Un lme re­tro y ga­lác­ti­co

La Opinión - Imágenes - - Cine - Jimmy For­tu­na (Do­cen­te y pe­rio­dis­ta)

“Guar­dia­nes de la Ga­la­xia Vo­lu­men 2”, di­ri­gi­da por Ja­mes Gunn, es, al igual que la pri­me­ra par­te, un ge­nuino ho­me­na­je a las ten­den­cias ar­tís­ti­cas y cul­tu­ra­les que es­tu­vie­ron de mo­da, dé­ca­das atrás. En sí, el lme se po­dría asu­mir como una ex­ten­sa ban­da so­no­ra en la que uno pu­die­ra lle­var a ca­bo la mis­ma ac­ción que rea­li­zan los pro­ta­go­nis­tas: es­cu­char mú­si­ca con un “walk­man” y de­jar­se lle­var; ce­rrar los ojos y via­jar a tra­vés de la ga­la­xia.

Pa­ra un jo­ven de es­tos días, mu­chos de los gui­ños que apa­re­cen en el fil­me po­drían de­jar­lo en apu­ros. Pa­ra al­guien na­ci­do en es­te si­glo, un “walk­man” se­ría como una es­pe­cie de ob­je­to alie­ní­ge­na. En la pe­lí­cu­la son cons­tan­tes las alu­sio­nes ex­plí­ci­tas a re­fe­ren­tes cul­tu­ra­les del si­glo pa­sa­do. So­bre es­to, la pre­sen­cia sor­pre­sa que tie­ne Da­vid Michael Has­sel­ho no es gra­tui­ta. El pro­ta­go­nis­ta, Pe­ter Quill, no tu­vo una gu­ra pa­ter­na a lo lar­go de to­da su vi­da. Es por ello que, des­de pe­que­ño y apo­ya­do en la ma­gia de la te­le­vi­sión, op­tó por to­mar el per­so­na­je de Has­sel­ho en la afa­ma­da se­rie “El au­to fan­tás­ti­co” como si fue­ra su pa­dre. Ve en él la re­pre­sen­ta­ción de ese pa­dre que nun­ca tu­vo. Su­ma­do a es­ta apa­ri­ción, na­da es­pe­ra­da, tam­bién par­ti­ci­pan otras le­yen­das del ci­ne del si­glo pa­sa­do: Kurt Rus­sell y Syl­ves­ter Sta­llo­ne. Es­te úl­ti­mo desa­rro­lla un per­so­na­je po­co im­por­tan­te en el lme. En cam­bio Rus­sell asu­me el rol de pa­dre de Pe­ter: Ego, una es­pe­cie de Dios to­do­po­de­ro­so. Si se tie­nen en cuen­ta es­tas in­ter­ven­cio­nes de le­gen­da­rios per­so­na­jes de los ochen­ta, se po­dría asu­mir es­te lme como un tri­bu­to a es­ta dé­ca­da y a otras en las que se de nie­ron es­ti­los y for­mas de vi­da que aún per­ma­ne­cen. Úl­ti­ma­men­te, cre­ce esa pers­pec­ti­va de mi­rar atrás y de­lei­tar­se con lo que se pro­du­jo en el pa­sa­do. En varios mo­men­tos de la pe­lí­cu­la, se rea­li­zan to­mas a “cas­set­tes”, las fa­mo­sas ca­ji­tas que al­ber­gan una cin­ta mag­né­ti­ca en la que, tan­to por el la­do A, como por el B, se en­con­tra­ba mú­si­ca. Una de esas can­cio­nes, que re­tum­ban en la men­te de mu­chos, es la fa­mo­sí­si­ma “Fat­her and son”, de Cat Ste­vens, cu­ya le­tra guar­da re­la­ción con lo que pa­de­ce Pe­ter y su po­de­ro­so pa­dre Ego: “It’s not ti­me to ma­ke a chan­ge / Just re­lax, ta­ke it easy / You’re still young, that’s your fault /

ere’s so much you ha­ve to know / Find a girl, settle down / If you want you can marry / Look at me, I am old, but I’m happy”.

Como ya es ca­rac­te­rís­ti­co en las pe­lí­cu­las del mundo de Mar­vel, o más bien de Stan Lee, es­ta trae el acos­tum­bra­do “cameo” de es­ta le­yen­da de los có­mics, como pa­ra su­mar­le otro da­to y apo­yar esa idea de que en el pa­sa­do hay to­da una ri­que­za por des­cu­brir y que mu­cha de es­ta, nos si­gue de nien­do en di­ver­sos as­pec­tos de la vi­da.

“Guar­dia­nes de la Ga­la­xia” es un tri­bu­to, muy a su es­ti­lo y con esa car­ga de hu­mor par­ti­cu­lar, a to­dos esos re­fe­ren­tes que hi­cie­ron his­to­ria y que como hue­llas in­de­le­bles, per­ma­ne­ce­rán por siem­pre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.