el Gru­po de Bús­que­da, Iden­ti­fi­ca­ción y En­tre­ga de Per­so­nas Des­apa­re­ci­das (Gru­be) de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción.

La en­tre­ga de los res­tos a los fa­mi­lia­res se lle­vó a ca­bo en las ofi­ci­nas de la De­fen­so­ría Re­gio­nal del Pue­blo, en don­de se les hi­zo una so­cia­li­za­ción y ex­pli­ca­ción fo­ren­se de ca­da ca­so, per­mi­tién­do­les a los fa­mi­lia­res co­no­cer de­ta­lles de los he­chos, los me­ca­nis­mos de iden­ti­fi­ca­ción con ca­da víc­ti­ma, ha­llaz­gos en los res­tos óseos y re­sol­ver sus in­quie­tu­des.

Igual­men­te du­ran­te la jor­na­da la Uni­dad pa­ra las Víc­ti­mas del Atlán­ti­co, lle­vó a ca­bo con las fa­mi­lias un ejer­ci­cio de dig­ni­fi­ca­ción de la me­mo­ria de Es­cor­cia y Ni­ca­nor a tra­vés de las fo­to­gra­fías que pre­sen­ta­ron en la di­li­gen­cia, y se cons­tru­yó un ho­me­na­je pa­ra ser ubi­ca­do en el ni­cho al mo­men­to de la ce­re­mo­nia ju­di­cial.

Fi­nal­men­te, el ac­to de in­hu­ma­ción o se­pe­lio se reali­zó en la ca­pi­lla del ce­men­te­rio dis­tri­tal Ca­lan­ca­la con la par­ti­ci­pa­ción de un sa­cer­do­te ca­tó­li­co y un pas­tor cris­tiano quie­nes rea­li­za­ron los ri­tos re­li­gio­sos de acuer­do a las creen­cias de las fa­mi­lias de Jo­sé Es­cor­cia y de Gui­ller­mo Ber­tel.

CORTESíA

Mo­men­to en el que se­pul­tan los res­tos de las víc­ti­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.