Car­men Gar­cía Es­ca­lo­na Em­pre­sa­ria

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Mi­guel Ba­rrios mi­guel.ba­rrios@el­he­ral­do.co FOTOS Or­lan­do Amador Ro­sa­les

En Valledupar es una de las em­pre­sa­rias exi­to­sas. Des­de ha­ce año y me­dio, en so­cie­dad con un ami­go, pu­so en mar­cha el ex­clu­si­vo res­tau­ran­te bar La Mar­ti­na, en el nor­te de es­ta ca­pi­tal, pro­yec­to al que le ha pues­to to­da su de­di­ca­ción, tan­to que tu­vo que re­nun­ciar a su car­go co­mo ge­ren­te de Ban­ca Per­so­nal del Ban­co de Oc­ci­den­te en es­ta ciu­dad.

Con el es­pí­ri­tu ague­rri­do de su abue­lo, el maes­tro Ra­fael Es­ca­lo­na, Car­men Vic­to­ria Gar­cía Es­ca­lo­na di­ce que siem­pre ha si­do una mu­jer de re­tos, ca­rac­te­ri­zán­do­se por su em­pren­di­mien­to y pu­jan­za. Es ad­mi­nis­tra­do­ra de Co­mer­cio Internacional, gra­dua­da de la Uni­ver­si­dad Po­pu­lar del Ce­sar, y cuan­do ape­nas ter­mi­na­ba sus es­tu­dios, em­pe­zó a ha­cer sus prác­ti­cas pro­fe­sio­na­les en la Di­rec­ción de Im­pues­tos y Adua­nas Na­cio­na­les, Dian, en Ba­rran­qui­lla; su desem­pe­ño fue tal, que de una que­dó em­plea­da en la en­ti­dad don­de tra­ba­jó du­ran­te ocho años.

Es­tan­do en la ca­pi­tal del Atlán­ti­co hi­zo una es­pe­cia­li­za­ción en De­re­cho Adua­ne­ro, y al ter­mi­nar, To­ya, co­mo le di­cen sus ami­gos, sa­bía que lo su­yo no era que­dar­se pa­ra siem­pre en un pues­to ofi­cial. Fue así co­mo en 2011 re­gre­só a su na­tal Valledupar y an­tes de fi­na­li­zar ese año ya era ge­ren­te de la fran­qui­cia Sub­way en es­ta ciu­dad. Allí se fue em­pa­pan­do de co­no­ci­mien­tos y ma­ne­jo de un nue­vo cam­po, el de los ali­men­tos, con una mul­ti­na­cio­nal.

SU EM­PREN­DI­MIEN­TO. In­quie­ta y mo­ti­va­da por ese in­te­rés de se­guir evo­lu­cio­nan­do, Car­men Vic­to­ria ma­du­ró una ini­cia­ti­va con su ami­go An­drés Se­ve­ri­ni: crear un bar don­de las per­so­nas pu­die­ran lle­gar a sen­tar­se y con­ver­sar en un am­bien­te agra­da­ble, con una mú­si­ca sua­ve y ex­ce­len­te aten­ción.

“Bus­ca­mos el lo­cal en un pun­to su­per­es­tra­té­gi­co por su ubi­ca­ción, con zo­na de par­queo, pen­sa­mos que se po­día ha­cer al­go bo­ni­to con es­to.

Car­men ase­gu­ra que Valledupar es una ciu­dad con mu­cho po­ten­cial en el área gas­tro­nó­mi­ca y de en­tre­ten­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.