Se gozarán el Cali Exposhow

Los di­se­ña­do­res an­da­lu­ces, que han ves­ti­do a Whit­ney Hous­ton, a la du­que­sa de Al­ba el día de su bo­da y a la rei­na Le­ti­zia, son las es­tre­llas in­vi­ta­das del Cali Exposhow, en el que pre­sen­ta­rán su co­lec­ción ‘Ve­la­da en en­sue­ños’. Tam­bién apro­ve­cha­rán es­te vi

Jet-Set - - Las debutantes -

Es la pri­me­ra vez

que vi­si­ta­rán Co­lom­bia y es­tán con los ner­vios de pun­ta de pen­sar en cómo los re­ci­bi­rá el exi­gen­te pú­bli­co del Cali Exposhow. “He es­ta­do es­te ve­rano en Mar­be­lla con unos ami­gos co­lom­bia­nos y me han con­ta­do lo ri­ca que es la co­ci­na de vues­tro país y lo be­llas que son las mu­je­res. Tam­bién me ha­bla­ron de los te­ji­dos de pal­ma y de las ar­te­sa­nías”, di­ce Victorio, quien quie­re com­prar una pul­se­ra de esmeraldas pe­ro le han di­cho que son ca­rí­si­mas.

Ellos abri­rán el Cali Exposhow, el 20 de sep­tiem­bre, con una pasarela en el Tea­tro Ca­li­ma, don­de pre­sen­ta­rán su co­lec­ción ‘Ve­la­da en en­sue­ños’, com­pues­ta por 41 looks en los que pre­do­mi­na­rán los ve­los de tul y ga­sa y las trans­pa­ren­cias.

“No po­de­mos con­tar mu­cho por aho­ra por­que que­re­mos que sea una sor­pre­sa”.

Des­pués del des­fi­le, pa­sa­rán unos días en Car­ta­ge­na y otros en Bo­go­tá con el de­co­ra­dor Ál­va­ro Lara. “Sé que nos va­mos a di­ver­tir ho­rro­res, us­te­des tie­nen un ca­rác­ter muy pa­re­ci­do al nues­tro, so­mos her­ma­nos y ha­bla­mos la mis­ma len­gua”.

La pa­re­ja tie­ne in­ten­cio­nes de abrir mer­ca­do en Amé­ri­ca La­ti­na y de ahí su in­te­rés de ex­hi­bir en Co­lom­bia su tra­ba­jo. “Se­gu­ro que nues­tra co­lec­ción del pró­xi­mo año va a es­tar ins­pi­ra­da en su país, por­que so­mos co­mo es­pon­jas, ab­sor­be­mos la ener­gía de don­de va­mos y el es­ti­lo del si­tio”, re­pli­ca Victorio, un con­ver­sa­dor in­na­to y un go­ce­tas de la vi­da. Él es más ex­tro­ver­ti­do mien­tras que su es­po­so, Lucchino, es más tí­mi­do. “So­mos co­mo el Ying y el Yang o la no­che y el día. Soy aries y ten­go un ca­rác­ter po­si­ti­vo; Jo­sé Luis es acua­rio y tie­ne un tem­pe­ra­men­to más tem­pla­do. Ade­más yo soy ba­ji­to y re­lle­ni­to y él al­to y del­ga­do. Pe­ro a pesar de esas di­fe­ren­cias, lo bo­ni­to de tra­ba­jar a dúo es que cuan­do tie­nes res­pe­to y ad­mi­ra­ción ha­cia la otra per­so­na eso en­gran­de­ce, no hay ce­los ni en­vi­dias”. Son al­mas ge­me­las y eso se no­ta en sus di­se­ños.

Los dos tie­nen los mis­mos gus­tos: mon­tar a ca­ba­llo, la jar­di­ne­ría, pa­sar una tar­de de ta­pas en­tre ami­gos y de­co­rar es­pa­cios. Vi­ven en un pa­la­ce­te del si­glo XVII, ubi­ca­do en el Tem­plo de Hér­cu­les que fue el fun­da­dor de Se­vi­lla. Es una de las cons­truc­cio­nes más an­ti­guas de la ca­pi­tal an­da­lu­za y de­co­ra­ron con la in­ten­ción de que sus in­vi­ta­dos se sien­tan co­mo en la ca­sa de la abue­la pe­ro arro­pa­da de un con­cep­to mo­derno en la ilu­mi­na­ción y mez­cla de co­lo­res. Tam­bién tie­nen una ca­sa en Ma­drid y un loft en Nueva York, otro de sus des­ti­nos fa­vo­ri­tos.

Creen en la ener­gía que tie­nen los es­pa­cios, por eso abrie­ron su ate­lier prin­ci­pal en la ca­sa na­tal del pin­tor Die­go Ve­láz­quez, pe­ro cuan­do lle­gó la cri­sis eco­nó­mi­ca a Es­pa­ña tu­vie­ron que en­tre­gar­lo pa­ra pa­gar sus deu­das. “Es­ta si­tua­ción nos en­se­ñó a que no siem­pre pue­des es­tar en­tre al­go­do­nes, nos hi-

Victorio y Lucchino se ca­sa­ron en 2007 en el Ayun­ta­mien­to de Car­mo­na, en Se­vi­lla.fue­ron de las pri­me­ras pa­re­jas en dar ese pa­so, aun­que son re­ser­va­dos con su vi­da pri­va­da.

zo ser cons­cien­tes de que no to­do el mun­do puede gas­tar 2.000 eu­ros en un tra­je”.

