En pu­ro co­lor

Fucsia Novias - - CONTENIDO -

Es­ta pie­dra no tie­ne una so­la for­ma -la clá­si­ca de cono- y tam­po­co vie­ne en un so­lo tono. Los dia­man­tes de co­lo­res pue­den lle­gar a ser in­clu­so más cos­to­sos que los trans­pa­ren­tes y al­gu­nos, co­mo los ro­jos, son di­fí­ci­les de con­se­guir.

Cuan­do pen­sa­mos en un dia­man­te, usual­men­te nos lle­ga una so­la ima­gen a la ca­be­za: una pie­dra en for­ma có­ni­ca, sin co­lor y muy bri­llan­te. Si bien es­to es lo nor­mal, so­bre to­do cuan­do de ani­llos de com­pro­mi­so se trata, hay más de una reali­dad: los dia­man­tes pue­den te­ner di­ver­sas for­mas (re­don­do, ra­dian­te, ova­la­do, pe­ra, mar­que­sa, co­ra­zón, es­me­ral­da, ash­her, prin­ce­sa, ba­guet­te, tri­llion y co­jín) y to­nos.

Si bien el ple­na­men­te trans­pa­ren­te es quí­mi­ca­men­te el más pu­ro, son muy po­cos los que no tie­nen al me­nos al­gún ma­tiz o co­lor; es­to se de­be a la pre­sen­cia de im­pu­re­zas quí­mi­cas o a de­fec­tos de la es­truc­tu­ra del cris­tal en sí. Su va­lor de­pen­de de la in­ten­si­dad del tono y de la ca­li­dad de la pie­dra. Se han des­cu­bier­to unos 300 co­lo­res di­fe­ren­tes pe­ro los más co­mu­nes son ama­ri­llo, na­ran­ja, ma­rrón, ver­de, ro­sa, azul y los más ra­ros, ro­jos. La jo­ye­ría El Bri­llan­te, en Co­lom­bia, ofre­ce, por ejem­plo, ani­llos de com­pro­mi­so y ma­tri­mo­nios con dia­man­tes trans­pa­ren­tes, pe­ro tam­bién ro­sa­dos, azu­les, ama­ri­llos e in­clu­so ne­gros pa­ra quie­nes quie­ren sa­lir­se de lo tra­di­cio­nal y com­pro­me­ter­se con una pie­za de jo­ye­ría real­men­te es­pe­cial.

El va­lor de los dia­man­tes de co­lo­res es­tá de­ter­mi­na­do por la in­ten­si­dad del tono y la ca­li­dad de la pie­dra.

Ani­llos; de El Bri­llan­te Jo­yas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.