Liz­zet­te Díaz Pe­rio­dis­ta y es­cri­to­ra

Ha­ce po­co es­ta ba­rran­qui­lle­ra lan­zó su pri­mer li­bro, don­de com­par­te al­gu­nas de las fór­mu­las que le han fun­cio­na­do pa­ra vi­vir sin ta­pu­jos los ‘te­mi­dos’ cua­ren­ta.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Mu­ri­llo Pi­ni­lla @Da­nie­la­mu­ri­llop FO­TOS Archivo par­ti­cu­lar

“Ten­go 40 años y, ¿qué im­por­ta? Si ten­go me­dia vi­da por de­lan­te pa­ra ha­cer lo que quie­ro ha­cer”, son las pa­la­bras con las que Liz­zet­te Díaz, una ba­rran­qui­lle­ra cria­da en El Ban­co, Mag­da­le­na, usa ca­da vez que es­cu­cha a al­guien acom­ple­ján­do­se de su edad.

Es­tu­dió Co­mu­ni­ca­ción So­cial y Pe­rio­dis­mo en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be, sin em­bar­go, des­de los 17 años em­pe­zó a la­bo­rar en te­le­vi­sión, re­la­cio­nes pú­bli­cas, ra­dio y pren­sa es­cri­ta.

En bus­ca de nue­vas ex­pe­rien­cias, de­ci­dió via­jar en el 2003, jun­to a su hi­ja Da­nie­la, a Es­ta­dos Uni­dos. Allá se con­vir­tió en la edi­to­ra de la sec­ción de en­tre­te­ni­mien­to de un pe­rió­di­co en Hous­ton, lu­gar don­de co­no­ció a su es­po­so, Pe­dro Aré­va­lo.

Aun­que se con­si­de­ra una aman­te del pe­rio­dis­mo ra­dial y te­le­vi­si­vo, Liz­zet­te con­fie­sa que su gran pa­sión siem­pre ha si­do la es­cri­tu­ra.

“Es por ello que mi es­po­so y yo de­ci­di­mos crear nues­tra pro­pia em­pre­sa: Pen­ta Com­mu­ni­ca­tions LLC. En es­te pro­yec­to se han des­pren­di­do va­rios for­ma­tos co­mo un pe­rió­di­co y la re­vis­ta So­lo Mu­je­res”, afir­mó.

Tra­ba­jar por el em­po­de­ra­mien­to de la mu­jer en la so­cie­dad siem­pre ha si­do una de sus gran­des me­tas. Se ha desem­pe­ña­do co­mo mo­ti­va­do­ra, ora­do­ra y crea­do­ra de una se­rie de pro­gra­mas en­fo­ca­dos al rol de la mu­jer la­ti­na co­mo el Club de Amas de Ca­sa y la Fun­da­ción La­tin­we.

“Cuan­do lle­gué a Hous­ton, me di cuen­ta que los his­pa­nos y los la­ti­nos emi­gra­mos a otros te­rri­to­rios man­te­nien­do los mis­mos mie­dos y blo­queos men­ta­les que te­nía­mos en nues­tros paí­ses de ori­gen. Ade­más, cre­ci­mos es­cu­chan­do có­mo se ha­bla­ba de las ‘cua­ren­to­nas’ de una ma­ne­ra des­pec­ti­va y has­ta in­sul­tan­te”, aña­de

A raíz de es­ta si­tua­ción, Liz­zet­te, quien hoy en día tie­ne 47 años y dos hi­jas, em­pe­zó a es­cri­bir ar­tícu­los so­bre la vi­da a los 40 en Ga­ra­ba­tos, un blog que ma­ne­ja. Allí, re­ci­bía las re­fle­xio­nes de otras mu­je­res en si­tua­cio­nes si­mi­la­res.

“Fue en ese mo­men­to cuan­do es­cri­bí el li­bro Fe­liz­men­te cua­ren­to­na, un ma­nual li­bre de ta­pu­jos ins­pi­ra­do en el mie­do que sur­ge ca­da vez que al­guien le pre­gun­ta a otra per­so­na so­bre su edad, que nos en­fren­ta a no­so­tros mis­mos, a nues­tros com­ple­jos y a ser li­bres des­pués de los 40”, cuen­ta.

En es­ta guía, Liz­zet­te bus­ca eli­mi­nar los es­te­reo­ti­pos que sur­gen en es­ta dé­ca­da. Se­gún la es­cri­to­ra, pri­me­ra­men­te hay que de­jar de la­do el he­cho de que una mu­jer es con­si­de­ra­da co­mo “vie­ja” a los 40 años, en­ten­der que es­ta es la épo­ca ideal pa­ra rein­ven­tar­se y pa­ra em­pe­zar los pro­yec­tos tra­za­dos, por­que “nun­ca es tar­de pa­ra lu­char por lo que real­men­te se quie­re”.

“La ve­jez no es cues­tión de edad, es más bien men­tal. Por ejem­plo, la ma­yo­ría de las mu­je­res a los 40 asu­men su se­xua­li­dad de una ma­ne­ra más ple­na, sa­ben lo que quie­ren, có­mo lo quie­ren y cuan­do lo quie­ren. El li­bro pre­ten­de que en­ten­da­mos que lo que la so­cie­dad nos ha­ce creer no es real”, ma­ni­fies­ta. GC

SO­BRE LA EDAD... “Cre­ci­mos es­cu­chan­do co­mo se ha­bla­ba de las mu­je­res de 40 años de una ma­ne­ra des­pec­ti­va y has­ta in­sul­tan­te.”

SO­BRE EL SE­XO... “A es­ta edad las mu­je­res asu­men ple­na­men­te la se­xua­li­dad. Sa­ben lo que quie­ren, có­mo y cuán­do lo quie­ren”.

Es­ta es­cri­to­ra y pe­rio­dis­ta pla­nea vi­si­tar Mé­xi­co es­te mes. En oc­tu­bre ven­drá a Ba­rran­qui­lla pa­ra pro­mo­cio­nar su pri­mer li­bro.

Liz­zet­te dis­fru­ta com­par­tir tiem­po con su fa­mi­lia los fi­nes de se­ma­na, leer y orar en un gru­po de ora­ción, al que asis­te con otras pa­re­jas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.