Con ese pen­sa­mien­to, crea­ron una lí­nea más ca­sual pa­ra que to­do el mun­do que sue­ñe con lle­var al­go de Victorio y Lucchino pue­da ha­cer­lo. Ellos, co­mo otros di­se­ña­do­res, le apos­ta­ron a la de­mo­cra­ti­za­ción de la mo­da. “Eso edu­ca al pue­blo a ves­tir­se. An­tes so­lo te­nían ac­ce­so a la mo­da las per­so­nas que te­nían di­ne­ro, hoy to­dos pue­den ha­cer­lo. En es­te mo­men­to si tú no le lle­gas al pú­bli­co, no eres na­die, ellos son los que te po­nen arri­ba o aba­jo. Tu mar­ca tie­ne que ser ad­qui­ri­da por mu­cha gen­te pa­ra que sea gran­de”, ase­gu­ra.

Con el au­ge de las re­des so­cia­les el ne­go­cio ha cam­bia­do con­si­de­ra­ble­men­te. “Aho­ra te pue­des com­prar unos za­pa­tos en Nueva York, un ves­ti­do en Co­lom­bia y las jo­yas en París, eso es muy co­ol”.

Jo­sé Víc­tor cuen­ta que cuan­do ellos em­pe­za­ron ha­ce 30 años los mi­ra­ban co­mo bi­chos ra­ros pe­ro que hoy to­do el mun­do quie­re ser di­se­ña­dor, aun­que po­cos lo­gran ser re­fe­ren­tes. Su con­se­jo pa­ra quie­nes quie­ren se­guir sus pa­sos es que pri­me­ro tra­ba­jen en una re­co­no­ci­da ca­sa de mo­das y lue­go se lan­cen a crear su mar­ca. “Hay que te­ner un ba­ga­je cul­tu­ral co­mo lo tie­ne Fran­cia, Ita­lia o Es­pa­ña con el más gran­de de los gran­des que fue Ba­len­cia­ga que fue maes­tro de Bal­main y Gi­venchy. Él de­cía que la mo­da es una pro­fe­sión ase­si­na por­que es­tás las 24 ho­ras del día crean­do. Yo voy a un con­cier­to o a un es­pec­tácu­lo y siem­pre lle­vo un pe­que­ño blog con un lá­piz y apun­to ideas. He apren­di­do a es­cri­bir sin mi­rar. La calle es lo que más ex­pe­rien­cia te da pa­ra di­se­ñar”, cuen­ta Victorio.

Victorio y Lucchino se co­dean con la cre­ma y na­ta de la so­cie­dad española, son ami­gos de la rei­na Le­ti­zia y le di­se­ña­ron el ves­ti­do de bo­das a la fa­lle­ci­da du­que­sa de Al­ba, Ca­ye­ta­na Fitz-ja­mes Stuart, quien los in­vi­tó a su bo­da con Al­fon­so Díez. Son cui­da­do­sos al ha­blar de sus clien­tas y pre­fie­ren ob­viar los nom­bres de las per­so­na­li­da­des que pa­san to­dos los días por su ta­ller bus­can­do un tra­je pa­ra lu­cir es­pec­ta­cu­lar. Se­gu­ra­men­te des­pués de su des­fi­le

lis­ta.• en Cali, mu­chas co­lom­bia­nas se su­ma­rán a la

Por es­tos días Jo­sé Víc­tor Rodríguez y Jo­sé Luis Me­di­na del Co­rral, es de­cir Victorio y Lucchino, ul­ti­man de­ta­lles de la pasarela Pri­ma­ve­ra­ve­rano 2018 que pre­sen­ta­rán en el Cali Exposhow en la que to­das las mo­de­los se­rán co­lom­bia­nas.

Ellos ado­ran el es­ti­lo y buen gus­to de la rei­na Le­ti­zia de Es­pa­ña, a quien han ves­ti­do en va­rias oca­sio­nes.

Du­ran­te una tar­de de to­ros con la di­se­ña­do­ra de jo­yas ba­rran­qui­lle­ra Ma­ri­na Dan­ko, exes­po­sa de Pa­lo­mo Li­na­res, quien siem­pre fi­gu­ra en la lis­ta de las mu­je­res más ele­gan­tes de las re­vis­tas es­pa­ño­las.

Lucchino y Victorio di­se­ña­ron el tra­je de bo­da a la du­que­sa de Al­ba, Ca­ye­ta­na Fitz-ja­mes, y asis­tie­ron a su ma­tri­mo­nio con Al­fon­so Díez.

Han re­ci­bi­do in­fi­ni­dad de re­co­no­ci­mien­tos en­tre ellos el de Em­ba­ja­do­res de An­da­lu­cía. Con mú­si­ca los re­ci­bie­ron en la Se­ma­na de la Mo­da de Li­ma, don­de fue­ron los in­vi­ta­dos es­pe­cia­les en 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.