La Se­ma­na Gó­ti­ca de Mar­jo­rie El­jach

El even­to se ce­le­bra en oc­tu­bre en la ciu­dad de Ma­drid y fue crea­do por ella hace nue­ve años. Ac­tual­men­te vi­ve en la ca­pi­tal española y es co­pro­pie­ta­ria del es­tu­dio de di­se­ño y co­mu­ni­ca­cio­nes, Buzz Fac­tor Stu­dio.

Gente Caribe - - Sin Photoshop - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @lo­re013 FO­TOS Archivo par­ti­cu­lar

Vi­vir en Es­pa­ña hace 13 años re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo para la ba­rran­qui­lle­ra Mar­jo­rie El­jach. Y es que lle­gó a es­te país a con­traer ma­tri­mo­nio con su no­vio es­pa­ñol y, cua­tro años des­pués, lo­gró po­si­cio­nar­se co­mo la di­rec­to­ra y crea­do­ra de la Se­ma­na Gó­ti­ca en Ma­drid.

El­jach re­co­no­ce que de Barranquilla extraña su gen­te, la fa­mi­lia, sus ami­gos y el mar. Re­me­mo­ra que es es­ta la ciu­dad que la vio cre­cer has­ta que de­ci­dió em­pren­der via­je ha­cia Bo­go­tá don­de ini­ció es­tu­dios de Li­te­ra­tu­ra, en la Uni­ver­si­dad Ja­ve­ria­na.

Su in­cli­na­ción por el ar­te de las le­tras sur­gió des­de que era ni­ña in­fluen­cia­da por sus pa­dres.

“Mi pa­pá me leía tex­tos de los clásicos grie­gos y mi ma­dre las lec­tu­ras de poe­sía”, ex­pre­sa.

Las obras de au­to­res co­mo John Mil­ton, Dan­te Alig­hie­ri, Hen­ning Man­kell y Ja­mes Ell­roy la se­du­cen, pe­ro tam­bién dis­fru­ta las de Ga­briel Gar­cía Már­quez, Ju­lio Cor­tá­zar y Ame­lie Not­hom. De­li­mi­tar cuál es el es­cri­tor de su pre­fe­ren­cia es para ella “com­pli­ca­do, por­que son mu­chos y de es­ti­los di­ver­sos”.

Se­gún ella, la li­te­ra­tu­ra es inago­ta­ble y “de­can­tar­se por un au­tor o gé­ne­ro”,

es per­der la opor­tu­ni­dad de via­jar por otros mun­dos. Aun­que, sin lu­gar a du­das, sien­te afec­to por la li­te­ra­tu­ra gó­ti­ca, post gó­ti­ca y al­gu­nas obras del ro­man­ti­cis­mo.

Ser co­lom­bia­na y vi­vir en otro país de Eu­ro­pa no le ha cos­ta­do nin­gún ti­po de dis­cri­mi­na­ción, por el con­tra­rio, cuen­ta que ha ga­na­do gran­des ami­gos, co­le­gas y com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo.

“En ge­ne­ral no he vi­vi­do si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, he si­do una per­so­na bien aco­gi­da y que ha crea­do víncu­los y re­la­cio­nes en­tra­ña­bles”, afir­ma.

SE­MA­NA GÓ­TI­CA DE MA­DRID. En el pre­sen­te Mar­jo­rie El­jach di­ri­ge la Se­ma­na Gó­ti­ca en Ma­drid, SGM, ca­da oc­tu­bre. Es­te pro­yec­to per­so­nal cre­ce año tras año y cuen­ta con el apo­yo de la Di­rec­ción Ge­ne­ral del Li­bro del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción, Cul­tu­ra y De­por­te, por tra­tar­se de un even­to cul­tu­ral y aca­dé­mi­co que abor­da la sub­cul­tu­ra gó­ti­ca ur­ba­na, des­de sus raí­ces en la li­te­ra­tu­ra de­ci­mo­nó­ni­ca has­ta el mo­vi­mien­to ac­tual.

“La SGM es mul­ti­dis­ci­pli­nar y aun­que su co­lum­na ver­te­bral es la li­te­ra­tu­ra, abor­da el ci­ne, la mú­si­ca, mo­da, cien­cias, ar­tes plás­ti­cas y es­cé­ni­cas. Es­te año se­rá la no­ve­na edi­ción y anual­men­te se su­man más ins­ti­tu­cio­nes cul­tu­ra­les y aca­dé­mi­cas”.

Aun­que la celebración se re­fie­re a una se­ma­na, afir­ma que nun­ca ha du­ra­do menos de 14 días, a cau­sa de las in­nu­me­ra­bles ac­ti­vi­da­des que se rea­li­zan en el mar­co de es­ta.

“Los co­men­ta­rios que sur­gen so­bre la SGM siem­pre son po­si­ti­vos y, tan­to el pú­bli­co co­mo los par­ti­ci­pan­tes, pro­po­nen nue­vos te­mas para abor­dar en la si­guien­te edi­ción. Es emo­cio­nan­te ver có­mo al­go que na­ció por mi gus­to ha­cia la li­te­ra­tu­ra gó­ti­ca, se ha con­ver­ti­do en un even­to tan gran­de y en una ci­ta cul­tu­ral en oc­tu­bre, des­de hace nue­ve años”, ase­gu­ra.

