Ri­car­do Le­mus y los acor­des que com­po­nen sus pro­yec­tos

EL BARRANQUILLERO ES IN­GE­NIE­RO DE SO­NI­DO Y HA TRA­BA­JA­DO CON AR­TIS­TAS CO­MO BON JOVI, AN­DRÉS CA­LA­MA­RO Y FON­SE­CA. EN LA AC­TUA­LI­DAD AFIR­MA QUE SU PRO­PÓ­SI­TO ES VI­SI­BI­LI­ZAR EL TA­LEN­TO DE GRU­POS FOL­CLÓ­RI­COS DEL ATLÁN­TI­CO.

Gente Caribe - - Portada - Págs. 8-9

Los do­min­gos eran pa­ra la fa­mi­lia del barranquillero Ri­car­do Al­ber­to Le­mus Ro­sa­les el día ideal pa­ra dis­fru­tar de al­gu­nos éxi­tos de “la sal­sa vieja” de Ce­lia Cruz, Fru­ko y sus Te­sos y el Gran Com­bo de Puer­to Ri­co.

Sien­do ape­nas un ni­ño, Ri­car­do em­pe­zó a “des­pren­der de es­tos mo­men­tos de in­te­gra­ción fa­mi­liar” una “in­cli­na­ción in­des­crip­ti­ble” por el ar­te, los ins­tru­men­tos mu­si­ca­les y las com­po­si­cio­nes, una afi­ni­dad que pu­do ex­plo­rar más a fon­do cuan­do sus pa­dres le re­ga­la­ron su pri­mer piano y lo ins­cri­bie­ron en cla­ses par­ti­cu­la­res de mú­si­ca.

“To­da­vía re­cuer­do el mo­men­to en el que me per­ca­té que ha­bían cons­trui­do en mi co­le­gio, el Karl C. Pa­rrish, un au­di­to­rio. Allí ha­bían con­tra­ta­do a un in­ge­nie­ro eléc­tri­co en­car­ga­do de ma­ne­jar los equi­pos de es­te es­pa­cio. Yo en­se­gui­da le ofre­cí un tra­to. Le di­je que me ex­pli­ca­ra un po­co de lo que él ha­cía y yo a cam­bio le leía los ma­nua­les de los equi­pos que es­ta­ban en in­glés. Fue ese mo­men­to mi pri­mer acer­ca­mien­to con la par­te del so­ni­do y de ahí en ade­lan­te me en­car­gué de tra­ba­jar en es­ta par­te en ca­da obra de tea­tro que hu­bie­ra y lo ha­cía con gus­to”, afir­mó Ri­car­do.

En su ado­les­cen­cia hi­zo par­te de ban­das que in­ter­pre­ta­ban “lo me­jor del rock clá­si­co, el blues y el country”. Po­co a po­co “se fue in­vo­lu­cran­do en la mo­vi­da de los gru­pos y con­cier­tos de la ciu­dad” y em­pe­zó a tra­ba­jar de la mano de ban­das co­mo Los de Aden­tro, en el 2003; y du­ran­te “el boom del tro­pi­pop” con Je­rau, Sin áni­mo de lu­cro, Doc­tor Krá­pu­la y San­tia­go Cruz.

Afir­ma que es­ta ex­pe­rien­cia y los es­tu­dios rea­li­za­dos en mú­si­ca, en la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ja­ve­ria­na de Bo­go­tá, en In­ge­nie­ría de So­ni­do, en el Cen­tro de Ar­te y Tecnología de Bue­nos Ai­res, y las es­pe­cia­li­za­cio­nes que cur­só en Gra­ba­ción de So­ni­do y Pro­duc­ción Mu­si­cal lo fue­ron for­man­do co­mo un “pro­fe­sio­nal in­te­gral” en la in­dus­tria mu­si­cal.

“Cuan­do es­ta­ba es­tu­dian­do en Ar­gen­ti­na apro­ve­cha­ba las va­ca­cio­nes pa­ra de­vol­ver­me a Ba­rran­qui­lla y tra­ba­jar co­mo pro­duc­tor téc­ni­co del

Car­na­val y du­ré en es­ta la­bor ocho años. Des­pués, cuan­do ter­mi­né las es­pe­cia­li­za­cio­nes, vol­ví a Co­lom­bia y en­con­tré la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con Fon­se­ca. Ya lle­vo tres años tra­ba­jan­do en su equi­po y ope­ran­do el sis­te­ma de sin­cro­nía y las co­ne­xio­nes de au­dio de ca­da uno de sus shows, agre­gó.

