Los des­fi­les de Pa­rís

La se­ma­na de la mo­da en la Ciu­dad Luz se desa­rro­lló en un am­bien­te car­ga­do de ten­sión por cuen­ta de las ame­na­zas te­rro­ris­tas. Sin em­bar­go, los tiem­pos di­fí­ci­les son un in­cen­ti­vo pa­ra los di­se­ña­do­res y lo que se vio en pa­sa­re­la fue un de­rro­che de crea­ti­vid

Fucsia - - CONTINIDO - Por: Li­la Ochoa Pa­lau

Los fran­ce­ses no se de­jan in­ti­mi­dar. Con to­do y ba­rri­ca­das, y po­li­cía ar­ma­da has­ta los dien­tes, los fa­ná­ti­cos de la mo­da se agol­pa­ron a la en­tra­da del Grand Pa­lais pa­ra ver lle­gar a las ce­le­bri­da­des y fo­to­gra­fiar a las in­vi­ta­das ves­ti­das de la marca de pies a ca­be­za.

Ca­da tem­po­ra­da Cha­nel se las in­ge­nia pa­ra sor­pren­der al pú­bli­co con es­ce­no­gra­fías tea­tra­les y ex­tra­va­gan­tes: he vis­to re­cons­trui­da la rue Cam­bon (la ca­lle en la que Ga­brie­lle Cha­nel abrió su tien­da de som­bre­ros en 1910) in­clu­so con sus char­cos de agua, el ca­rru­sel fren­te a la To­rre Eif­fel con las mo­de­los dan­do vuel­tas sin ce­sar, un bis­tró don­de le da­ban ca­fé con crois­sants a los in­vi­ta­dos y has­ta una ba­se es­pa­cial en la que un cohe­te des­pe­gó.

Es­ta vez la fir­ma cons­tru­yó en el Grand Pa­lais seis cas­ca­das que caían de un acan­ti­la­do al­tí­si­mo, ins­pi­ra­das en la fa­mo­sa Gar­gan­ta de Ver­don, un ca­ñón si­tua­do en el sur de Fran­cia. Las mo­de­los sa­lían por una pa­sa­re­la de ma­de­ra pues­ta so­bre el agua. Por unos mo­men­tos vi­ví una es­pe­cie de reali­dad vir­tual, es­tan­do en me­dio de un acan­ti­la­do con el rui­do de las cas­ca­das de fon­do. La es­ca­la de es­te in­creí­ble set em­pe­que­ñe­cía la fi­gu­ra de las mo­de­los y no era fá­cil apre­ciar las pren­das, pe­ro el im­pac­to vi­sual era tan gran­de que va­lió la pe­na.

Karl La­ger­feld, di­rec­tor crea­ti­vo de la fir­ma, de­fi­ne pa­ra la pri­ma­ve­ra-ve­rano 2018 una si­lue­ta flui­da con hom­bros an­chos y una pa­le­ta de to­nos acuá­ti­cos. Co­mo pro­ta­go­nis­tas, fal­das lar­gas en un ma­te­rial iri­dis­cen­te que bri­lla­ba co­mo el agua que caía, y cor­tas en tweed, el ma­te­rial in­sig­nia de la ca­sa. To­do com­ple­men­ta­do con ac­ce­so­rios de plás­ti­co trans­pa­ren­te, des­de som­bre­ros has­ta bo­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.