Fun­da­ción Tea­tro In­terno

La Opinión - Imágenes - - Solidaridad -

Las ac­tri­ces Joha­na Baha­món y Vic­to­ria Her­nán­dez crea­ron la Fun­da­ción Tea­tro In­terno con el n de ayu­dar a las per­so­nas que en al­gún mo­men­to co­me­tie­ron erro­res y hoy en día es­tán pa­gan­do por ellos en la cár­cel a trans­for­mar sus mo­nó­to­nas vi­das de en­cie­rro en una opor­tu­ni­dad pa­ra pre­pa­rar­se pa­ra vol­ver a la so­cie­dad cuan­do ter­mi­nen de pa­gar sus con­de­nas. Sus pro­gra­mas ope­ran en 15 cen­tros de re­clu­sión en di­fe­ren­tes lu­ga­res del país; han lla­ma­do fuertemente la aten­ción con su im­pac­tan­te em­pren­di­mien­to cuan­do inau­gu­ra­ron un res­tau­ran­te lla­ma­do ‘In­terno’ en la cár­cel de mu­je­res de San Die­go ubi­ca­da en Car­ta­ge­na, ins­pi­ra­do en In Galera Bo­lla­te, el res­tau­ran­te de una de las cár­ce­les más im­por­tan­tes de Ita­lia.

Mu­je­res que han si­do con­de­na­das por ase­si­na­tos reha­bi­li­tan sus vi­das pre­pa­ran­do y sir­vien­do co­mi­da en el lu­jo­so res­tau­ran­te que bus­ca ha­cer­le fren­te a la ne­gli­gen­cia del pú­bli­co co­lom­biano y el ol­vi­do que su­fren los car­ce­le­ros que co­mo lo ha de­man­da­do la ac­triz Baha­món en va­rias oca­sio­nes, vi­ven en con­di­cio­nes de­plo­ra­bles e in­hu­ma­nas.

El ceviche de cor­vi­na con ta­bu­le an­dino de qui­noa se en­cuen­tran en­tre los pla­tos que ‘In­terno’ pre­pa­ra por su­ge­ren­cia de im­por­tan­tes chefs co­lom­bia­nos co­mo Leo­nar­do Mo­rán, Harry Sas­son, Gui­llo Vi­ves, en­tre mu­chos otros. La ce­na se sir­ve en un pa­tio de la cár­cel de se­gu­ri­dad mí­ni­ma, don­de los in­ter­nos so­lían co­mer co­mi­das in­sí­pi­das, pe­ro hoy en día es­tá to­tal­men­te trans­for­ma­do y no que­da ni si­quie­ra ras­tro de sus tris­tes co­lo­res por­que aho­ra es­tá de­co­ra­do con fuc­sia y has­ta la ener­gía que tie­nen las pre­sas es di­fe­ren­te.

Se­gún afir­mó el Was­hing­ton Post, el di­rec­tor de la cár­cel, Ra­mi­ro Cua­dro, di­jo que, sin do­na­cio­nes de gru­pos ex­ter­nos, no ha­bría pro­gra­mas im­por­tan­tes de reha­bi­li­ta­ción. Así mis­mo, com­par­tie­ron una en­tre­vis­ta con Luz Adria­na Díaz, coor­di­na­do­ra del res­tau­ran­te, quien a rmó que la par­te más di­fí­cil fue con­ven­cer a las mu­je­res a creer en sí mis­mas. La idea principal de la Fun­da­ción Tea­tro In­terno con es­te pro­yec­to es em­po­de­rar a las mu­je­res pa­ra que cuan­do sal­gan ten­gan un plan pa­ra re­cu­pe­rar sus vi­das y pa­ra na­die es un se­cre­to que ne­ce­si­tan de di­ne­ro pa­ra no vol­ver a in­cu­rrir en nin­gún de­li­to y pue­dan lle­var una vi­da tran­qui­la.

Per­so­na­jes co­mo el chef Char­lie Ote­ro se han su­ma­do pa­ra apo­yar es­te em­pren­di­mien­to y ac­to­res co­mo Pon­cho Ren­te­ría, Ya­neth Waldman, Mar­tin San­tos, el hi­jo del pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos, el em­pre­sa­rio Mau­ri­cio Man­ci­ni, en­tre mu­chos otros.

Pe­ro en el res­tau­ran­te no so­lo en­cuen­tran co­mi­da, las mu­je­res que tie­nen ta­len­to pa­ra bor­dar y te­jer mo­chi­las de­jan lis­tos sus pro­duc­tos y los ex­hi­ben en ‘In­terno’ pa­ra que las per­so­nas que les gus­ten los pue­dan ad­qui­rir.

Fun­da­ción Ar­te In­ter­na, com­bi­na tres pilares pa­ra pre­pa­rar a los re­clu­sos pa­ra vol­ver a la so­cie­dad: Las ar­tes plás­ti­cas que in­clu­ye mú­si­ca y tea­tro. De otro la­do, ofre­cen un pro­gra­ma lla­ma­do “Cre­ci­mien­to In­terno”, que es un apo­yo pa­ra las per­so­nas que ne­ce­si­tan reha­bi­li­ta­ción con res­pec­to a al­gu­nas adic­cio­nes y tra­ba­jo in­terno, tie­ne que ver con la pro­duc­ti­vi­dad pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos y trans­for­mar las cár­ce­les en lu­ga­res pro­duc­ti­vos, co­mo aho­ra ha­cen con la pri­sión de mu­je­res de Car­ta­ge­na.

Uno de sus gran­des lo­gros de es­ta Fun­da­ción fue el Pri­mer Fes­ti­val Na­cio­nal de Tea­tro Car­ce­la­rio por­que mon­tó una obra en ca­da una de las seis re­gio­na­les del sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio del In­pec.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.