Sty­ba­liz Cas­te­lla­nos Em­pre­sa­ria

Sty­ba­liz Cas­te­lla­nos li­de­ró la Se­cre­ta­ría de la Mu­jer y Equi­dad de Gé­ne­ro del Atlán­ti­co en 2013. Ac­tual­men­te di­ri­ge el Ins­ti­tu­to de Trans­for­ma­ción So­cial y Sos­te­ni­ble, me­dian­te el cual be­ne­fi­cia a co­mu­ni­da­des vul­ne­ra­das.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do @lo­re013 FO­TOS Ar­chi­vo par­ti­cu­lar

“Apa­sio­na­da, vi­sio­na­ria y sen­si­ble an­te los pro­ble­mas de la so­cie­dad”. Así se de­fi­nió la ba­rran­qui­lle­ra Sty­ba­liz Cas­te­lla­nos Gio­va­ni­ni, quien en la ac­tua­li­dad di­ri­ge el Ins­ti­tu­to de Trans­for­ma­ción So­cial y Sos­te­ni­ble, un es­pa­cio don­de tra­ba­ja pa­ra be­ne­fi­ciar a mu­je­res, hom­bres, jó­ve­nes, ni­ños y ni­ñas.

Su sen­si­bi­li­dad fren­te a la reali­dad de co­mu­ni­da­des vul­ne­ra­das ini­ció, se­gún ella, a la edad de ocho años, jus­to cuan­do en­ten­dió el con­tex­to en el que se desen­vol­vían sus ami­gas. A sus 16 años em­pe­zó a tra­ba­jar con co­mu­ni­da­des por me­dio de la crea­ción de la fun­da­ción Sen­ti­do de jó­ve­nes. A tra­vés de es­ta, re­cor­dó que, jun­to a va­rios ami­gos, lle­ga­ron a in­ter­ve­nir la zo­na de La Can­gre­je­ra, si­tua­da en la ur­ba­ni­za­ción La Pla­ya. Es­ta la­bor es­tu­vo en­fo­ca­da en apor­tar char­las que fa­ci­li­ta­ran una for­ma­ción en la lo­ca­li­dad y, a su vez, trans­for­ma­ra.

Cas­te­lla­nos, que es in­ge­nie­ra in­dus­trial, es­ti­mó que gra­cias a su for­ma­ción pro­fe­sio­nal ad­qui­rió las ba­ses pa­ra ge­ren­ciar pro­yec­tos que con­tra­rres­ta­ran cual­quier pro­ble­má­ti­ca so­cial. Cuan­do cul­mi­nó sus es­tu­dios, to­mó la de­ci­sión de ini­ciar sus prác­ti­cas en la Di­rec­ción y Ca­li­dad de Pro­yec­tos Aca­dé­mi­cos de la Uni­ver­si­dad del Nor­te, don­de pro­pu­so la crea­ción de Uni­vo­lun­ta­rios, una pla­ta­for­ma de­di­ca­da a la mo­vi­li­za­ción de es­tu­dian­tes de dis­tin­tas ca­rre­ras, ha­cia la re­so­lu­ción de pro­ble­má­ti­cas de los más ne­ce­si­ta­dos.

Cas­te­lla­nos ma­ni­fes­tó que tam­bién cur­só una maes­tría en Eco­no­mía, por me­dio de la cual pu­do acer­car­se a los pro­ble­mas de la so­cie­dad y, for­ta­le­cer sus co­no­ci­mien­tos re­la­cio­na­dos con la asig­na­ción de re­cur­sos pa­ra sa­tis­fa­cer ne­ce­si­da­des ili­mi­ta­das de la po­bla­ción. Lle­gó a la Uni­ver­si­dad del Nor­te a coor­di­nar la Maes­tría en Eco­no­mía y en el ejer­ci­cio de la do­cen­cia e in­ves­ti­ga­ción, lo­gró abor­dar las pro­ble­má­ti­cas des­de un plano académico, co­mo la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, el desa­rro­llo pa­ra la li­ber­tad, y la po­bre­za ex­tre­ma.

A fi­na­les del 2010, pre­sen­tó una pro­pues­ta lla­ma­da La ge­ren­cia de la re­cons­truc­ción del Atlán­ti­co des­de la aca­de­mia, una res­pues­ta in­te­gral al desas­tre in­ver­nal que ocu­rrió en el sur del Atlán­ti­co en ese año. Gra­cias a es­te, en di­ciem­bre de 2011, re­ci­bió por par­te del ex go­ber­na­dor Jo­sé An­to­nio Se­ge­bre, la pro­pues­ta de con­so­li­dar la pri­me­ra Se­cre­ta­ría de la Mu­jer y Equi­dad de Gé­ne­ro en el Ca­ri­be.

