Le­nin Pé­rez Fo­tó­gra­fo

Es­te pu­bli­cis­ta barranquillero se ha con­ver­ti­do en el fo­tó­gra­fo de re­co­no­ci­das per­so­na­li­da­des y mar­cas del país. Li­de­ra su pro­pia agen­cia de mo­de­la­je y ase­gu­ra que su mi­sión es “des­ta­car el ta­len­to de es­ta in­dus­tria”.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Mu­ri­llo Pi­ni­lla @Da­nie­la­mu­ri­llop FO­TOS Frank Me­jía

Co­mo una “fotografía ver­sá­til y fres­ca”, así des­cri­be el barranquillero Le­nin Pé­rez Pe­ña su tra­ba­jo. Es pu­bli­cis­ta por for­ma­ción y fo­tó­gra­fo por con­vic­ción. Es­tu­dió en la Uni­ver­si­dad Jor­ge Ta­deo Lo­zano y des­de ha­ce cinco años se des­ta­ca por su ex­pe­rien­cia en la fotografía co­mer­cial y edi­to­rial, la rea­li­za­ción de ca­tá­lo­gos, ela­bo­ra­ción de por­ta­fo­lios pa­ra mo­de­los y de­más cam­pos.

Hoy día, la cá­ma­ra es el “ins­tru­men­to in­dis­pen­sa­ble” en su vi­da y las lu­ces y los flas­hes sus gran­des alia­dos en ca­da uno de sus pro­yec­tos. Sin em­bar­go, Le­nin afir­ma que no siem­pre fue así. Ase­gu­ra que la fotografía lle­gó a su ca­mino pro­fe­sio­nal “sin bus­car­lo” y co­mo fru­to del des­tino.

“Des­de muy pe­que­ño siem­pre su­pe que te­nía una ha­bi­li­dad pa­ra el di­bu­jo y el ar­te. En un prin­ci­pio me in­tere­sé por el di­se­ño grá­fi­co, pero cuan­do em­pe­cé a in­ves­ti­gar el pro­gra­ma en va­rias uni­ver­si­da­des no me gus­tó. En­ton­ces, me ins­cri­bí en la ca­rre­ra de Pu­bli­ci­dad. Nun­ca me vi vi­vien­do de la fotografía, pero siem­pre me ha lla­ma­do la aten­ción las fo­tos bien to­ma­das con mo­de­los y las por­ta­das de las re­vis­tas”, con­tó.

Du­ran­te su es­tan­cia en la uni­ver­si­dad, re­cuer­da que tu­vo en una oca­sión la opor­tu­ni­dad de ayu­dar a unos ami­gos en un tra­ba­jo de fotografía pu­bli­ci­ta­ria.

“Yo me ofre­cí pa­ra tomar las fo­tos con una cá­ma­ra com­pac­ta. Cuan­do las mos­tra­ron, na­die po­día creer que yo las ha­bía cap­tu­ra­do con un ins­tru­men­to tan sen­ci­llo. Que­dé sor­pren­di­do por es­te buen re­sul­ta­do y es­to me mo­ti­vó a con­ti­nuar ejer­cien­do la la­bor y has­ta el sol de hoy no he pa­ra­do”, afir­mó.

Lue­go de cul­mi­nar sus es­tu­dios pro­fe­sio­na­les y vi­vir unos años en Car­ta­ge­na —la ciu­dad en la que hi­zo sus pi­ni­tos co­mo fo­tó­gra­fo— de­ci­dió vol­ver a Ba­rran­qui­lla, pues agre­ga que siem­pre so­ñó con com­par­tir lo apren­di­do y ser re­co­no­ci­do por su ta­len­to en su ciu­dad na­tal.

Po­co a po­co, fue tra­ba­jan­do por em­pe­zar a ma­te­ria­li­zar las dis­tin­tas me­tas que se tra­zó cuan­do ape­nas era un es­tu­dian­te. Se arries­gó a em­pe­zar a ha­cer co­la­bo­ra­cio­nes pa­ra las por­ta­das de va­rias re­vis­tas del país y ha­cer reali­dad uno de sus sue­ños más gran­des: crear su pro­pia agen­cia de mo­de­la­je.

