Es­pa­cios de­co­ra­dos con ‘el co­lor de la mu­jer’

Ha­bi­ta­cio­nes, so­fás, pa­re­des y de­más son al­gu­nos de los ele­men­tos in­ter­ve­ni­dos con el vio­le­ta. Es­te, di­cen, es el co­lor con el que se iden­ti­fi­ca a la mu­jer.

Gente Caribe - - Ambientes - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Co­mas @da­nie­la­fer­co FO­TOS Shut­ters­tock

En mar­zo son mu­chas las his­to­rias que sur­gen al­re­de­dor del Día in­ter­na­cio­nal de la Mu­jer. Una de ellas es so­bre el co­lor que las iden­ti­fi­ca, his­to­ria que se con­me­mo­ra el 8 de mar­zo de ca­da año.

Hay lec­tu­ras que re­la­tan que el he­cho ocu­rri­do ese mis­mo día, fue en 1908, en Cot­ton New York, una em­pre­sa de tex­ti­les don­de so­lo la­bo­ra­ban mu­je­res.

Es­tas em­plea­das de­ci­die­ron re­cla­mar por sus de­re­chos de rea­li­zar sus ser­vi­cios en me­jo­res con­di­cio­nes, ac­ción que, al pa­re­cer, no fue bien to­ma­da por sus em­plea­do­res, que­man­do así la fá­bri­ca, de don­de sa­lió hu­mo de co­lor vio­le­ta.

Es­ta his­to­ria sa­le a re­lu­cir año tras año al­re­de­dor de es­ta épo­ca. Por eso en es­te es­pe­cial de la mu­jer de­ci­di­mos apro­ve­char­lo y mos­trar es­pa­cios de ho­ga­res en don­de la ga­ma del vio­le­ta in­ci­de, aun­que no sea el de ma­yor es­co­gen­cia por par­te de los ex­per­tos. Maribel Del Vec­chio ex­pli­ca que “no es un co­lor que pre­do­mi­ne”, pe­ro que sí se tra­ba­ja cuan­do el clien­te lo pi­de.

La es­pe­cia­lis­ta en fa­bri­car mue­bles di­ce que son las jo­ven­ci­tas las que pi­den es­te co­lor, aun­que no en su tono más fuer­te. “Es ideal pa­ra una ha­bi­ta­ción de ni­ña pe­ro en to­nos más cla­ros”.

Lo cier­to es que va de acuer­do al gus­to de ca­da quien. “A los hom­bres, por ejem­plo, no les sue­le gus­tar en la de­co­ra­ción. Hay otros que no les im­por­ta y se amol­dan al gus­to de su pa­re­ja. Pe­ro sí es bas­tan­te fe­me­nino”, fi­na­li­za la ba­rran­qui­lle­ra, aña­dien­do que en pe­que­ños to­ques, en si­llas o en es­pa­cios am­plios se lo­gra apre­ciar me­jor.

LA TEN­DEN­CIA... “El vio­le­ta sí es un co­lor bas­tan­te fe­me­nino, por eso fun­cio­na me­jor en una ha­bi­ta­ción de ni­ña”.

PE­QUE­ÑOS TO­QUES... “En es­pa­cios am­plios pue­de fun­cio­nar, o con to­ques pe­que­ños, en un co­me­dor, co­mo las flo­res”.

So­lo in­si­nuar­lo mues­tra el gus­to por es­te, sin usar­lo en su to­ta­li­dad.

Eha­bi­ta­cio­nes. Se­gún Del Vec­chio, las ca­mas y los cuar­tos de ni­ñas y ado­les­cen­tes son los más op­cio­na­dos pa­ra tra­ba­jar con el co­lor. “Se uti­li­za en ver­sio­nes más cla­ras, pas­te­les, pe­ro sin du­da es­te es el es­pa­cio ideal pa­ra el co­lor”.

Eins­pi­ra. Una ca­rac­te­rís­ti­ca del vio­le­ta es que es­te pue­de ser re­la­jan­te e in­vi­tar a la crea­ti­vi­dad. “Se ase­so­ra a la per­so­na de­pen­dien­do del gus­to y de su ac­ti­vi­dad dia­ria, de ahí se par­te a in­cor­po­rar­lo en los es­pa­cios”, co­mo es­ta ofi­ci­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.