Su sal­to a la es­fe­ra pú­bli­ca fue en el 2013, don­de pu­do crear pro­gra­mas pa­ra reivin­di­car los de­re­chos de las mu­je­res, ade­más de crear un es­pa­cio en la que se ge­ren­cia­ra una po­lí­ti­ca pú­bli­ca pa­ra ellas. En su di­rec­ción al­can­za­ron a te­ner pro­gra­mas

pa­ra la au­to­no­mía eco­nó­mi­ca, la pro­tec­ción in­te­gral fren­te a to­do ti­po de vio­len­cia, la de­fen­sa se­xual y re­pro­duc­ti­va, la comunicación pa­ra el cam­bio so­cial y la par­ti­ci­pa­ción e in­ci­den­cia po­lí­ti­ca de la mu­jer en la co­mu­ni­dad.

UNA OBRA AL­TRUIS­TA. Pa­ra ella, su fi­lo­so­fía de vi­da es trans­for­mar­se pa­ra trans­for­mar día a día. Por tal ra­zón, al cul­mi­nar la ad­mi­nis­tra­ción del ex go­ber­na­dor Se­ge­bre, to­mó la de­ci­sión de con­ti­nuar con la ac­ción so­cial trans­for­ma­do­ra y creó, ha­ce un año y me­dio, el Ins­ti­tu­to de Trans­for­ma­ción So­cial y Sos­te­ni­ble.

Sos­tu­vo que la edu­ca­ción es vi­tal pa­ra la trans­for­ma­ción de vi­das, por tal mo­ti­vo, des­de el ins­ti­tu­to ge­ren­cia pro­yec­tos so­cia­les que son sos­te­ni­bles y so­lu­cio­na las reali­da­des de las mu­je­res, hom­bres, jó­ve­nes, ni­ñas y ni­ños vul­ne­ra­bles, pa­ra así lo­grar una me­jor so­cie­dad.

La fun­da­ción del Ins­ti­tu­to es Vue­lo al­to y a tra­vés de es­ta, im­pac­tan co­mu­ni­da­des. Aquí ma­ne­jan pro­gra­mas con los que brin­dan aten­ción a to­do el ci­clo vi­tal pa­ra que los va­lo­res de so­li­da­ri­dad, equi­dad y buen tra­to, sean in­cul­ca­dos. Ade­más de erra­di­car los fla­ge­los que no per­mi­ten que los in­di­vi­duos de una so­cie­dad desa­rro­llen to­do su po­ten­cial.

La ma­te­ria­li­za­ción y con­so­li­da­ción del ins­ti­tu­to la ha im­pul­sa­do a que, en el pre­sen­te, le apun­te a in­ter­na­cio­na­li­zar los ser­vi­cios, pa­ra así im­pac­tar no so­lo la reali­dad de las co­mu­ni­da­des en la re­gión Ca­ri­be, sino tam­bién en otras la­ti­tu­des.

Por otro la­do, Cas­te­lla­nos es­ti­mó que a ni­vel de po­lí­ti­ca y nor­ma­ti­vi­dad, Co­lom­bia ha avan­za­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te, por­que exis­te una agen­da in­ter­na­cio­nal que di­rec­cio­na di­chos te­mas. No obs­tan­te, co­men­tó que “el desa­rro­llo de pro­yec­tos es­truc­tu­ra­les con mi­sión sos­te­ni­ble que den cum­pli­mien­to a la po­lí­ti­ca pú­bli­ca es­tán in­ci­pien­tes”.

Cas­te­lla­nos pun­tua­li­zó en que “don­de hay que for­ta­le­cer fuer­te­men­te es en ser­vi­do­res pú­bli­cos, em­pre­sa­rios con al­ta con­cien­cia so­cial y la aca­de­mia, don­de se pue­dan ge­ne­rar pro­gra­mas y pro­yec­tos que den so­lu­cio­nes in­te­gra­les a las pro­ble­má­ti­cas que son mul­ti­cau­sa­les. Ade­más, de­ben ser aten­di­das to­das las aris­tas del pro­ble­ma, pa­ra así avan­zar a ni­vel de la reivin­di­ca­ción en la vi­da de las per­so­nas”.

Pa­ra ella, el pa­pel de la mu­jer en la so­cie­dad es­tá avan­zan­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te des­pués de 60 años de lu­cha. Co­men­tó que hoy por hoy la mu­jer tie­ne ma­yor par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial, no obs­tan­te, “es­ta­mos le­jos de la pa­ri­dad. Va­mos en un 30% de igual­dad de gé­ne­ro y la idea es con­se­guir un 50%, don­de las mu­je­res tam­bién pue­dan ac­ce­der a sa­la­rios dig­nos, don­de pue­da lle­gar a ge­ren­ciar gran­des em­pre­sas, por ejem­plo”.

SE­GÚN ELLA... “Hoy día la mu­jer tie­ne par­ti­ci­pa­ción en la so­cie­dad, sin em­bar­go, es­ta­mos le­jos de la igual­dad con el hom­bre”.

PA­RA CE­RRAR BRE­CHA SO­CIA­LES... “De­be­mos acer­car a la gen­te que ha te­ni­do opor­tu­ni­da­des, a los que no”.

Sty­ba­liz, en el mo­men­to de es­ta fo­to, se en­con­tra­ba en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, don­de bus­ca­ba alian­zas es­tra­té­gi­cas pa­ra su ins­ti­tu­to.

Sty­ba­liz se mues­tra son­rien­te fren­te a la la­bor so­cial que em­pren­de día a día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.