En la ac­tua­li­dad, Ri­car­do se en­cuen­tra “via­jan­do cons­tan­te­men­te” en gi­ras, asis­tien­do a fes­ti­va­les de mú­si­ca y tra­ba­jan­do en pro­yec­tos pa­ra ar­tis­tas co­mo Ri­car­do Ar­jo­na, pa­ra quien re­cien­te­men­te pro­du­jo tres can­cio­nes, en com­pa­ñía del di­rec­tor mu­si­cal de Fon­se­ca.

“Es una ca­rre­ra ma­ra­vi­llo­sa, pe­ro tam­bién muy di­fí­cil. He te­ni­do la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con ar­tis­tas co­mo Fi­to Páez, Bon Jovi y An­drés Ca­la­ma­ro en sus pre­sen­ta­cio­nes en Co­lom­bia. Son per­so­na­li­da­des de gran ni­vel y es por es­to que en es­te campo la­bo­ral la exi­gen­cia y el ni­vel de per­fec­ción es ca­si que ab­so­lu­to, uno no pue­de co­me­ter un error y da­ñar un show”, aña­dió.

Fren­te al pa­no­ra­ma mu­si­cal en el país, Ri­car­do re­sal­ta que “hay ta­len­to de so­bra”, con el úni­co y gran pro­ble­ma de que “no es va­lo­ra­do co­mo en otros paí­ses”.

“En las mis­mas ca­lles y bu­ses uno pue­de ver el co­ra­je de una per­so­na por com­par­tir su pa­sión y ta­len­to. Lo que ocu­rre es que hay muy po­cas opor­tu­ni­da­des y no se tie­ne en cuen­ta que Co­lom­bia po­dría lle­gar a ser un día un se­mi­lle­ro a ni­vel mun­dial. Uno va a Eu­ro­pa y es­cu­cha gru­pos de mi­llo en las ca­lles, pe­ro acá uno los es­cu­cha so­lo en Car­na­val. No po­de­mos es­pe­rar que so­lo sean ar­tis­tas co­mo Sha­ki­ra, Jua­nes y Fon­se­ca los que nos re­pre­sen­ten en el ex­te­rior, por­que de­trás de ellos vie­nen mu­chas per­so­nas ta­len­to­sas”, con­fe­só.

Es­te año, Ri­car­do tu­vo la opor­tu­ni­dad de ha­cer par­te de la pro­duc­ción del even­to de coronación de su pri­ma y rei­na del Car­na­val 2018, Va­le­ria Abu­chai­be Ro­sa­les. Tra­ba­jó en con­jun­to con un equi­po y se en­car­gó de es­tar pen­dien­te de la pues­ta en es­ce­na, del guion, de la mú­si­ca, las dan­zas, los efec­tos es­pe­cia­les y el di­se­ño de la ta­ri­ma.

“Pla­nea­mos to­do di­rec­ta­men­te con la fa­mi­lia de la rei­na y se hi­zo en coor­di­na­ción de lo que ella es­pe­ra­ba en su día. El tra­ba­jo de uno co­mo pro­duc­tor es en­ten­der el sue­ño del ar­tis­ta y plas­mar­lo en un es­ce­na­rio”, con­tó.

Así pues, lue­go de asu­mir es­te re­to, Ri­car­do de­ci­dió ra­di­car­se de lleno en su ciu­dad na­tal pa­ra ade­lan­tar una va­rie­dad de pro­yec­tos.

“Mi mi­sión aho­ra es tra­ba­jar con los gru­pos fol­cló­ri­cos de Ba­rran­qui­lla en pro­yec­tos lo­ca­les, pa­ra ven­der­los por fue­ra. La idea es que la gen­te se ani­me a com­prar es­tas pro­duc­cio­nes y se atre­van a con­tra­tar más a es­tas agru­pa­cio­nes en el día a día. Mi in­ten­ción es vi­si­bi­li­zar el po­ten­cial de los ba­rrios y que to­dos po­da­mos en­ten­der que en la ciu­dad y en el país si se pue­den rea­li­zar even­tos de gran mag­ni­tud, pues te­ne­mos el es­pa­cio y el ta­len­to”, con­clu­yó. GC

UN PRO­PÓ­SI­TO... “Quie­ro tra­ba­jar con gru­pos fol­cló­ri­cos de la ciu­dad pa­ra pro­yec­tar­los en el ex­te­rior”.

Ri­car­do se en­car­gó de la pro­duc­ción del even­to de Coronación de su pri­ma y rei­na del Car­na­val 2018, Va­le­ria Abu­chai­be Ro­sa­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.