El equi­li­brio in­te­gral al que le apues­ta Mart­ha La­fau­rie

LA ‘COACH’ DE SA­LUD Y BIE­NES­TAR EN ME­DI­CI­NA FUN­CIO­NAL IDEN­TI­FI­CA AL­GU­NOS HÁ­BI­TOS SA­LU­DA­BLES PA­RA LLE­VAR UN ES­TI­LO DE VI­DA VI­TAL Y FE­LIZ. TAM­BIÉN HA­BLA SO­BRE SU NUE­VO PRO­YEC­TO EM­PRE­SA­RIAL Y SU ROL CO­MO MA­DRE.

Gente Caribe - - Portada - TEX­TO Sharon Ka­lil Ins­ta­gram: @Sha­rond­ka­lil FO­TOS Orlando Ama­dor

Des­de que tie­ne me­mo­ria, Mart­ha La­fau­rie se ha in­tere­sa­do por el bie­nes­tar y la sa­lud in­te­gral. Es­ta ba­rran­qui­lle­ra re­cuer­da que vi­si­ta­ba en la ado­les­cen­cia a los der­ma­tó­lo­gos pa­ra evi­tar el ac­né y se in­tere­sa­ba por in­ves­ti­gar so­bre los tra­ta­mien­tos fa­cia­les.

Pe­se a que te­nía es­tas in­cli­na­cio­nes y que se con­si­de­ra una mujer so­cia­ble y “ar­tis­ta”, de­ci­dió es­tu­diar en la Uni­ver­si­dad del Nor­te la ca­rre­ra de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, la cual se con­vir­tió en un vehícu­lo pa­ra lle­gar a lo que se­ría su des­tino: ser coach de sa­lud y bie­nes­tar en Me­di­ci­na Fun­cio­nal, gra­dua­da de Fun­ctio­nal Me­di­ci­ne Coa­ching Aca­demy Inc., en Es­ta­dos Uni­dos.

Y es que en su vi­da el bie­nes­tar ha si­do pri­mor­dial, por lo que en­tre sus há­bi­tos es­tá ir al gim­na­sio, via­jar, leer so­bre sa­lud, es­pi­ri­tua­li­dad y psi­co­lo­gía positiva, des­cu­brir die­tas pro­ba­das cien­tí­fi­ca­men­te y “apre­ciar la be­lle­za de la vi­da”.

“Tra­to siem­pre de es­tar cer­ca de mis tres hi­jos: Da­nie­lle, Alejandro y Lu­cia­na, por­que son lo más im­por­tan­te en mi vi­da”, cuen­ta Mart­ha, que se preo­cu­pa por lle­nar­los de pa­la­bras po­si­ti­vas.

Pre­ci­sa­men­te, su hi­ja, de 22 años, Da­nie­lle, fue uno de los mo­ti­vos por los que Mart­ha le dio un gi­ro a su vi­da pa­ra que­rer ayu­dar a las per­so­nas y así de­di­car­se al ase­so­ra­mien­to en bie­nes­tar.

Cuen­ta que cuan­do te­nía 30 años co­men­zó a sen­tir una le­ve de­pre­sión por lo que bus­có ayu­da pro­fe­sio­nal don­de una psi­có­lo­ga. “Pa­só un tiem­po y mi hi­ja ma­yor se fue a es­tu­diar a Es­ta­dos Uni­dos y sin dar­me cuen­ta em­pe­cé a sen­tir do­lor en el cuer­po, que era ra­ro por­que siem­pre he si­do sa­lu­da­ble. Te­nía una tris­te­za pro­fun­da”.

Mart­ha, en los li­bros de psi­co­lo­gía positiva y sa­lud, en­con­tró una al­ter­na­ti­va a los me­di­ca­men­tos pa­ra sen­tir­se me­jor. “Iba don­de mi psi­có­lo­ga, pe­ro sa­bía que so­bre­po­ner­me es­ta­ba en mis ma­nos”.

Así pues, de­ci­dió par­ti­ci­par en un pro­gra­ma vir­tual don­de se po­día ele­var el áni­mo y la ener­gía, di­ri­gi­do por el es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na fun­cio­nal, Mark Hay­man. “Él ex­pli­ca­ba que a tra­vés de la nu­tri­ción se po­dría me­jo­rar to­do. Ha­cía una des­in­to­xi­ca­ción de azu­ca­res y ha­ri­na pa­ra ‘re­se­tear’ el or­ga­nis­mo”.

Des­pués de un tiem­po se enamo­ró de es­te me­ca­nis­mo y es­tu­dió du­ran­te un año pa­ra ser coach de sa­lud y bie­nes­tar. Tam­bién creó My­well­flow, un es­pa­cio en el que rea­li­za pro­gra­mas di­ri­gi­dos a apo­yar, guiar y mo­ti­var a sus clien­tes a im­ple­men­tar há­bi­tos po­si­ti­vos y cam­bios en su es­ti­lo de vi­da pa­ra lle­var el bie­nes­tar al má­xi­mo ni­vel.

“Ma­ne­jo una he­rra­mien­ta lla­ma­da Rue­da de la Vi­da en la que las per­so­nas ana­li­zan có­mo es­tán en cuan­to a sus fi­nan­zas, re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les, es­pi­ri­tua­li­dad, ejer­ci­cio y es­trés, de es­ta ma­ne­ra creo un plan con el clien­te ba­sa­do en lo que quie­re pa­ra su vi­da”, ma­ni­fies­ta.

Da­da su ex­pe­rien­cia en bie­nes­tar, Mar- tha re­co­mien­da a las per­so­nas que es­tén in­tere­sa­das en te­ner un equi­li­brio men­tal y fí­si­co en su vi­da, que co­mo pri­me­ra me­di­da des­in­to­xi­quen el área de su cocina pues “ahí co­mien­za el área del bie­nes­tar. De­ben tra­tar de com­prar pro­duc­tos na­tu­ra­les, co­mer ve­ge­ta­les, evi­tar lo pro­ce­sa­do y los acei­tes ve­ge­ta­les que son gra­sas ma­las pa­ra el or­ga­nis­mo”.

Por otro la­do, acon­se­ja te­ner una ru­ti­na de ejer­ci­cio, dor­mir de sie­te a ocho ho­ras dia­rias, bus­car ac­ti­vi­da­des que ge­ne­ren fe­li­ci­dad y re­vi­sar el es­ta­do de las re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les.

Agre­ga que pa­ra que las per­so­nas se au­to­mo­ti­ven a se­guir es­te es­ti­lo de vi­da tie­nen que iden­ti­fi­car cuál es su ma­yor pro­pó­si­to. “Es­te va ser su mo­tor pa­ra per­sis­tir en el plan que se pro­pon­gan o que se crea en con­jun­to”.

Aho­ra es­ta ba­rran­qui­lle­ra se pre­pa­ra pa­ra cer­ti­fi­car­se en el Con­sor­cio In­ter­na­cio­nal de Coa­ches de Sa­lud y Bie­nes­tar y en el Na­tio­nal Board of Me­di­cal Exa­mi­ners. Ade­más, em­pren­de en co­mi­da sa­lu­da­ble ar­te­sa­nal con su ne­go­cio My­well­food. GC

SU MA­YOR MO­TI­VA­CIÓN... “Tra­to de es­tar siem­pre con mis tres hi­jos por­que son lo más im­por­tan­te en mi vi­da”.

La ba­rran­qui­lle­ra se pre­pa­ra pa­ra cer­ti­fi­car­se en el Con­sor­cio In­ter­na­cio­nal de Coa­ches de Sa­lud y Bie­nes­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.