So­fía Arrie­ta

Bi­ci­cro­sis­ta

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Loraine Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @lore013 FO­TOS Or­lan­do Ama­dor y ar­chi­vo par­ti­cu­lar

“Pa­pá, por fa­vor, quie­ro que le qui­tes las rue­di­tas de apo­yo a mi bi­ci­cle­ta pa­ra ma­ne­jar­la y em­pe­zar a en­tre­nar”. Con es­tas pa­la­bras la ba­rran­qui­lle­ra So­fía Arrie­ta Gutiérrez mar­có su des­tino y co­men­zó a la­brar la más gran­de vic­to­ria que hoy día dis­fru­ta: ser la W7 en la ca­te­go­ría Girl 10 de bi­ci­crós. Re­cuer­da que su pe­ti­ción obe­de­ció a que ha­ce seis años asis­tió, jun­to a su pa­dre, a una ca­rre­ra en ho­me­na­je a los bi­ci­cro­sis­tas de los 90. Allí vio por pri­me­ra vez en la pis­ta a Ga­brie­la Bo­llé y a Da­niel Ba­rra­gán, dos bi­ci­cro­sis­tas que ad­mi­ra.

“Cuan­do los vi ten­go que acep­tar que me fi­jé más en Ga­bi, por­que es mu­jer. Así que pen­sé que si ella lo ha­cía muy bien, yo tam­bién po­día lo­grar­lo. Des­de ahí me em­pe­zó a gus­tar es­te de­por­te”.

Arrie­ta se­ña­la que al cum­plir los cin­co años lo­gró pe­da­lear por sí so­la y, al si­guien­te año, in­cur­sio­nó en su pri­mer na­cio­nal en la ciu­dad de Pe­rei­ra. En es­te con­tó con el acom­pa­ña­mien­to de sus pa­dres, sin em­bar­go, re­co­no­ce que al sa­ber quié­nes eran sus con­trin­can­tes, el mie­do la in­va­dió.

De es­ta ex­pe­rien­cia re­cuer­da que el llan­to le per­mi­tió sa­car to­do el te­mor que sin­tió y acep­ta que pu­do afron­tar la si­tua­ción gra­cias a las pa­la­bras de una de las com­pe­ti­do­ras: “no im­por­ta de qué que­des, lo que im­por­ta es que dis­fru­tes la ca­rre­ra”. En la com­pe­ten­cia no al­can­zó la vic­to­ria, pe­ro se lle­vó al­go que so­lo en­fren­tan­do el mie­do se pue­de ga­nar: se­gu­ri­dad y con­fian­za.

En sus ini­cios em­pe­zó en­tre­na­mien­tos en la pis­ta de Vi­llas San­tos, di­rec­cio­na­da por Erick Al­za­mo­ra. En 2015 cam­bió e ini­ció con el en­tre­na­dor pai­sa Her­nán Gua­rín. Ese mis­mo año ga­nó su pri­me­ra me­da­lla co­mo Sub­cam­peo­na Na­cio­nal y en el 2016 re­ci­bió el tí­tu­lo co­mo Cam­peo­na Na­cio­nal. Es­te úl­ti­mo fue el mo­tor prin­ci­pal pa­ra to­mar la de­ci­sión de en­tre­nar con más ahín­co.

Agre­ga que en abril del año en cur­so fue sub­cam­peo­na Na­cio­nal en Es­ta­dos Uni­dos. Ade­más, re­ci­bió me­da­lla de bron­ce en los na­cio­na­les de Es­ta­dos Uni­dos 2016, y el pa­sa­do cua­tro has­ta el ocho de oc­tu­bre, en la ciu­dad de Cali, ga­nó dos me­da­llas de pla­ta pa­ra el Atlán­ti­co, lo­gran­do su­mar un to­tal de 35 sub­tí­tu­los na­cio­na­les con­se­cu­ti­vos. Aña­de que es­te año se tra­zó una me­ta cla­ra y fue lle­var­les a sus pa­dres una W. Con de­ter­mi­na­ción se pre­sen­tó es­te año en el Cam­peo­na­to Mun­dial de Ciclismo BMX, ce­le­bra­do en Rock Hill, Es­ta­dos Uni­dos, des­de el 26 has­ta el 29 de ju­lio, y pu­do po­si­cio­nar­se co­mo la sép­ti­ma me­jor del mun­do (W7).

“Los ner­vios me ata­ca­ron un po­co, pe­ro de­ci­dí con­cen­trar­me pa­ra po­der es­tar tran­qui­la (...) Aun­que nor­mal­men­te se co­rren tres man­gas (ron­das), en es­ta oca­sión so­lo fue­ron dos. En la pri­me­ra que­dé de cuar­ta y, en la se­gun­da sa­lí de pri­me­ra y lue­go en la pri­me­ra cur­va que­dé de ter­ce­ra, por lo tan­to pa­sé a los cuar­tos de fi­nal. En la se­mi­fi­nal que­dé de cuar­ta y en la fi­nal la com­pe­ten­cia fue re­ñi­da, pe­ro ga­né mi W”, re­cuer­da la jo­ven.

Ella des­cri­be ese mo­men­to co­mo má­gi­co. Re­me­mo­ra que ser la W7, sig­ni­fi­có cum­plir­le a su pa­dre aquel sue­ño que él al­gu­na vez tu­vo: com­pe­tir y ser W en un mun­dial de bi­ci­crós.

Con 10 años, Arrie­ta cur­sa quin­to de pri­ma­ria y men­cio­na que en ho­ras de la ma­ña­na asis­te a cla­ses has­ta las tres de la tar­de. Ac­to se­gui­do al­muer­za y rea­li­za sus ta­reas du­ran­te una ho­ra, y lue­go se alista pa­ra en­tre­nar. El fí­si­co sue­le prac­ti­car­lo en el Par­que Sa­gra­do Co­ra­zón y los sal­tos en pis­ta en el Jar­dín Bo­tá­ni­co, por dos ho­ras.

Ma­ni­fies­ta que tam­bién le atrae ju­gar fút­bol y bas­quet­bol. Y cree que su in­cli­na­ción por el de­por­te obe­de­ce a que sus pa­dres han es­ta­do in­vo­lu­cra­dos en es­te. En el pre­sen­te ha­ce par­te del Equi­po BMX Team Co­lom­bia y del pro­gra­ma de de­por­tis­tas apo­ya­do por la Go­ber­na­ción del Atlán­ti­co des­de ha­ce dos años. Ade­más, fue no­mi­na­da el no­viem­bre del año pa­sa­do co­mo Me­jor De­por­tis­ta In­fan­til 2016.

“Pa­ra mí ha si­do im­por­tan­te el apo­yo y ca­da uno de los sa­cri­fi­cios que han he­cho mis pa­pás. Por eso, to­do tro­feo que re­ci­bo va de­di­ca­do a ellos y a to­das las per­so­nas que me alien­tan”. GC

So­fía Arrie­ta po­sa en su ha­bi­ta­ción, jun­to a su co­lec­ción de tro­feos.

So­fía Arrie­ta en me­dio de la XII y XIII vá­li­da na­cio­nal de BMX, en Cali.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.