Ra­fael Bri­ce­ño,

Un Juan Ga­briel im­por­ta­do

La O (Cúcuta) - - Pers Naje -

“Juan Ga­briel no era só­lo un gran ar­tis­ta, sino un gran ser hu­mano, con un co­ra­zón que no le ca­bía en el pe­cho. Te­nía una fun­da­ción en la que al­ber­ga­ba y en­se­ña­ba mú­si­ca a los ni­ños. Tam­bién los pro­veía de ro­pa y ali­men­tos. Fue un hom­bre ex­tra­or­di­na­rio que no se ol­vi­dó de dón­de ve­nía”, esa es la apre­cia­ción de Ra­fael Bri­ce­ño so­bre el “Di­vo de Juá­rez”.

Por más de 20 años, Ra­fael ha per­so­ni­fi­ca­do al fa­lle­ci­do can­tan­te me­xi­cano en to­da cla­se de es­pec­tácu­los. Su show lo ha lle­va­do a Pe­rú, Es­ta­dos Uni­dos y al­gu­nas ciu­da­des de Co­lom­bia.

Es ve­ne­zo­lano, pe­ro des­de ha­ce cua­tro años fi­jó re­si­den­cia en la ‘Per­la del Nor­te’. Es mú­si­co em­pí­ri­co y su for­ma­ción vo­cal fue al la­do de Re­na­to Ca­pri­les, di­rec­tor de la fa­mo­sa or­ques­ta Los Me­ló­di­cos.

So­bre su show, él lo des­cri­be co­mo “muy res­pe­tuo­so y ro­mán­ti­co”, ya que pien­sa que es ne­ce­sa­rio trans­mi­tir ese sen­ti­mien­to en ca­da can­ción, tal co­mo lo lo­gra­ba Juan Ga­briel.

“Cuan­do veo los vi­deos de sus pre­sen­ta­cio­nes, mu­cha gen­te llo­ra­ba con ca­da me­lo­día. Es sa­tis­fac­to­rio lo­grar que la gen­te se co­nec­te con­ti­go y que tu voz les lle­gue al co­ra­zón”, re­fle­xio­na el imi­ta­dor, de 57 años.

En su nú­cleo fa­mi­liar tam­bién exis­te una ad­mi­ra­ción in­cal­cu­la­ble por Juan Ga­briel. Has­ta su hi­ja Ga­brie­la, de 4 años, le pre­gun­ta cuán­do se­rá el día que co­no­ce­rá al ar­tis­ta. “Lo ve­re­mos cuan­do vi­si­te­mos el cie­lo”, sue­le res­pon­der­le Ra­fael.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.