“One Mo­dels Agency es un con­cep­to nue­vo que na­ció de mi in­te­rés por edu­car. De he­cho, yo soy do­cen­te de Di­se­ño Grá­fi­co, pu­bli­ci­dad y fotografía en la Ins­ti­tu­ción Uni­ver­si­ta­ria It­sa y mis pa­pás son do­cen­tes tam­bién, en­ton­ces siem­pre he te­ni­do ese amor por la en­se­ñan­za. Hay bue­nas agen­cias en la ciu­dad, pero yo qui­se crear una don­de pue­da brin­dar una edu­ca­ción a mi ma­ne­ra a per­so­nas del me­dio. Jun­to con Da­nie­la Vi­lla ma­ne­ja­mos la agen­cia, ella es la

EL MO­DE­LA­JE EN EL CA­RI­BE... “Hay mu­cho ta­len­to en la Re­gión pero to­da­vía ha­ce fal­ta más or­ga­ni­za­ción y edu­ca­ción”. SO­BRE EL TRA­BA­JO... “Soy cons­cien­te que a tra­vés de mis fo­tos estoy com­par­tien­do el sueño de un di­se­ña­dor o un mo­de­lo”.

coor­di­na­do­ra de la par­te aca­dé­mi­ca y yo me en­car­go de la par­te pu­bli­ci­ta­ria y de la ima­gen”, ma­ni­fes­tó.

Tras crear es­te pro­yec­to, Le­nin se pro­pu­so la mi­sión de “des­ta­car el ta­len­to de la in­dus­tria del mo­de­la­je a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal”. Aña­de que en el Ca­ri­be co­lom­biano hay “mu­cho ta­len­to” pero que to­da­vía ha­ce fal­ta “or­ga­ni­za­ción y edu­ca­ción”, pues hay mu­chos dia­man­tes en bru­to que ha­cen “fal­ta pu­lir­los”.

Así pues, fren­te a su len­te han pa­sa­do per­so­na­li­da­des del país co­mo Mar­ti­na La Pe­li­gro­sa, Ma­bel Car­ta­ge­na, Se­bas­tián Vie­ra, Ana Ka­ri­na So­to, Va­le­rie Do­mín­guez y la actual Se­ño­ri­ta Colombia, Lau­ra Gon­zá­lez. Ase­gu­ra que ca­da ex­pe­rien­cia en su vi­da ha si­do un gran apren­di­za­je, pues a sus 23 años se sien­te sa­tis­fe­cho con los lo­gros de su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal.

“Hay un es­te­reo­ti­po que di­ce que si eres jo­ven no tie­nes cre­di­bi­li­dad ni ex­pe­rien­cia. En mi pá­gi­na web y en mis re­des so­cia­les siem­pre pu­bli­co fo­tos de mi tra­ba­jo y ca­si nun­ca so­bre mí. En­ton­ces, cuan­do me con­tra­tan pa­ra unas fo­tos y me ven se sor­pren­den que sea tan jo­ven por­que es­tán a la es­pe­ra de en­con­trar­se con al­guien ma­yor. Pero yo soy muy or­ga­ni­za­do y res­pon­sa­ble con mi tra­ba­jo. Soy cons­cien­te que a tra­vés de mis fo­tos estoy com­par­tien­do el sueño de un di­se­ña­dor, una mar­ca o un mo­de­lo”, es­ta­ble­ció.

En la ac­tua­li­dad, Le­nin es­pe­ra es­te año fi­na­li­zar su ci­clo en Ba­rran­qui­lla y po­der te­ner la opor­tu­ni­dad de mu­dar­se a otra ciu­dad.

“Quie­ro ex­plo­rar nue­vos ho­ri­zon­tes. No sé si me va a ir bien o mal, pero si no lo in­ten­to, nun­ca lo sa­bré”, con­clu­yó. GC

Le­nin se con­si­de­ra una per­so­na “pun­tual, res­pon­sa­ble y or­de­na­do” a la ho­ra de rea­li­zar sus tra­ba­jos.

En su tiem­po li­bre, el barranquillero dis­fru­ta ir al ci­ne, vi­si­tar nue­vos res­tau­ran­tes y con­cen­trar­se en la for­ma­ción de los ta­len­tos de su agen­cia de mo­de­la­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.