Car­los Vi­ves y su ‘ar­se­nal va­lle­na­to’

Con 27 años de ca­rre­ra ar­tís­ti­ca, Car­los Vi­ves con­si­de­ra que el le­ga­do de los ju­gla­res va­lle­na­tos y los en­can­tos de su na­tal San­ta Mar­ta son as­pec­tos que lo ins­pi­ran a se­guir en­to­nan­do ‘el rock de su pue­blo’.

Gente Caribe - - Front Page - Págs. 12-14

EL HO­ME­NA­JEA­DO DEL FES­TI­VAL VA­LLE­NA­TO COM­PAR­TIÓ DE­TA­LLES DE SU PRE­SEN­TE AR­TÍS­TI­CO, RE­SAL­TÓ LA IM­POR­TAN­CIA DE CON­SER­VAR LA AU­TEN­TI­CI­DAD DEL FOL­CLOR A TRA­VÉS DE LOS AÑOS Y SE RE­FI­RIÓ AL PA­PEL QUE CUM­PLE SU ES­PO­SA CLAU­DIA ELE­NA EN SU RE­SUR­GIR MU­SI­CAL.

Pa­ra Car­los Al­ber­to Vi­ves no exis­ten lí­mi­tes cuan­do se tra­ta de pro­mo­ver el le­ga­do mu­si­cal y la cul­tu­ra co­lom­bia­na en es­ce­na­rios in­ter­na­cio­na­les. No en vano ha si­do me­re­ce­dor de dos pre­mios Grammy (an­glo) y 11 pre­mios Grammy La­tino, re­co­no­ci­mien­tos que le han abier­to una só­li­da ca­rre­ra mu­si­cal, pe­se a que nun­ca se ha con­si­de­ra­do “un so­ña­dor de fa­mas ni de pre­mios”.

Su per­so­na­li­dad fres­ca y ca­ris­má­ti­ca se ha con­ver­ti­do en su se­llo di­fe­ren­cia­dor. Sus fu­sio­nes de rit­mos au­tóc­to­nos del fol­clor co­lom­biano, co­mo el va­lle- na­to, la cum­bia y el po­rro, con gé­ne­ros co­mo el rock y el pop, han via­ja­do por el mun­do con­quis­tan­do nue­vos es­ce­na­rios y oí­dos.

Pe­ro si hay al­go de lo que Car­los Vi­ves es­tá se­gu­ro es que siem­pre ha es­ta­do con­ven­ci­do en “que­dar­se en la ins­ti­tu­ción va­lle­na­ta” y ha­cer par­te de la mú­si­ca, de la in­dus­tria y de la his­to­ria de su país.

Es por ello que es­te año, el can­tau­tor y em­pre­sa­rio fue ele­gi­do co­mo el ho­me­na­jea­do en la edi­ción nú­me­ro 51 del Fes­ti­val de la Le­yen­da Va­lle­na­ta. Una men­ción que re­ci­bió co­mo “un sol­da­do más de la cau­sa va­lle­na­ta” y en ho­nor al le­ga­do de los ju­gla­res que han con­tri­bui­do a la ri­que­za del fol­clor co­lom­biano.

Lue­go de re­ci­bir es­ta men­ción P es­pe­cial en el Fes­ti­val, ¿con­si­de­ra que la edi­ción de es­te año se ha di­fe­ren­cia­do en al­gu­nos as­pec­tos de edi­cio­nes an­te­rio­res? R Es­te año sí ha si­do muy es­pe­cial, por­que es la ma­ne­ra de ho­me­na­jear en mi ho­me­na­je a la mú­si­ca va­lle­na­ta. Aquí el pro­ta­go­nis­mo se­rá pa­ra los mú­si­cos que por años han tra­ba­ja­do. Esos ju­gla­res que res­pe­to, aún cuan­do se han

ido. Pa­ra mí el va­lle­na­to es la gen­te que no ol­vi­da, es una fi­lo­so­fía de vi­da y mi re­fe­ren­cia es la gen­te que co­no­cí cuan­do era ni­ño. A esos re­cuer­dos doy el me­jor de los ho­me­na­jes.

¿Qué lo lle­vó a tra­ba­jar por P con­ser­var la esen­cia del va­lle­na­to a tra­vés de los años? R La esen­cia es­tá en no de­jar aca­bar lo nues­tro, el fol­clor va­lle­na­to, aquel por el que tra­ba­ja­mos a dia­rio. Cuan­do uno quie­re al­go la vi­da se en­car­ga de acer­car­te. Uno de los ju­gla­res fa­vo­ri­tos de mi ca­sa, de mi pa­pá y de mi tío Ro­dri­go se lla­mó Car­los Huer­tas. Hoy ten­go la suer­te de tra­ba­jar con su hi­jo, Car­los Huer­tas Jr., con quien es­cri­bi­mos la can­ción El som­bre­ro de Ale­jo pa­ra el ál­bum Vi­ves (…) Un sen­ci­llo que tie­ne un men­sa­je en el que se di­ce que se es­tán per­dien­do los es­pa­cios en el va­lle­na­to.

