Ga­briel y Gus­ta­vo Olier Em­pren­de­do­res

La san­gre no es lo úni­co que une a es­tos ba­rran­qui­lle­ros. Los dos son co­fun­da­do­res de la em­pre­sa Rei­lo S.A.S, una ‘star­tup’ de tec­no­lo­gía e in­no­va­ción.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @lo­re013 FO­TOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

Des­de la ofi­ci­na de la em­pre­sa Rei­lo S.A.S, Ga­briel y Gus­ta­vo Olier, pro­pie­ta­rios de es­ta or­ga­ni­za­ción, se pre­pa­ran pa­ra con­tar la his­to­ria de su em­pren­di­mien­to.

Ga­briel Olier, de 23 años, quien cur­sa oc­ta­vo se­mes­tre de In­ge­nie­ría Me­cá­ni­ca, to­ma la pa­la­bra y re­la­ta que ha­ber es­tu­dia­do en el In­ter­na­tio­nal Berc­kley School le dio la opor­tu­ni­dad de par­ti­ci­par en las Olim­pia­das Co­lom­bia­nas de As­tro­no­mía, As­tro­fí­si­ca y As­tro­náu­ti­ca. Du­ran­te dos años, lle­gó a ocu­par los pri­me­ros lu­ga­res de es­ta com­pe­ten­cia a ni­vel na­cio­nal, lo

que le per­mi­tió re­pre­sen­tar a Co­lom­bia en las Olim­pia­das La­ti­noa­me­ri­ca­nas de As­tro­no­mía, As­tro­fí­si­ca y As­tro­náu­ti­ca. Ga­briel Olier ex­pli­ca que su mo­ti­va­ción por la cien­cia em­pe­zó al ver do­cu­men­ta­les del uni­ver­so.

Por otro la­do, ma­ni­fies­ta que em­pren­der ha si­do su fo­co de aten­ción des­de ha­ce años, por lo que sus es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios los ha al­ter­na­do con va­rios pro­yec­tos de em­pren­di­mien­to, de la mano de su her­mano Gus­ta­vo. El pri­me­ro fue Hoo­kah To Go, una idea de ne­go­cio en la que al­qui­la­ban nar­gui­les a do­mi­ci­lio. A tra­vés de es­ta ex­pe­rien­cia apren­die­ron a acer­car­se al clien­te y a ne­go­ciar con pro­vee­do­res.

Lue­go, pa­sa­ron a ser unos de los fun­da­do­res de do­mi­ci­lios­co, una apli­ca­ción que ofre­cía en­tre 50 a 80 res­tau­ran­tes, cada uno con su pro­pio me­nú. A tra­vés de es­ta, los usuarios so­li­ci­ta­ban sus pe­di­dos a do­mi­ci­lio.

En cuar­to se­mes­tre, Ga­briel de­ci­dió dar­le stop a su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, pa­ra acer­car­se a los ob­je­tos que vue­lan.

“En este tiem­po bus­qué li­bros, tu­to- ria­les, na­ve­gué en in­ter­net y em­pe­cé a es­tu­diar to­do so­bre có­mo desa­rro­llar un dron de al­to ren­di­mien­to. Las ba­ses que ha­bía ad­qui­ri­do en in­ge­nie­ría me die­ron el so­por­te ma­te­má­ti­co. Des­de ahí em­pe­cé a es­cri­bir un li­bro don­de plas­mé có­mo desa­rro­llar a Pro­me­teus, un dron de al­to ren­di­mien­to pa­ra pre­ve­nir in­cen­dios”, se­ña­la.

Los me­ses trans­cu­rrie­ron y Ga­briel re­to­mó su ca­rre­ra. Motivado por sus sue­ños, se pre­sen­tó en el Cen­tro de Em­pren­di­mien­to de la Uni­ver­si­dad del Nor­te, lu­gar en el que pre­sen­tó su li­bro y la pro­pues­ta de ma­te­ria­li­zar una em­pre­sa. Al ca­bo de unos días, em­pe­zó a tra­ba­jar en la ba­se ini­cial de su idea de ne­go­cio. Al tiem­po, lle­gó una fe­ria de tec­no­lo­gía lla­ma­da City­tech, es­pa­cio que apro­ve­cha­ron pa­ra pre­sen­tar­se co­mo Olier Ae­ros­pa­ce y ofre­cer la crea­ción de su dron.

