Ana Cris­ti­na Co­rrea, Ca­ro­li­na He­rre­ra, Ale­jan­dra De la Ro­sa y Ma­ria­na Pérez

Ana Cris­ti­na Co­rrea, Ca­ro­li­na He­rre­ra, Ale­jan­dra De la Ro­sa y Ma­ria­na Pérez son las crea­do­res del pro­yec­to. A tra­vés de es­te bus­can afian­zar el víncu­lo de la fa­mi­lia y desa­rro­llar ha­bi­li­da­des en los ni­ños.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Instagram: @soy­lo­rai­neo FO­TOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

¿Có­mo ju­gar de for­ma co­rrec­ta con los hi­jos, pen­sar en qué com­prar y qué ju­gue­tes brin­dar­les du­ran­te su cre­ci­mien­to?, fue­ron pre­gun­tas ne­ce­sa­rias pa­ra que la abo­ga­da Ana Cris­ti­na Co­rrea; la ad­mi­nis­tra­do­ra de em­pre­sas Ca­ro­li­na He­rre­ra, y las psi­có­lo­gas con én­fa­sis en edu­ca­ción Ale­jan­dra De la Ro­sa

y Ma­ria­na Pérez se unie­ran e idea­ran un pro­yec­to de em­pren­di­mien­to de­no­mi­na­do Armadillo.

Con un pro­pó­si­to cla­ro, las cua­tro ba­rran­qui­lle­ras ar­ti­cu­la­ron sus co­no­ci­mien­tos y ha­bi­li­da­des con el fin de crear es­ta mar­ca de­di­ca­da a lle­var a ca­da ho­gar una ca­ja que reúne ac­ti­vi­da­des es­pe­cia­les pa­ra ni­ños y ni­ñas en­tre ce­ro y seis años.

Es­ta he­rra­mien­ta cuen­ta en su in­te­rior con ma­te­ria­les e ins­truc­cio­nes que cum­plen dos pro­pó­si­tos: desa­rro­llar las des­tre­zas en ca­da eta­pa del ni­ño y for­ta­le­cer los víncu­los en­tre pa­dres e hi­jos.

La mar­ca se ges­tó en di­ciem­bre del año pa­sa­do y des­de en­ton­ces fun­cio­na a tra­vés de sus­crip­cio­nes que pue­den rea­li­zar­se de tres, seis y 12 me­ses, a tra­vés de la cuen­ta de Instagram @ armadillo.com.co o des­de la pá­gi­na web www.armadillo.com.co.

Ca­ro­li­na in­di­ca que al rea­li­zar la sus­crip­ción, mes a mes el pa­dre o la ma­dre re­ci­be la ca­ja con una te­má­ti­ca y ac­ti­vi­da­des di­fe­ren­tes a la di­rec­ción que in­di­que. Ca­be men­cio­nar que las ac­ti­vi­da­des van des­de ma­nua­li­da­des has­ta jue­gos que re­sul­tan di­ver­ti­dos y fa­ci­li­tan la ex­plo­ra­ción de los cin­co sen­ti­dos.

“La te­má­ti­ca la cam­bia­mos men­sual­men­te en­tre to­das. Al ele­gir­la la apli­ca­mos a to­dos los ni­ños, pe­ro las ac­ti­vi­da­des las va­ria­mos te­nien­do en cuen­ta la edad. Por ejem­plo, los re­cién na­ci­dos em­pie­zan a agu­di­zar un po­co más la vi­sión, de mo­do que pa­ra ellos sean ac­ti­vi­da­des que ten­gan que ver con el se­gui­mien­to vi­sual. La ca­ja de cua­tro has­ta los seis años pro­cu­ra­mos que sea pa­ra que los pe­que­ños creen y des­cu­bran (...) el gra­do de com­ple­ji­dad va au­men­tan­do te­nien­do en cuen­ta los años”, re­sal­ta Ma­ria­na.

So­bre la elec­ción de la te­má­ti­ca ma­ni­fies­tan que pri­me­ro rea­li­zan una llu­via de ideas y lue­go re­cu­rren al pro­ce­so de se­lec­ción, es­to con el fin de lo­grar que los ni­ños ca­da mes sean es­ti­mu­la­dos con di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des.

Por su par­te, Ana Cris­ti­na es­pe­ci­fi­ca que el he­cho de que tres de ellas sean ma­dres ( Ma­ria­na, Ale­jan­dra y Ana Cris­ti­na) fa­ci­li­ta la inspiración y per- mi­te que a la ho­ra de ele­gir los te­mas es­tos ten­gan que ver con los in­tere­ses de ca­da pe­que­ño.