¿Có­mo per­ci­be la reali­dad del P va­lle­na­to en la ac­tua­li­dad? R El fol­clor es­tá en pe­li­gro por­que es­tá en pe­li­gro el cam­po, la na­tu­ra­le­za y el cam­pe­sino. Pe­ro al mis­mo tiem­po el va­lle­na­to de­be­ría sen­tir­se muy or­gu­llo­so por­que le ha da­do la vuel­ta al mun­do, por­que se con­vir­tió en rock and roll, por­que el va­lle­na­to se ha in­ven­ta­do co­sas, por­que nos he­mos rein­ven­ta­do el va­lle­na­to y ha si­do es­te sen­ti­mien­to el que se ha ga­na­do el ca­ri­ño de un pú­bli­co in­ter­na­cio­nal y nacional. Yo quie­ro con­ver­tir mi ho­me­na­je en el ho­me­na­je a to­da una cul­tu­ra. P ¿Có­mo fue el pro­ce­so de pla­nea­ción de su pues­ta en es­ce­na en el Fes­ti­val? R Tra­ba­ja­mos jun­to a la Fun­da­ción Fes­ti­val de la Le­yen­da Va­lle­na­ta pa­ra mos­trar to­do el ‘ar­se­nal va­lle­na­to’ que es­tá res­pal­da­do por sus ju­gla­res y los con­jun­tos clá­si­cos, por la nue­va ola (la que na­cía con el pri­mer rock and roll del va­lle­na­to del Bi­no­mio de Oro, Dio­me­des Díaz y Jor­ge Oña­te) y por los gru­pos de hoy no­so­tros los hi­jos del va­lle­na­to, los que nos lla­ma­mos el rock de mi pue­blo.

San­ta Mar­ta siem­pre ha si­do una P fuen­te de inspiración en su pro­pues­ta mu­si­cal, ¿có­mo mar­cha su pro­yec­to ‘Tras la Per­la’? R Va­mos muy bien. ‘Tras la Per­la’ ar­ti­cu­la di­fe­ren­tes ac­cio­nes que pro­mue­ven el de­sa­rro­llo de la ciu­dad, bus­can­do el con­cur­so de múl­ti­ples ac­to­res na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les pa­ra po­ten­ciar la ca­li­dad de vi­da en San­ta Mar­ta. Tra­ba­ja­mos en lo de­por­ti­vo, lo so­cial y la pri­me­ra in­fan­cia des­de los ba­rrios pa­ra que re­cu­pe­ren su esen­cia, que­re­mos cui­dar­los y que sean cui­da­dos por sus ha­bi­tan­tes (…) Por ser sím­bo­lo y un em­ble­ma, he­mos ini­cia­do un pro­ce­so de cui­da­do pa­ra po­ten­ciar a Pes­caí­to co­mo un ba­rrio pi­lo­to de la ciu­dad.

¿Qué pa­pel ha cum­pli­do su esP po­sa Clau­dia Ele­na Vás­quez en su re­sur­gir en la mú­si­ca? R Clau­dia Ele­na es el ar­ti­cu­lar de to­do. Al va­lle­na­to le de­bo ha­ber­la co­no­ci­do. Nos une el amor por el país, el va­lo­rar lo que te­ne­mos, nues­tra tie­rra, nues­tra di­ver­si­dad, lo más hu­mil­de. Ella ha si­do el mo­tor que me im­pul­só a vol­ver y es­tá con­ven­ci­da de lo que ha­ce­mos, ama nues­tra mú­si­ca. No se tra­ta de reinvención por­que se­gui­mos ha­cien­do va­lle­na­to, so­lo que es­ta­mos más or­ga­ni­za­dos y se­gui­mos lle­van­do una ban­de­ra (…) Si lo re­su­mo en una pa­la­bra, pue­do de­cir que ella es amor.

¿Có­mo ha­ce pa­ra fu­sio­nar su P per­so­na­li­dad es­pon­tá­nea con la dis­ci­pli­na que exi­ge la in­dus­tria mu­si­cal? R Siem­pre he es­ta­do con­ven­ci­do en que­dar­me en la ins­ti­tu­ción va­lle­na­ta y siem­pre he que­ri­do ha­cer par­te de es­to, de la mú­si­ca, la in­dus­tria y la his­to­ria. En­ton­ces sien­to que es­ta fu­sión es la pa­sión por lo que creo y res­pi­ro. Amo pro­du­cir, can­tar, crear y ser fe­liz. La gen­te se da cuen­ta y aquí va­mos con 27 años de ca­rre­ra sien­do el mis­mo, pe­ro con más ex­pe­rien­cia. GC

SU MI­SIÓN... “La esen­cia es­tá en no de­jar aca­bar lo nues­tro, el fol­clor va­lle­na­to, aquel por el que tra­ba­ja­mos a dia­rio”.

SON GEN­TE CA­RI­BE ... Efraín Quintero Mi­mi Ana­ya Ana Cris­ti­na Co­rrea Ca­ro­li­na He­rre­ra Ale­jan­dra De la Ro­sa Ma­ria­na Pérez Ma­ría Fer­nan­da Me­jía y nues­tro co­la­bo­ra­dor el pa­dre Al­ber­to Li­ne­ro

El sa­ma­rio con­si­de­ra que po­co a po­co el va­lle­na­to se ha con­ver­ti­do en el ‘rock and roll’ co­lom­biano que “le ha da­do la vuel­ta al mun­do”.

Uno de los pro­pó­si­tos de Vi­ves es con­ti­nuar lle­van­do el fol­clor del país a es­ce­na­rios in­ter­na­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.