“Pa­ra par­ti­ci­par tu­vi­mos que pa­sar del pa­pel a la reali­dad. Por es­to, pa­ra­le­lo al pro­ce­so de ins­crip­ción y las eli­mi­na­to­rias, fui­mos crean­do el pro­to­ti­po. Este pro­ce­so du­ró cua­tro me­ses, lo lo­gra­mos con la ayu­da de sol­da­do­res y fi­bre­ros (...) Lle­ga­mos a la fi­nal y sa­bía­mos que el dron era atrac­ti­vo a la vis­ta, pe­ro de­bía­mos en­fo­car­lo en una pro­ble­má­ti­ca so­cial. Así que en el 2014, jus­to cuan­do el Par­que Sa­la­man­ca se es­ta­ba que­man­do, pen­sa­mos en que Pro­me­teus po­día ser una he­rra­mien­ta pa­ra pre­ve­nir in­cen­dios”, da a co­no­cer Ga­briel.

Pe­ro, ¿có­mo lo­gra­ba pre­ve­nir in­cen­dios na­tu­ra­les? Él men­cio­na que el equi­po con­ta­ba con una cá­ma­ra ter­mo­grá­fi­ca, que al mo­men­to de so­bre­vo­lar el bos­que, su al­go­rit­mo per­mi­tía me­dir la in­ci­den­cia so­lar, de­tec­tar na­tu­ral­men­te los in­cen­dios y aler­tar que en cier­to tiem­po, po­día pre­sen­tar­se un in­cen­dio fo­res­tal.

En la fi­nal de la fe­ria, que se desa­rro­lló en no­viem­bre de 2015, Ga­briel y Gus­ta­vo Olier se pre­sen­ta­ron fren­te a cin­co ju­ra­dos em­pre­sa­rios, quie­nes les otor­ga­ron el pri­mer pues­to. Es­ta opor­tu­ni­dad les sir­vió de tram­po­lín pa­ra desa­rro­llar su em­pre­sa Rei­lo S.A.S.

“Si hay al­go cier­to es que es un ‘freno de mano’ la idea de que si no hay di­ne­ro, no po­de­mos em­pren­der. Pe­ro pue­do de­cir que los ma­te­ria­les que usa­mos no fue­ron cos­to­sos. Lo que sí cos­tó fue el tiem­po y el co­no­ci­mien­to que de­bi­mos in­ver­tir. Fue un es­fuer­zo men­tal y de vo­lun­tad”, ex­pre­sa Ga­briel Olier.

SU EM­PRE­SA. Gus­ta­vo Olier, quien cuenta con 26 años y es can­di­da­to a Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, es­pe­ci­fi­ca que des­pués de la fe­ria, de­ci­die­ron crear Rei­lo S.A.S, una star­tup de tec­no­lo­gía, en la que ma­ne­jan cua­tro uni­da­des de ne­go­cio: sis­te­mas de in­for­ma­ción geo­grá­fi­co, por me­dio de la cual rea­li­zan car­to­gra­fía o to­po­gra­fía de al­ta precisión con dro­nes, agricultura de precisión pa­ra me­dir sa­lu­da­bi­li­dad de cul­ti­vos por me­dio de dro­nes, inspecciones in­dus­tria­les pa­ra ana­li­zar la in­te­gri­dad de es­truc­tu­ras por me­dio de dro­nes e inspecciones in­dus­tria­les offs­ho­re, por me­dio de la cual ana­li­zan in­te­gri­dad de es­truc­tu­ras re­la­cio­na­das con pla­ta­for­mas offs­ho­re.

“No­so­tros re­co­ge­mos in­for­ma­ción a tra­vés de las cá­ma­ras de los dro­nes, lle­ga­mos con la ob­ser­va­ción de cam­po a nues­tra ofi­ci­na y ha­ce­mos un pro­ce­sa­mien­to de in­for­ma­ción pa­ra ofre­cér­se­la a nues­tros clien­tes”, in­di­can.

Des­de el ini­cio de su or­ga­ni­za­ción, en ma­yo de 2016, los dos han si­do ‘to­de­ros’, pe­ro in­di­can que mien­tras Ga­briel se en­fo­ca en to­do lo re­la­cio­na­do a la par­te co­mer­cial, Gus­ta­vo se de­di­ca a lo ope­ra­ti­vo.

“La gen­te cuan­do quie­re, pue­de. No­so­tros es­tu­dia­mos y es­to aca­rrea tiem­po, en­ton­ces lo que ha­ce­mos es que al­ter­na­mos los es­tu­dios con nues­tra em­pre­sa. Si es de estar en pie a las 7:00 de la ma­ña­na y acos­tar­nos a las 12:00 o 1:00 de la ma­ña­na, lo ha­ce­mos”, en­fa­ti­za Ga­briel. GC

Ga­briel y Gus­ta­vo Olier De­liz­za po­san son­rien­tes, en su ofi­ci­na.

Ga­briel y Gus­ta­vo Olier ma­ne­jan uno de sus dro­nes, he­rra­mien­ta que em­plean en su em­pre­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.