CUA­TRO GE­NE­RA­CIO­NES. Jet-set

Vi­vi Bar­guil, la es­po­sa del ban­que­ro Luis Car­los Sar­mien­to Gutiérrez, le ce­le­bró los 100 años de vi­da a su abue­la ma­ter­na Inés Ara­que Mo­li­na con una fies­ta en el Club Cam­pes­tre de Mon­te­ría, a la que asis­tie­ron sus fa­mi­lia­res y ami­gos.

Jet-Set - - CONTENIDO -

reunió a Vi­vi Bar­guil de Sar­mien­to, a su abue­la ma­ter­na Inés Ara­que Mo­li­na, quien aca­ba de cum­plir un si­glo de vi­da, a su ma­má Zo­nia Be­cha­ra y al pe­que­ño Emilio, de 7 años.

Inés lle­gó al club

ra­dian­te, pa­re­cía co­mo si es­tu­vie­ra cum­plien­do 15 años y no 100. To­mó cham­pa­ña y can­tó los bo­le­ros de an­ta­ño, ro­dea­da de 4 de sus 14 her­ma­nos que so­bre­vi­ven, sus so­bri­nos, hi­jos, nie­tos, bis­nie­tos y ta­ta­ra­nie­tos. Ella es el motor de la fa­mi­lia Be­cha­ra, quie­nes le ha­cen ca­so a sus con­se­jos y se ríen con sus di­ver­ti­dos apun­tes.

En Mon­te­ría la quie­ren y la res­pe­tan. Es­ta an­tio­que­ña se ra­di­có en la ca­pi­tal cor­do­be­sa en 1940, después de que se ca­só con el gi­ne­có­lo­go li­ba­nés Ricardo Be­cha­ra Zai­nun.

Di­ce que está com­ple­ta­men­te sa­na y con la men­te pues­ta en su si­tio. Tie­ne una me­mo­ria pro­di­gio­sa y se sa­be los te­lé­fo­nos de to­dos. No le gus­ta ir al mé­di­co y ha­ce seis años cuan­do la obli­ga­ron a ha­cer­se exá­me­nes, le sa­lie­ron bue­nos.

“No me due­le na­da, ni una mue­la”, bro­mea. Con­fie­sa que el se­cre­to pa­ra du­rar tan­tos años ha si­do to­mar­se la vi­da con cal­ma y la ge­né­ti­ca, pues vie­ne de una fa­mi­lia lon­ge­va, su ma­má, Es­ter, mu­rió a los 100 años.

Es muy va­ni­do­sa y no per­mi­te que na­die, ni si­quie­ra sus más alle­ga­dos, la vean sin arre­glar. Zo­nia, su hi­ja, cuen­ta que una vez es­ta­ba en Bo­go­tá y ella la lla­mó a de­cir­le: ‘mi­ja, es­toy muy mal’. Ca­si se mue­re del sus­to, pe­ro cuan­do le pre­gun­tó qué le pa­sa­ba, su res­pues­ta fue: ‘es que está llo­vien­do y Blan­ca la pe­lu­que­ra no pue­de sa­lir de su ba­rrio pa­ra ve­nir a pei­nar­me y hoy ten­go me­sa de jue­go’”.

Con fre­cuen­cia, Inés se reúne a ju­gar car­tas con un gru­po de ami­gas, aun­que ya no le gus­ta sa­lir mu­cho de su ca­sa y pre­fie­re que la vi­si­ten. Ado­ra pa­sar tiem­po con sus nie­tos y bis­nie­tos, en­tre ellos Emilio, el hi­jo de Vi­vi, de 7 años y me­dio, quien le cuen­ta his­to­rias. “Me gus­ta pa­sear­la en su si­lla de rue­das”. Pa­ra Emilio, Mon­te­ría es co­mo es­tar en Dis­ney­lan­dia: mon­ta en bi­ci­cle­ta con sus pri­mos, se ba­ñan con man­gue­ra y le ha­cen la co­mi­da que le gus­ta.

Vi­vi he­re­dó de su abue­la ma­ter­na el es­pí­ri­tu fi­lan­tró­pi­co. Por eso creó la fun­da­ción A la rue­da, rue­da, que pre­si­de Zo­nia, su ma­má, que ayu­da a los ni­ños más ne­ce­si­ta­dos de es­ta re­gión del país a te­ner

ocio.• ac­ti­vi­da­des en el tiem­po de

Emilio Sar­mien­to, Vi­vi Bar­guil de Sar­mien­to, Inés Ara­que Mo­li­na y Zo­nia Be­cha­ra. En­tre Inés y Emilio, uno de sus 11 bis­nie­tos, hay 93 años de di­fe­ren­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.