INTERIORISMO

Habitar - - SUMARIO - POR ZANDRA QUIN­TE­RO O VA­LLE FO­TOS ADRIÁNLALGU NO COR­TE­SÍA MO­NEO B ROCK

La luz y el co­lor se cue­lan por los pa­tios, es­ca­le­ras, ce­lo­sías, ven­ta­na­les, te­rra­zas y jar­di­nes de una ca­sa de Mo­neo Brock que in­vi­ta a vi­vir fe­liz.

La luz y el co­lor se cue­lan por los pa­tios, es­ca­le­ras, ce­lo­sías, ven­ta­na­les, te­rra­zas y jar­di­nes de una ca­sa que in­vi­ta a vi­vir fe­liz.

En es­ta ca­sa ubi­ca­da en la ciu­dad de Mon­te­rrey, al nor­te de Mé­xi­co, la fir­ma in­ter­na­cio­nal Mo­neo Brock –li­de­ra­da por la es­pa­ño­la Be­lén Mo­neo y el es­ta­dou­ni­den­se Jef­frey Brock– lo­gró crear, tan­to con la ar­qui­tec­tu­ra co­mo con el interiorismo, una edi­fi­ca­ción que pro­po­ne am­bien­tes so­fis­ti­ca­dos, lú­di­cos y, a to­das lu­ces, ale­gre. Tan ale­gre co­mo pa­ra ce­le­brar a quie­nes la ha­bi­tan, ya que la ca­sa fue el pre­mio prin­ci­pal del tra­di­cio­nal sor­teo anual que el ITESM –una de las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas de ma­yor pres­ti­gio en Mé­xi­co– rea­li­za ca­da año ¿Se ima­gi­nan?

Por prin­ci­pio, en el lo­te exis­tían pre­via­men­te cua­tro gran­des ár­bo­les (tres no­ga­les y un trueno, una es­pe­cie que en Mé­xi­co lla­man así por sus ra­mas tor­ci­das), que cau­ti­va­ron a los ar­qui­tec­tos a tal gra­do que se con­vir­tie­ron en el eje del di­se­ño. De ellos se de­ri­van los pa­tios, jar­di­nes y te­rra­zas que ha­cen que ca­da es­pa­cio in­te­rior ten­ga un pai­sa­jis­mo di­fe­ren­te, una co­ne­xión per­ma­nen­te con el ex­te­rior y una luz par­ti­cu­lar que se de­rra­ma ha­cia las es­tan­cias in­te­rio­res.

Los es­pa­cios de la ca­sa se de­li­mi­tan y en­mar­can por una se­rie de mu­ros al­tos y es­bel­tos que flo­tan y se des­li­gan crean­do la vo­lu­me­tría ex­te­rior de su im­pac­tan­te fa­cha­da que –por el uso de co­lo­res fuer­te se in­ten­sos, así co­mo por la uti­li­za­ción de ce­lo­sías de con­cre­to que fil­tran la luz–, ha­ce un cla­ro ho­me­na­je a los gran­des maes­tros me­xi­ca­nos Luis Ba­rra­gán y Ri­car­do Le­go­rre­ta.

La vi­vien­da, ade­más, in­cor­po­ra es­tra­te­gias bio­cli­má­ti­cas pa­ra con­tra­rres­tar las al­tas tem­pe­ra­tu­ras de Mon­te­rrey y mi­ni­mi­zar el im­pac­to eco­ló­gi­co del pro­yec­to. Los pa­tios in­te­rio­res con su ve­ge­ta­ción crean un mi­cro­cli­ma fres­co y agra­da­ble, las per­sia­nas ex­te­rio­res pro­te­gen la fa­cha­da de la in­so­la­ción ex­ce­si­va, los dor­mi­to­rios, al es­tar se­mi­en­te­rra­dos, go­zan del ais­la­mien­to tér­mi­co que les brin­da la tie­rra y to­da la ca­sa cuen­ta con ven­ti­la­ción cru­za­da.

La ca­sa se or­ga­ni­za en tres ni­ve­les. En el pi­so in­ter­me­dio y se­mi­en­te­rra­das es­tán las ha­bi­ta­cio­nes, en el ba­jo la ex­ten­sa zo­na so­cial y la co­ci­na, y en el su­pe­rior la te­rra­za, que es­tá con­ce­bi­da co­mo un gran cuar­to ex­te­rior, de­li­mi­ta­do por mu­ros y ven­ta­nas que en­mar­can la es­plén­di­da vis­ta de los ce­rros re­gio­mon­ta­nos. Los gran­des pro­ta­go­nis­tas de es­ta área ex­te­rior son el trueno (ár­bol), la pis­ci­na y los es­pa­cios abier­tos pa­ra la vi­da so­cial, el en­tre­te­ni­mien­to y la re­la­ja­ción.

En el interiorismo, el co­lor tam­bién mar­ca su im­pron­ta. Al­gu­nos mu­ros han si­do pin­ta­dos, otros ta­pi­za­dos con pa­pe­les de col­ga­du­ra de la mar­ca in­gle­sa Mu­ral Wall­pa­per o re­cu­bier­tos con bal­do­sas me­xi­ca­nas con pa­tro­nes geo­mé­tri­cos y co­lo­res vi­vos. Al­gu­nos de los mue­bles y ac­ce­so­rios que vis­ten la ca­sa son di­se­ño de Mo­neo Brock, co­mo las co­lo­ri­das al­fom­bras o el biom­bo Ple­xi Jazz, he­cho en acrí­li­co trans­lú­ci­do, que re­ci­be al vi­si­tan­te en el ves­tí­bu­lo de en­tra­da y es­ta­ble­ce el ca­rác­ter ge­ne­ral del interiorismo. A lo lar­go de las es­tan­cias de la ca­sa se en­cuen­tran mue­bles de di­se­ño que sub­ra­yan su ca­rác­ter con­tem­po­rá­neo. En la sa­la hay so­fás di­se­ña­dos por Pa­tri­cia Ur­quio­la pa­ra Ket­tal y por He­lla Jon­ge­rius pa­ra Vi­tra; si­llas de los Bou­rou­llec pa­ra Vi­tra y de Mo­neo Brock pa­ra Ecus. La lám­pa­ra col­gan­te de la sa­la es de Arik Levy pa­ra Vi­bia y la de pie de Fa­bien Du­mas pa­ra Mar­set.

En es­ta vi­vien­da la luz y el pai­sa­je en­tran a bor­bo­to­nes, el co­lor ex­plo­ta, los es­pa­cios abier­tos man­dan y el di­se­ño lo­gra crear una ex­pe­rien­cia de vi­da que mo­ti­va la ale­gría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.