RE­TRO

ES­TOS JA­RRO­NES ALE­MA­NES, LLE­NOS DE DE­TA­LLES Y RELIEVES, CON­TIE­NEN LA HIS­TO­RIA DE UNA TÉC­NI­CA Y DEL GUS­TO RO­CO­CÓ.

Habitar - - SUMARIO -

En­con­tra­mos los ja­rro­nes ale­ma­nes más ro­co­có de to­do Bo­go­tá. Flo­res, pas­tor­ci­llos, co­lo­res pas­tel y do­ra­dos con­for­man una oda al ex­ce­so.

LOS GRAN­DES COLECCIONISTAS DE PORCELANA SIEM­PRE QUIE­REN AL­GO HE­CHO POR MEISSEN, aque­llo que lle­ve su se­llo se­rá el San­to Grial, la pie­za más im­por­tan­te. Fue más o me­nos en el año 200 d.C que se ori­gi­nó la porcelana du­ran­te la di­nas­tía Han en Chi­na, pe­ro ape­nas en 1708 es­te ma­te­rial pu­do ser pro­du­ci­do en Eu­ro­pa gra­cias a los des­cu­bri­mien­tos del ma­te­má­ti­co y fí­si­co Eh­ren­fried Walt­her von Ts­chirn­haus, que ha­cien­do ex­pe­ri­men­tos con si­li­ca­tos y tie­rras lo­gró crear el apo­da­do “oro blan­co” pa­ra ser pro­du­ci­do en Eu­ro­pa. Ya pa­ra la épo­ca, la porcelana orien­tal era un sím­bo­lo de ri­que­za y de buen gus­to, y el apor­te de Von Ts­chirn­haus so­lo po­ten­cia­ría su po­pu­la­ri­dad. La mar­ca ba­jo la que se em­pe­zó a co­mer­cia­li­zar fue Meissen, que per­te­ne­cía al rey de Sa­jo­nia; es­tos ja­rro­nes son par­te de sus crea­cio­nes y da­tan del si­glo XVIII. Mues­tran un tra­ba­jo impecable en el que se mez­cla la pin­tu­ra di­rec­ta al óleo so­bre la porcelana, las guir­nal­das en al­to re­lie­ve y las bu­có­li­cas fi­gu­ras de la pa­re­ja de pas­to­res que coronan sus ta­pas, to­da una mues­tra del es­ti­lo ro­co­có.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.