Me­jor en­tre 2

La pu­bli­cis­ta Mary Vi­lle­gas y su hi­ja, la ad­mi­nis­tra­do­ra Ma­ría Posada, crea­ron ha­ce tres años una de las agencias de re­la­cio­nes pú­bli­cas más re­co­no­ci­das de Me­de­llín, en la que reunie­ron sus co­no­ci­mien­tos so­bre la mo­da y los ne­go­cios pa­ra cam­biar la ma­ne­ra

Fucsia - - CONTENIDO -

Mary Vi­lle­gas es­tu­vo vin­cu­la­da al sec­tor de la mo­da des­de muy tem­pra­na edad. Co­mo bue­na crea­ti­va –es­tu­dió pu­bli­ci­dad–, su­po en­con­trar una ne­ce­si­dad en es­te mer­ca­do po­ten­cial en nues­tro país. Y dio en la dia­na. “Fue ha­cien­do mi se­mes­tre de prác­ti­ca en una agencia de pu­bli­ci­dad don­de me di cuen­ta de la fal­ta que ha­cía una bue­na agencia de mo­de­los en Me­de­llín. Em­pe­cé a do­cu­men­tar­me, y en­con­tré que en Bo­go­tá un grupo de per­so­nas (Ir­ma Aris­ti­zá­bal, Tony Mar­ques y Vie­na Ruiz) te­nían una, lla­ma­da Stock Mo­dels. Crea­mos gran­des la­zos de amis­tad y así sur­gió la idea de aso­ciar­nos y abrir la agencia acá”, cuen­ta la re­la­cio­nis­ta pú­bli­ca.

Du­ran­te 18 años fue so­cia y ge­ren­te de Stock Mo­dels en Me­de­llín, tiem­po en el que tra­ba­jó con al­gu­nas de las mar­cas más gran­des de Co­lom­bia (Gef, Leo­ni­sa, Fla­min­go, Inex­mo­da, In­vis­ta...) y apren­dió de dos gran­des maes­tros del sec­tor: Car­los Ma­nuel Echa­va­rría (Gef) y An­drés Martínez (exdirector de mer­ca­deo de Leo­ni­sa). “¡Qué gran ad­mi­ra­ción sien­to por estas dos per­so­nas!”, di­ce emo­cio­na­da.

Su hi­ja Ma­ría era en­ton­ces una ni­ña y tu­vo el pri­vi­le­gio de vi­vir es­te mundo des­de aden­tro. “Pa­ra mí era una de­li­cia lle­gar a la agencia y más cuan­do ha­bía cas­ting o es­ta­ban en pre­pa­ra­ti­vos pa­ra fe­rias. Las mo­de­los eran mis gran­des ído­los y me en­can­ta­ba sen­tar­me a ha­blar con ellas, o sim­ple­men­te a oír sus his­to­rias; co­mo yo es­ta­ba tan pe­que­ña ellas me tra­ta­ban con gran ca­ri­ño. Stock Mo­dels era co­mo mi se­gun­da ca­sa; pa­sa­ba tar­des en­te­ras allá, y co­mo me gus­ta tan­to el or­den, cuan­do fui cre­cien­do mi ma­dre me de­ja­ba tra­ba­jar en backs­ta­ge, or­de­nan­do las sa­li­das de las mo­de­los, y me lo go­za­ba co­mo na­die”, re­la­ta Ma­ría.

Pe­ro cuan­do Ca­ra­col Te­le­vi­sión de­ci­dió com­prar la agencia, las co­sas cam­bia­ron. “Por un mo­men­to pen­sé que me ale­ja­ría del mundo del cual ha­bía for­ma­do par­te; estuve va­rios me­ses de­di­ca­da al ho­gar, em­pe­cé a ir al gim­na­sio, mer­ca­ba de día... Con­fie­so que me sen­tía ra­rí­si­ma, ni mis hi­jos me aguan­ta­ban, ni yo; he si­do una per­so­na muy ac­ti­va y me en­can­ta tra­ba­jar. Un día, Ma­ría me su­gi­rió po­ner una agencia de re­la­cio­nes pú­bli­cas y co­mu­ni­ca­cio­nes; me gus­tó la idea y de eso ha­ce ya tres años. ¡Es­ta­mos fe­li­ces y cre­cien­do ca­da vez más!”, ex­pre­sa Mary.

“Creo que mi ma­dre es una gran re­la­cio­nis­ta pú­bli­ca, es una per­so­na muy so­cial y que­ri­da por las per­so­nas; es­ta es una de nues­tras for­ta­le­zas”.

Ma­ría Posada.

Los pri­me­ros clien­tes de MV Co­mu­ni­ca­cio­nes es­ta­ban, por su­pues­to, re­la­cio­na­dos con el mundo de la mo­da. Ma­ría Ele­na Villamil, Ca­de­na, Al­ma­ce­nes Éxi­to y Ma­tis­ses fue­ron las com­pa­ñías que ase­so­ró en sus ini­cios. “He­mos tra­ba­ja­do con otras mar­cas del sec­tor, co­mo En­trea­guas, Leo­ni­sa, Agua Ben­di­ta, Jor­ge Du­que, Sa­vil, Es­pe­cia, Cri­so­be­la, Carmen Stef­fens, Ma­ría Zu­le­ta, y Du­na Sto­re, co­mo tam­bién con otras de di­fe­ren­tes in­dus­trias”, agre­ga.

UNA DU­PLA EJEM­PLAR

Si bien tra­ba­jar jun­tas no ha si­do fá­cil, han lo­gra­do en­con­trar el equi­li­brio en­tre lo per­so­nal y lo la­bo­ral. “Al prin­ci­pio no fue fá­cil: yo soy muy or­ga­ni­za­da y me­tó­di­ca, y mi ma­dre, muy ace­le­ra­da; cho­cá­ba­mos mu­cho... Lo que he­mos tra­ta­do de ha­cer es que cuan­do es­ta­mos en plan fa­mi­liar no ha­bla­mos de tra­ba­jo; so­lo los do­min­gos en la no­che que nos lla­ma­mos a re­cor­dar­nos al­gu­na ci­ta pa­ra el lu­nes o al­go si­mi­lar”, afir­ma Ma­ría.

Ade­más, sa­ben cuá­les son los “fuer­tes” de ca­da una. “Mi hi­ja ha si­do un com­ple­men­to im­por­tan­tí­si­mo en la em­pre­sa, ya que con su ju­ven­tud tie­ne un co­no­ci­mien­to am­plí­si­mo de las nue­vas tec­no­lo­gías de la co­mu­ni­ca­ción, co­mo las re­des so­cia­les, y to­do ese en­torno que pa­ra mi ge­ne­ra­ción si­gue sien­do al­go nue­vo; ella ha si­do mi gran maes­tra en es­tos as­pec­tos”.

“To­da la vi­da he ad­mi­ra­do mu­chí­si­mo a mi ma­dre –di­ce Ma­ría–, so­bre to­do en el mundo em­pre­sa­rial; día a día apren­do de ella y qué me­jor que po­der tra­ba­jar a su la­do”.

Cris­ti­na Ja­ra­mi­llo, em­pre­sa­ria de mo­da; Na­ta­lia Swarz, fo­tó­gra­fa; Ta­lia­na Var­gas, ac­triz; An­gé­li­ca Diaz­gra­na­dos, sty­list; y Laura Echa­va­rría, blo­gue­ra de mo­da –quien es­tá ves­ti­da de Alexandra Bueno–, es­tu­vie­ron pre­sen­tes en el brunch y el des­fi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.