Bre­ve vi­si­ta a Gra­ma­lo­te y Vi­lla Ca­ro

La Opinión - Imágenes - - Región - Pa­blo Emi­lio Ramírez Cal­de­rón

e pa­so pa­ra Vi­lla­ca­ro, tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de vi­si­tar bre­ve­men­te, al nue­vo Gra­ma­lo­te, ubi­ca­do a unos ocho ki­ló­me­tros del an­ti­guo mu­ni­ci­pio. Por una cor­ta ca­rre­te­ra de mo­der­nas es­pe­ci ca­cio­nes. En el úl­ti­mo tra­mo, es­tá ubi­ca­da es­ta pe­que­ña mu­ni­ci­pa­li­dad, pom­po­sa­men­te de­no­mi­na­da el Nue­vo Gra­ma­lo­te, que re­em­pla­za al an­ti­guo po­bla­do.

Lo­ca­li­za­da en una li­ge­ra la­de­ra, la nue­va lo­ca­li­dad, lu­ce bas­tan­te bien, bo­ni­ta, co­mo un pe­se­bre gran­de de na­vi­dad, aun cuan­do no se ha ter­mi­na­do su cons­truc­ción. Con va­rios cen­te­na­res de ca­sas ale­gres y pe­que­ñas, que los an­ti­guos po­bla­do­res del cen­te­na­rio mu­ni­ci­pio, no las en­cuen­tran ade­cua­das, pa­ra re­em­pla­zar a sus an­ti­guas y am­plias pro­pie­da­des, no obs­tan­te, se­gún nos con­ta­ron al­gu­nos de sus nue­vos due­ños, és­tas fue­ron ob­se­quia­das por el ge­ne­ro­so man­da­ta­rio de los co­lom­bia­nos, con los di­ne­ros de los con­tri­bu­yen­tes.

Has­ta aho­ra, han ad­ju­di­ca­do unos po­cos cen­te­na­res de las mis­mas, pe­ro anun­cian que muy pron­to, ad­ju­di­ca­rán más, y ter­mi­na­rán la do­ta­ción de to­dos los ser­vi­cios, que ape­nas ini­cian su cons­truc­ción. An­tes que se ex­tra­via­ra, la ele­gan­te es­ta­tua del ague­rri­do je­fe con­ser­va­dor doc­tor Lau­reano Gómez, és­ta ya lu­ce, si­tua­da en si­tio pre­fe­ren­cial.

Des­pués de es­ta bre­ve vi­si­ta al nue­vo mu­ni­ci­pio, con­ti­nua­mos nues­tro iti­ne­ra­rio, pa­ra vi­si­tar tam­bién bre­ve­men­te al mu­ni­ci­pio de Vi­lla­ca­ro, ubi­ca­do va­rios ki­ló­me­tros, dis­tan­tes del an­ti­guo y des­trui­do, mu­ni­ci­pio, por las fuer­zas de la na­tu­ra­le­za.

Por un de­plo­ra­ble ca­rre­tea­ble, co­mo to­das las lla­ma­das ca­rre­te­ras del de­par­ta­men­to, más co­mo un ca­mino, pa­ra el trán­si­to de tan­tas mu­las, co­mo tie­ne nues­tra co­mar­ca, se lle­ga al mu­ni­ci­pio pa­tria chi­ca, de uno de los más im­por­tan­tes lí­de­res del Nor­te San­tan­der, el doc­tor Lu­cio Pa­bón Nú­ñez, cu­ya na­ta­li­dad, se la dispu­ta con el mu­ni­ci­pio de Con­ven­ción.

Es un bello y apa­ci­ble rin­cón de nues­tro de­par­ta­men­to, de be­llas mu­je­res, y la­bo­rio­sas gen­tes, de­di­ca­das a la­bo­res agro­pe­cua­rias en bue­na can­ti­dad, y el co­mer­cio, en una na­tu­ra­le­za agres­te, pe­ro pa­cí ca y tran­qui­la po­bla­ción, que co­mo es ló­gi­co, lu­ce en su par­que prin­ci­pal, ac­tual­men­te en re­mo­de­la­ción, un bus­to del doc­tor Pa­bón Nú­ñez egre­gio hom­bre pú­bli­co, uno de los más im­por­tan­tes, de la pro­vin­cia de los Ca­ro.

Fue fun­da­do por tres la­bo­rio­sos ha­bi­tan­tes de la re­gión, se­ño­res Fer­nan­do Ro­drí­guez, Gre­go­rio Sil­va y Juan Mon­ca­da el 26 de ju­lio de 1859; es­tá ubi­ca­do a una al­tu­ra de 1600 me­tros, so­bre el ni­vel del mar, con una tem­pe­ra­tu­ra pro­me­dio de 20 gra­dos cen­tí­gra­dos y cuen­ta con unos cin­co mil ha­bi­tan­tes, a una dis­tan­cia de 190 ki­ló­me­tros de Cú­cu­ta, la ca­pi­tal del de­par­ta­men­to.

Es un mu­ni­ci­pio agro­pe­cua­rio, de­di­ca­do ma­yor­men­te a la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría de bo­vi­nos, por­ci­nos, ca­pri­nos, ovi­nos, mu­la­res y ca­ba­lla­res y aves de co­rral; el sec­tor ru­ral, per­ma­ne­ce ol­vi­da­do de los po­de­res cen­tra­les, co­mo to­dos los del país, y sus ha­bi­tan­tes, se de­ba­ten en me­dio de tre­men­das di cul­ta­des, ori­gi­na­das en su ma­yor par­te por el aban­dono y pé­si­mo es­ta­do de sus vías de co­mu­ni­ca­ción.

Hay un de ci­ta­rio pues­to de sa­lud, que atien­de las más ele­men­ta­les ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción, es­pe­cial­men­te las de va­cu­na­ción; pa­ra los ca­sos gra­ves de sa­lud, la ma­yo­ría de las ve­ces, son en­via­dos, a sus ve­ci­nos de Oca­ña, Gra­ma­lo­te o Cú­cu­ta.

Nue­vo Gra­ma­lo­te

Vi­lla Ca­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.