Ojos HECHIZANTES

DELINEAR LOS OJOS ES UNA PRÁCTICA ANTIGUA E INDISPENSABLE PA­RA MU­CHAS MU­JE­RES, DES­DE LOS EGIPCIOS PA­SAN­DO POR LAS GRAN­DES ACTRICES DE HOLLYWOOD HAS­TA NUES­TROS TIEM­POS. UN HO­ME­NA­JE DE FUC­SIA.

Fucsia - - BELLEZA - POR ANA MARÍA SCHLESINGER

LOS DELINEADOS se re­mon­tan al año 30 a. C., sien­do los egipcios los pri­me­ros en in­cluir en su ru­ti­na dia­ria la práctica de tra­zar lí­neas so­bre los pár­pa­dos con una mez­cla de ga­le­na mo­li­da, plo­mo, gra­sas de ori­gen ve­ge­tal y agua. Al prin­ci­pio el re­sul­ta­do da­ba una to­na­li­dad ver­do­sa, pe­ro más ade­lan­te fue el ne­gro, gra­cias al de­no­mi­na­do kohl, el co­lor pro­ta­go­nis­ta.

Es­te cos­mé­ti­co, usa­do por las mu­je­res en Orien­te Me­dio, Nor­te de Áfri­ca, Áfri­ca sub­saha­ria­na y sur de Asia, ven­ció el pa­so del tiem­po y se man­tie­ne vi­gen­te has­ta nues­tros días. En aquel en­ton­ces los egipcios le con­fia­ban pro­pie­da­des pro­tec­to­ras, an­ti­bac­te­ria­nas y an­ti­sép­ti­cas, y lo apli­ca­ban pa­ra res­guar­dar los ojos del sol y de las in­fec­cio­nes.

El descubrimiento de los gran­des te­so­ros egipcios en la década de los años vein­te del si­glo pa­sa­do dio a co­no­cer es­ta par­ti­cu­lar tra­di­ción al mun­do oc­ci­den­tal. Des­de ese mo­men­to y gra­cias a la ne­ce­si­dad de mu­chas

mu­je­res de dar­le vi­da a la mi­ra­da, es­tre­llas del ci­ne co­mo Gre­ta Gar­bo y Jean Har­low op­ta­ron por delinear el pár­pa­do su­pe­rior del ojo con una ra­ya muy fi­na, dan­do a la pun­ta un ter­mi­na­do del­ga­do y su­til. De es­ta ma­ne­ra no so­lo con­se­guían unos ojos más dra­má­ti­cos, sino tam­bién ocul­tar la lí­nea de las pes­ta­ñas pos­ti­zas que so­lían uti­li­zar.

En los años cin­cuen­ta, el de­li­nea­do fue la mar­ca re­gis­tra­da del look pi­nup. En aquel en­ton­ces se uti­li­za­ban pro­duc­tos en for­ma­to lí­qui­do pa­ra crear lí­neas que ini­cia­ban del­ga­das cer­ca al la­gri­mal y ter­mi­na­ban grue­sas y ele­va­das en el ra­bi­llo del ojo, con­si­guien­do así el fa­mo­so cat eye.

Más ade­lan­te, en los se­sen­ta, co­men­za­ron a rea­li­zar­se tra­zos an­chos blan­cos y ne­gros que le die­ran pe­so a la mi­ra­da y un efec­to de ma­yor pro­fun­di­dad. Actrices de la épo­ca co­mo Bri­git­te Bar­dot y Sha­ron

Ta­te, ade­más de Twiggy, la pri­me­ra su­per­mo­de­lo, fueron em­ba­ja­do­ras fie­les de es­te ti­po de de­li­nea­do y lo hi­cie­ron par­te in­fal­ta­ble de su estilo.

Ac­tual­men­te, en el mun­do del de­li­nea­do no exis­ten re­glas y to­do se pue­de lo­grar. Hay de­ce­nas de for­mas, tex­tu­ras y co­lo­res, por lo que las po­si­bi­li­da­des de crear son in­fi­ni­tas. ¿Qué ve­mos hoy? Lí­neas fluo­res­cen­tes, delineados so­bre­pues­tos o que en­mar­can el ojo, ra­yas grá­fi­cas y mu­cha im­per­fec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.