“Me la va­ci­la­ba más cuan­do ta­pa­ba”: Óscar Cór­do­ba

El ex ar­que­ro de la Se­lec­ción Co­lom­bia es­tu­vo de vi­si­ta en Ba­rran­qui­lla. Aho­ra es ima­gen de una mar­ca de relojes, co­men­ta­ris­ta de­por­ti­vo y em­pre­sa­rio.

Gente Caribe - - Invitado - TEX­TO Alejandro Ro­sa­les Man­ti­lla Twit­ter: @ale­jo­ro­sa­lesm FO­TOS Or­lan­do Ama­dor y Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be

a au­to­ri­dad mo­ral de Óscar Cór­do­ba y su buen jui­cio cuan­do se ex­pre­sa le per­mi­te no es­qui­var pre­gun­tas. Ata­ja de to­do, co­mo en sus me­jo­res épo­cas con Bo­ca Ju­niors o la Se­lec­ción Co­lom­bia. Y di­go ‘ata­ja’, por­que sus res­pues­tas no son ‘ti­bias’, no son las tí­pi­cas en las que que­da bien con Dios y con el dia­blo. Así es él, “siem­pre sin­ce­ro”.

Óscar nos con­ce­dió una en­tre­vis­ta, apro­ve­chan­do una vi­si­ta que hi­zo a Ba­rran­qui­lla pro­mo­vien­do la mar­ca de relojes Ti­me Force, de la que es ima­gen e, in­clu­so, ins­pi­ró una co­lec­ción es­pe­cial con su nom­bre. La ci­ta fue en un al­ma­cén de la mar­ca en el nor­te de Ba­rran­qui­lla, y en­tre sel­fies, au­tó­gra­fos y vi­si­tas de otros ju­ga­do­res co­mo el ‘Bú­fa­lo’, Ro­ber­to Ove­lar, Cór­do­ba aten­dió a Gen­te Ca­ri­be.

¿Có­mo le va aho­ra en su nue­va P fa­ce­ta de modelo? R No nos al­can­za co­mo modelo

pe­ro sí es­ta­mos al fren­te co­mo un va­li­da­dor de la mar­ca Ti­me Force, en­ten­dien­do que es bue­na, res­pon­sa­ble y tie­ne apo­yo en Co­lom­bia.

¿Se la es­tá va­ci­lan­do más aho­ra P con el re­ti­ro o se la va­ci­la­ba más co­mo ju­ga­dor? R Pa­ra ser sin­ce­ro me la va­ci­la­ba más cuan­do ta­pa­ba por­que era lo na­tu­ral, hoy día ha­go re­la­cio­nes por­que el fút­bol me ha abier­to las puer­tas de mu­chos es­pa­cios: so­cial­men­te, po­lí­ti­ca­men­te, y eso me per­mi­te lle­gar a mu­chos pun­tos, a mu­cha gen­te. Com­par­ti­mos vi­ven­cias, so­bre to­do el ca­rác­ter, lo que po­de­mos trans­mi­tir, y con eso la gen­te se iden­ti­fi­ca.

Su aná­li­sis so­bre los úl­ti­mos P re­sul­ta­dos de la Se­lec­ción Co­lom­bia, que no fue­ron los es­pe­ra­dos, es me­nos pa­sio­nal que el del res­to de los co­lom­bia­nos... R La­men­ta­ble­men­te co­mo fui ju­ga­dor de la Se­lec­ción tam­bién soy pa­sio­nal y vis­ce­ral, me due­le que una Se­lec­ción que nos mos­tró que sí se pue­de ju­gar de tú a tú con cual­quier equi­po del mun­do –le ga­na­mos a Gre­cia, a Cos­ta de Mar­fil, a Uru­guay, uno de los me­jo­res del mun­do–, hoy es­tá un po­co re­le­ga­da, un es­ca­lón por de­ba­jo. Eso nos due­le, hay crí­ti­cas, sue­na ra­ro que un de­por­tis­ta cri­ti­que a otro co­le­ga, pe­ro lo ha­ce­mos des­de el res­pe­to, en­ten­dien­do que to­dos te­ne­mos una la­bor en el te­rreno de jue­go y hay que cum­plir­la.

¿Cree que en es­te mo­men­to que P Ja­mes Ro­drí­guez de­mues­tra en la Se­lec­ción Co­lom­bia por qué es su­plen­te en el Real Ma­drid? R En es­ta ga­ma de dos par­ti­dos, sí, la­men­ta­ble­men­te no es­tu­vo so­bre el ni­vel pa­ra ser el ca­pi­tán, el re­fe­ren­te, es­tu­vo por de­ba­jo, eso es lo que nos preo­cu­pa y lo que la gen­te cri­ti­ca. To­dos desea­mos que nues­tro ca­pi­tán, el que es­tá en el Real Ma­drid, de­mues­tre por qué es­tá allá, por eso le pa­gan tan­tos mi­llo­nes, por eso cos­tó tan­to, en­ton­ces no po­de­mos es­pe­rar que un ju­ga­dor del Cor­tu­luá ten­ga el mis­mo ni­vel que uno del Real Ma­drid, pa­ra eso se jue­ga en el Real, por eso de­be es­tar a la al­tu­ra.

Su hi­ja jue­ga fút­bol… P R Ella ( Vanessa) es­tá ha­cien­do sus pri­me­ros pi­ni­tos. Hoy día es ar­que­ra de la Uni­ver­si­dad de Ohio, en la ciu­dad de At­hens, en Es­ta­dos Uni­dos. Va cre­cien­do, va su­man­do, es­tá ha­cien­do su ca­rre­ra co­mo pro­fe­sio­nal pe­ro tam­bién se es­tá desa­rro­llan­do en el fút­bol, que es al­go que la apa­sio­na.

¿Có­mo ma­ne­ja su tiem­po? P R En la ma­ña­na acom­pa­ño a mi hi­jo Adrián a que lo re­co­ja el bus del co­le­gio, me voy al gim­na­sio, ha­go mis la­bo­res y me em­pa­po con in­for­ma­ción de­por­ti­va pa­ra el pro­gra­ma de la no­che de Fox y no me aga­rren con los pantalones aba­jo. GC

Óscar Cór­do­ba aten­dió a Gen­te Ca­ri­be en el nor­te de Ba­rran­qui­lla. Ser sen­ci­llo y ama­ble es su prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca.

Con 46 años, Óscar Cór­do­ba es uno de los fut­bo­lis­tas co­lom­bia­nos más exi­to­sos de la his­to­ria. Con Bo­ca ga­nó to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.