Más que pen­sar en el sig­ni­fi­ca­do de ha­ber crea­do un even­to eu­ro­peo sien­do co­lom­bia­na, la li­te­ra­ta pre­fie­re ver la SGM co­mo el tra­ba­jo de un equi­po con con­vic­ción y pa­sión que apo­yó su idea y que se unió a ella, para ma­te­ria­li­zar al­go que en prin­ci­pio pa­re­cía ser una lo­cu­ra, pe­ro que con el pa­so del tiem­po ha to­ma­do for­ma.

El even­to, que reúne di­ver­sas dis­ci­pli­nas ar­tís­ti­cas, un con­gre­so aca­dé­mi­co y una re­vis­ta aca­dé­mi­ca que lle­va por nom­bre: He­re­jía y Be­lle­za, se ca­rac­te­ri­za por ser atrac­ti­vo para es­pa­ño­les y per­so­nas de otras par­tes del mun­do, lo que la mo­ti­va a se­guir ade­lan­te y sen­tir­se or­gu­llo­sa de lo que hace.

El­jach des­mien­te la idea de que la cul­tu­ra gó­ti­ca va en con­tra de creen­cias re­li­gio­sas. Di­ce que en el mo­vi­mien­to hay per­so­nas re­li­gio­sas, ag­nós­ti­cas, bu­dis­tas, mu­sul­ma­nes, cris­tia­nos y or­to­do­xos y su ca­rac­te­rís­ti­ca prin­ci­pal es aco­ger a to­do ti­po de per­so­nas y aglu­ti­nar su gran sen­si­bi­li­dad ha­cia las ar­tes.

“Por lo ge­ne­ral la cul­tu­ra gó­ti­ca se le ha iden­ti­fi­ca­do con sa­ta­nis­tas. Es­to es pu­ro cli­ché y mues­tra po­cas ga­nas de la gen­te de pro­fun­di­zar en los orí­ge­nes del mo­vi­mien­to y en los in­tere­ses de sus in­te­gran­tes”, re­ve­la.

UN PRO­YEC­TO AC­TUAL. Buzz Fac­tor Stu­dio es el es­tu­dio de di­se­ño y co­mu­ni­ca­cio­nes en el que ella jun­to a su so­cio Juan Car­los So­mo­li­nos, in­te- gran­te del equi­po de la SGM, tra­ba­jan en pro­yec­tos para dis­tin­tos clien­tes.

Sus ac­ti­vi­da­des se cen­tran en el bran­ding, di­se­ño grá­fi­co, web, producción de vi­deo, for­ma­ción en creatividad, ade­más de los ser­vi­cios de con­sul­to­ría re­la­cio­na­dos con mar­ke­ting y co­mu­ni­ca­cio­nes.

LA LI­TE­RA­TU­RA EN CO­LOM­BIA. Su tra­ba­jo co­mo do­cen­te de ta­lle­res de de­sa­rro­llo de la ima­gi­na­ción y la creatividad para el de­par­ta­men­to de idio­mas de la Uni­ver­si­dad del Nor­te, su apo­yo en las ac­ti­vi­da­des de li­te­ra­tu­ra del Ins­ti­tu­to de Idio­mas en Cá­te­dra Eu­ro­pa, en­tre otras ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas, le ha per­mi­ti­do te­ner con­tac­to con jó­ve­nes con gran in­te­rés por la lec­tu­ra.

“Com­pa­rar há­bi­tos de lec­tu­ra en­tre Es­pa­ña y Co­lom­bia es in­via­ble, y aun­que aquí el ni­vel no es el óp­ti­mo, hay fá­cil ac­ce­so a los li­bros gra­cias a la gran can­ti­dad de bi­blio­te­cas pú­bli­cas y li­bre­rías de se­gun­da mano. En Co­lom­bia hay ac­ti­vi­da­des de ani­ma­ción a la lec­tu­ra y pro­yec­tos muy in­tere­san­tes, la­men­ta­ble­men­te los pre­cios de los li­bros son muy al­tos y no hay tan­tas bi­blio­te­cas co­mo en Es­pa­ña”, fi­na­li­za. GC

EL PREJUICIO DE LO GÓTICO... “Re­la­cio­nar la cul­tu­ra gó­ti­ca con sa­ta­nis­tas es cli­ché y mues­tra po­cas ga­nas de pro­fun­di­zar en el mo­vi­mien­to”.

LA LEC­TU­RA EN SU PAÍS... “En Co­lom­bia los pre­cios de los li­bros son muy al­tos y no hay tan­tas bi­blio­te­cas co­mo en Es­pa­ña”.

Mar­jo­rie El­jach du­ran­te su par­ti­ci­pa­ción es­te año en una me­sa re­don­da, so­bre li­te­ra­tu­ra y se­ries de te­le­vi­sión, en el sa­lón Ám­bi­to Cul­tu­ral de El Cor­te In­glés, en Ma­drid.

Mar­jo­rie jun­to a la es­cri­to­ra Pi­lar Pe­dra­za y Ra­fael Díaz San­tan­der, en el Mu­seo Na­cio­nal del Ro­man­ti­cis­mo de Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.