LA­NA VEGANA

Habitar - - EDITORIAL -

“CONTAMINAR” ES EL VERBO QUE USAMOS TO­DOS LOS DíAS. Ni si­quie­ra lo usamos en nues­tras con­ver­sa­cio­nes; sim­ple­men­te vi­vi­mos y con­vi­vi­mos con él. Ca­da vez que va­mos al su­per­mer­ca­do y usamos bolsas plás­ti­cas con­tri­bui­mos al ca­len­ta­mien­to glo­bal y a la muer­te de es­pe­cies que tal vez ni si­quie­ra han si­do des­cu­bier­tas. To­dos los días ma­ta­mos plan­tas, ani­ma­les, há­bi­tats su­ma­men­te com­ple­jos y de­li­ca­dos por nues­tra ma­nía de con­su­mir-contaminar-y ser fe­li­ces con nues­tro di­ne­ro. Por suer­te las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes na­cie­ron con otro chip. Y es­tán com­pro­me­ti­dos con sal­var el mundo.

En es­ta edi­ción, ade­más de un fan­tás­ti­co ho­tel en Barú, una ca­sa cam­pes­tre con un jar­dín en el te­cho que tie­ne la de­li­ca­de­za de un green de golf, y otras ma­ra­vi­llas de la ar­qui­tec­tu­ra ver­de, te­ne­mos un es­pe­cial con los nue­vos hé­roes del di­se­ño res­pon­sa­ble con el me­dio am­bien­te. Al­gu­nos pro­po­nen nue­vos usos pa­ra el plás­ti­co ba­jo una pre­mi­sa más rea­lis­ta e in­te­li­gen­te, “si el plás­ti­co du­ra 400 años, te­ne­mos que apren­der có­mo ha­cer­lo útil du­ran­te 400 años”; otros pro­po­nen vol­ver a las raí­ces y vi­vir en un mundo me­nos ar­ti­fi­cial; y al­gu­nos más –des­de la uni­ver­si­dad– lo­gra­ron crear una “la­na vegana” pa­ra com­ba­tir el ca­len­ta­mien­to glo­bal y el sa­cri­fi­cio ani­mal.

Es­ta edi­ción ver­de es una invitación a tra­tar, por lo me­nos tra­tar, de ser más cons­cien­tes, co­rre­gir al­gu­nos há­bi­tos, con­su­mir me­nos y así, tal vez, uno por uno, unir­nos con es­tas pe­que­ñas ac­cio­nes a los que en ver­dad es­tán com­pro­me­ti­dos, más allá del es­lo­gan, a sal­var el pla­ne­ta.

FOTO HER­NÁN PUEN­TES

Fer­nan­do Gó­mez Eche­ve­rriDi­rec­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.