“Mu­chas ve­ces nos da­mos cuen­ta que hay te­má­ti­cas que a ellos les lla­ma la aten­ción. Ade­más, Ma­ria­na y Ale­jan­dra son psi­có­lo­gas con en­fo­que en edu­ca­ción, que tra­ba­jan con ni­ños, siem­pre es­tán aten­tas a lo que ellos re­quie­ren y es­to lo po­ne­mos en prác­ti­ca en las ac­ti­vi­da­des pa­ra que ten­gan un pro­pó­si­to es­pe­cí­fi­co. Se tra­ta de que ellos apren­dan y for­ta­lez­can cier­tas des­tre­zas ju­gan­do”.

Las cua­tro coin­ci­den en que es­ta he­rra­mien­ta no pre­ten­de que el pa­dre o la ma­dre sea un tu­tor o un pro­fe­sor, pues se tra­ta de mos­trar un jue­go me­dian­te el cual se ge­ne­re la in­ter­ac­ción en­tre la fa­mi­lia, que la tec­no­lo­gía pa­se a un se­gun­do plano y el de­sa­rro­llo del me­nor se for­ta­lez­ca.

NOM­BRE DE LA MAR­CA. El ori­gen del nom­bre Armadillo sur­gió en re­la­ción con la pa­la­bra ar­mar. Ca­da ca­ja de co­lor (mo­ra­do, ama­ri­llo, ver­de y azul) con­tie­ne ac­ti­vi­da­des pa­ra rea­li­zar y un fo­lle­to que ex­pli­ca e in­di­ca las ha­bi­li­da­des afian­za­das al cum­plir con la ta­rea es­ta­ble­ci­da. La mo­ra­da es­tá de­di­ca­da a ni­ños de dos a cua­tro años, la ama­ri­lla pa­ra pe­que­ños de cua­tro a seis años, la ver­de pa­ra los de

ARMADILLO ES... “Ca­jas di­se­ña­das por pro­fe­sio­na­les, cu­ra­das por ex­per­tos y ava­la­das por los ni­ños y ni­ñas”.

LAS CUA­TRO AFIR­MAN QUE... “To­dos los ma­te­ria­les los di­se­ña­mos y los ar­ma­mos con amor y mu­cha de­di­ca­ción”.

PA­RA ANA CRIS­TI­NA... “El he­cho de que tres de no­so­tras sea­mos mamás, nos per­mi­te ele­gir te­mas del in­te­rés de los ni­ños”.

nue­ve me­ses a dos años y la azul pa­ra los que son de 0 a nue­ve me­ses.

Adi­cio­nal a las ac­ti­vi­da­des, los pa­dres en­con­tra­rán un pro­duc­to o bo­nos re­co­men­da­dos que nor­mal­men­te pro­vie­nen de mar­cas lo­ca­les emer­gen­tes.

Es­tas cua­tro em­pren­de­do­ras han par­ti­ci­pa­do en dos fe­rias en Ba­rran­qui­lla y has­ta el mo­men­to dis­tri­bu­yen men­sual­men­te 200 ca­jas en la ciu­dad y en otras par­tes de Co­lom­bia co­mo Bo­go­tá, Me­de­llín, En­vi­ga­do, Ca­li, Puer­to Bo­ya­cá, Mon­te­ría y Car­ta­ge­na, en­tre otras.

“Los ma­te­ria­les de las ac­ti­vi­da­des nos en­car­ga­mos de bus­car­los, los di­se­ña­mos y los ar­ma­mos con amor y de­di­ca­ción, pues nues­tra mi­sión es que lo que lle­gue a ca­da ho­gar ge­ne­re una ex­pe­rien­cia y ten­ga un sig­ni­fi­ca­do en la vi­da del pa­dre y del hi­jo (...) En es­tos mo­men­tos tra­ba­ja­mos con una di­se­ña­do­ra que tie­ne un don pa­ra pin­tar de­ta­lles in­fan­ti­les, ade­más de pro­vee­do­res que va­rían de­pen­dien­do las ac­ti­vi­da­des del mes”, se­ña­la Ana Cris­ti­na.

VI­SIÓN. Armadillo es, pa­ra ellas, “ca­jas di­se­ña­das por pro­fe­sio­na­les, cu­ra­das por ex­per­tos y ava­la­das por ni­ños”.

Ex­pli­can que su me­ta ac­tual es cre­cer y ce­rrar el año con 1.000 sus­crip­cio­nes. Ade­más, tra­ba­jan des­de ya pa­ra lle­gar a ser una pla­ta­for­ma que cree co­mu­ni­dad, ya que ven la ne­ce­si­dad de usar sus ca­jas pa­ra tra­ba­jar con la pri­me­ra in­fan­cia vul­ne­ra­ble. Es­to con el fin de en­ri­que­cer el de­sa­rro­llo y cre­ci­mien­to del me­nor. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.