¿QUÉ HA HE­CHO?

Gente Caribe - - Invitada - TEX­TO Ale­jan­dro Ro­sa­les Man­ti­lla @ale­jo­ro­sa­lesm FO­TOS Gio­van­ni Escudero

la gen­te una idea más com­ple­ta de lo que es la cul­tu­ra, pe­ro des­de va­rios pun­tos de vis­ta. La idea es mos­trar­les a las per­so­nas un am­plio pa­no­ra­ma de lo que abar­ca la pa­la­bra cul­tu­ra en to­do su sen­ti­do”, cuen­ta so­bre su la­bor en ese me­dio.

Por otro la­do vi­si­ta Bogotá cons­tan­te­men­te. Allá gra­ba un nue­vo ma­ga­zi­ne pa­ra te­le­vi­sión na­cio­nal, en la jor­na­da ma­tu­ti­na del ca­nal RCN: Se le tie­ne. “En es­te for­ma­to la idea es que tan­to hom­bres co­mo mu­je­res po­da­mos pre­gun­tar de te­mas re­la­cio­na­dos con be­lle­za, crian­za, De­re­cho, fi­nan­zas, tec­no­lo­gía, se­xo y otros.

“Las per­so­nas gra­ban sus pre­gun­tas, por su cuen­ta o con ca­ma­ró­gra­fos que es­tán en las dis­tin­tas ciu­da­des, y ex­per­tos que ubi­ca el pro­gra­ma les res­pon­den”, ex­pli­ca quien aho­ra es­tá en te­le­vi­sión na­cio­nal.

ES­TE­REO­TI­POS. Ella no le teme a ex­plo­rar y re­co­rrer nue­vos te­rre­nos en lo pro­fe­sio­nal. Pa­ra Ma­bel hay que de­jar de un la­do el mor­bo de “los mis­mos pe­rio­dis­tas” y de las per­so­nas del co­mún pa­ra ex­plo­rar otras co­sas en la vi­da. “Si no lo ave­ri­guas te en­ca­si­llas… la vi­da es una so­la y uno de­be apro­ve­char­la pa­ra vi­vir nue­vas ex­pe­rien­cias; si la vi­da te las po­ne en el ca­mino es pa­ra ex­pe­ri­men­tar­las”, ex­pli­ca.

De ahí que la cre­di­bi­li­dad de una pre­sen­ta­do­ra ra­di­que en eli­mi­nar los lí­mi­tes que pue­dan exis­tir en el ima­gi­na­rio de las pre­sen­ta­do­ras y el mis­mo pú­bli­co. “Pa­ra que las per­so­nas crean en ti, no va en que el pro­gra­ma sea más li­viano o más pe­rio­dís­ti­co, si no en la ac­ti­tud con la que lo afron­tas; ese es mi se­cre­to”, ano­ta.

Hoy, a sus 42 años, se­gui­rá com­par­tien­do su fa­ce­ta más cer­ca­na en el pro­gra­ma que pre­sen­ta ac­tual­men­te, al­go que, en lo per­so­nal, le ha he­cho co­no­cer más de cer­ca a la mu­jer y no tan­to a la pe­rio­dis­ta que to­dos co­no­cen.

Así van sus días so­lu­cio­nan­do un pro­ble­ma a la vez y apren­dien­do de los erro­res que la vi­da mis­ma le en­se­ña. Lo úni­co que tie­ne cla­ro Ma­bel Kre­mer es que, an­te to­do, siem­pre hay que “te­ner la men­te tran­qui­la y lle­var siem­pre una gran son­ri­sa”. GC

AL­GO QUE LE FAL­TE POR HA­CER... “Me fal­ta­ría por pre­sen­tar un ‘reality show’, ese se­ría una al­ter­na­ti­va in­tere­san­te pa­ra mí”.

SO­BRE EL BAI­LE... “De ni­ña, en el co­le­gio, apren­dí a bai­lar los bai­les fol­cló­ri­cos co­mo cum­bia, ma­pa­lé y con­tra­dan­za”.

Mus­ta­fá Ba­dawy Orran­tia tie­ne 34 años y se de­di­ca a la hipnosis. Al es­cu­char su nom­bre y ape­lli­dos mu­chos po­drían pen­sar que se trata de una es­tra­te­gia pu­bli­ci­ta­ria pa­ra ven­der la ima­gen de un en­can­ta­dor más de ser­pien­tes. Eso es lo que mu­chos in­cré­du­los pen­sa­rían, pe­ro al estar en fren­te de es­te egip­cio de 1,85 me­tros to­do ese pre­jui­cio cam­bia.

Y así pa­só. Mus­ta­fá lle­gó a la sa­la de re­dac­ción de EL HERALDO el pa­sa­do miér­co­les y de­lan­te de unas 30 per­so­nas, en­tre pe­rio­dis­tas, di­se­ña­do­res, di­rec­ti­vos y el que es­cri­be es­tas lí­neas, hip­no­ti­zó a dos co­le­gas de la sec­ción de Ten­den­cias y a un pu­bli­cis­ta. La ex­pe­rien­cia la ha re­pe­ti­do en con­sul­tas, shows en vi­vo y de te­le­vi­sión, co­mo en el pro­gra­ma de con­cur­so de RCN Hipnosis, en el que era su pro­ta­go­nis­ta.

Mus­ta­fá ha­bló ‘Sin Photoshop’ del ofi­cio al que se de­di­ca, el po­der que es­te en­cie­rra y, por su­pues­to, de su ex­pe­rien­cia en es­ta sa­la de re­dac­ción, de la que los lec­to­res pue­den ser tes­ti­gos en el vi­deo que re­gis­tró el he­cho y que es­tá en www.el­he­ral­do.co y You­tu­be.

¿Se le pue­de ca­li­fi­car co­mo P “don” a la ca­pa­ci­dad de hip­no­ti­zar a otras per­so­nas? R Eso tú lo de­ci­des, yo lo es­tu­dié. Hay gen­te que se le fa­ci­li­ta el fút­bol, la gui­ta­rra (...) Yo soy de los que di­cen que to­do se apren­de, el hip­no­tis­mo lo es­tu­dié, lo es­tu­dio y me gus­ta prac­ti­car­lo.

¿Cuán­do em­pe­zó a in­tere­sar­le P el hip­no­tis­mo? R En Egip­to vi una pe­que­ña de­mos­tra­ción de hipnosis, en los 90, en el mo­men­to me en­can­tó, pe­ro no ha­bían mu­chas fuen­tes de in­for­ma­ción. Es­tu­dié mi ca­rre­ra de Ne­go­cios y Co­mer­cio Ex­te­rior en Francia, vi­ne a Co­lom­bia y co­men­cé a tra­ba­jar con di­fe­ren­tes em­pre­sas, pe­ro siem­pre con el in­te­rés de có­mo fun­cio­na la hipnosis. Po­co a po­co con la tec­no­lo­gía tu­ve más ac­ce­so a esa in­for­ma­ción,

Ha pre­sen­ta­do no­ti­cias pa­ra te­le­vi­sión por 10 años, pro­gra­mas ins­ti­tu­cio­na­les, ‘Top shows’ y has­ta fue ac­triz. “Creo que no me he li­mi­ta­do a ha­cer una so­la co­sa, sino que en mi ca­so he po­di­do ex­pe­ri­men­tar de to­do. Hay gen­te que te di­ce que si eres ac­triz,

Mus­ta­fá po­sa en la sa­la de jun­tas de es­ta ca­sa edi­to­rial, mi­nu­tos des­pués de ha­cer su de­mos­tra­ción fren­te a los pe­rio­dis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.