MÁS DA­TOS DE MUS­TA­FÁ

Gente Caribe - - Sin Photoshop -

¿Có­mo re­cuer­da las pri­me­ras P prác­ti­cas? R Ocu­rrie­ron mu­chos fra­ca­sos, mu­chos. Ha­cía co­sas pe­que­ñas co­mo test de ima­gi­na­ción, de su­ges­ti­bi­li­dad. En los li­bros uno leía que no de­bías prac­ti­car con los ami­gos, por­que ya lo co­no­cen a uno y es­tán más pre­ve­ni­dos, en­ton­ces uno tie­ne que prac­ti­car con otras per­so­nas y dár­se­las de que uno es hip­no­ti­za­dor, así en­sa­ya­ba. ¿A us­ted lo han hip­no­ti­za­do? P R Sí, en un show de hipnosis en Las Vegas. Fui a esa ciu­dad jun­to a otras per­so­nas, to­dos sa­bía­mos hip­no­ti­zar, era un cur­so pa­ra hipnosis de es­pec­tácu­lo.

¿Pa­ra qué sir­ve ser hip­no­ti­za­do? P R Co­mo te de­cía, to­dos nos hip­no­ti­za­mos to­dos los días y es la manera de apren­der, de cam­biar há­bi­tos, en­ten­der co­sas nue­vas. Ca­da pro­ce­so de apren­di­za­je es en sí un pro­ce­so de hipnosis, por­que la in­for­ma­ción tie­ne que en­trar en tu dis­co du­ro y es­te se en­cuen­tra en tu sub­cons­cien­te, en­ton­ces lo que de­bes ha­cer cuan­do vas a apren­der al­go es re­la­jar ese fil­tro de ‘juez’ pa­ra que la in­for­ma­ción en­tre y se gra­be. Cuan­do es­tás en ese es­ta­do de hipnosis pue­des apren­der fá­cil­men­te por­que ya el ‘juez’ se re­la­jó y to­do que­da en ese dis­co du­ro.

¿Mantiene una ba­lan­za en­tre la P hipnosis con fi­nes te­ra­péu­ti­cos y la de es­pec­tácu­lo? R Uno em­pie­za ayu­dan­do a la gen­te, ya sea pa­ra re­la­jar­se, ma­ne­jo de an­sie­da­des, to­do eso, ya des­pués em­pe­cé con los shows. Igual, aún ha­go hipnosis de te­ra­pia, me gus­ta. Siem­pre se me acer­ca gen­te des­pués de los shows con in­te­rro­gan­tes so­bre co­sas que quie­ren cam­biar, vi­cios que quie­ren de­jar (…) Me en­can­ta la te­ra­pia, ayu­dar. Hay mu­chas te­ra­pias con yo­ga, psi­quia­tra y cual­quier ca­mino que te ayu­de es bueno, pe­ro yo con­si­de­ro que la hipnosis es un muy buen ca­mino pa­ra con­se­guir los cam­bios que quie­res.

Us­ted afir­ma que no­tó que una P de las per­so­nas que hip­no­ti­zó en EL HERALDO, una pe­rio­dis­ta, su ce­re­bro te­nía una ca­pa­ci­dad es­pe­cial, dis­tin­ta, ¿a tra­vés de la hipnosis se pue­de de­tec­tar eso? R Cla­ro. Hoy en EL HERALDO vi­mos tres per­so­nas, ca­da una tu­vo un tran­ce di­fe­ren­te, yo de una iden­ti­fi­que que Lau­ra tu­vo un tran­ce muy fá­cil, en­tró rá­pi­da­men­te. De he­cho, des­pués ella me co­men­tó que prac­ti­ca­ba la me­di­ta­ción, en­ton­ces tie­ne un ac­ce­so fá­cil a su dis­co du­ro, a su sub­cons­cien­te y eso la ha­ce más in­te­li­gen­te, que no lo se­pa no es pro­ble­ma, pe­ro tie­ne que sa­ber que pue­de apren­der mu­cho más de lo que sa­be y más rá­pi­do.

¿Pron­to es­ta­rá en Ba­rran­qui­lla P con su ‘show’? R Es­ta­mos aquí de la mano de la Fun­da­ción So­mos Co­lom­bia Avan­za, pa­ra desa­rro­llar shows y re­cau­dar fon­dos. Es­ta­mos muy mo­ti­va­dos por­que el pú­bli­co dis­fru­ta, es ché­ve­re, di­fe­ren­te y es lo que me en­can­ta ha­cer. Es­pe­ro pre­sen­tar­me en enero.

¿Por qué se ama­ñó en Co­lom­bia? P R Mi ma­má es co­lom­bia­na, Francia es un país di­fí­cil si eres ára­be, en Egip­to la si­tua­ción no era bue­na cuan­do es­ta­ba allá y de Co­lom­bia me en­can­ta el ver­de, su na­tu­ra­le­za. De he­cho, mi sue­ño es ser agri­cul­tor, te­ner una fin­ca au­to­sos­te­ni­ble. GC

Mus­ta­fá Ba­dawy ase­gu­ra que en enero de 2017 es­ta­rá en Ba­rran­qui­lla pre­sen­ta­do su es­pec­tácu­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.