La ma­gia del unicornio

La Opinión - Imágenes - - Mito -

El unicornio, ani­mal mi­to­fa­bu­lo­so, in­do­ma­ble y no­ble, de pu­re­za y fuer­za e des­de la edad me­dia ver­sos y poe­mas de los más gran­des amo­que, en­tre le­yen­das, ma­gias y sor­ti­le­gios, trans­for­ma­ron su pri­mi­ge­nio sen­ti­do mís­ti­co y has­ta su as­pec­to, tras­to­can­do a la an­ti­gua bes­tia, es­qui­va, sal­va­je y ca­paz de tras­pa­sar a tres ele­fan­tes a la vez con su po­de­ro­so cuerno, en un ser dó­cil y amo­ro­so, más dis­pues­to a po­sar con su ma­jes­tuo­so por­te en es­ce­na­rios oní­ri­cos pa­ra ser in­mor­ta­li­za­do en ta­pi­ces y gra­ba­dos, úni­co mo­do, por cier­to, de sa­tis­fa­cer los de­seos de po­se­sión de no­bles y mo­nar­cas que, du­ran­te si­glos, per­si­guie­ron a es­te mí­ti­co ser en pos de la su­pues­ta ma­gia y del in­con­men­su­ra­ble po­der que ate­so­ra­ba en su le­gen­da­ria as­ta.

Siem­pre se ha re­pre­sen­ta­do al unicornio co­mo un ani­mal fa­bu­lo­so de na­tu­ra­le­za hon­ro­sa y pu­ra. La cria­tu­ra es idén­ti­ca a un ca­ba­llo, pe­ro lo que le di­fe­ren­cia de és­te es un lar­go cuerno rec­to, en for­ma de es­pi­ral, si­tua­do jus­to en me­dio de su fren­te. Ade­más, los uni­cor­nios son siem­pre de co­lor blan­co, sim­bo­li­zan­do pu­re­za.

SIG­NI­FI­CA­DO Y SIM­BO­LIS­MO DEL CUERNO DEL UNICORNIO

Con su cuerno úni­co en me­dio de la fren­te, el unicornio tam­bién es una echa es­pi­ri­tual, la es­pa­da de Dios, el rayo so­lar que pe­ne­tra en la cria­tu­ra ben­di­cién­do­la.

El cuerno del unicornio po­see un va­lor in­cal­cu­la­ble. En­tre sus vir­tu­des se ha­lla la de de­tec­tar y con­tra- rres­tar ve­ne­nos y se uti­li­za co­mo an­tí­do­to pa­ra los de­más mor­tí­fe­ros co­no­ci­dos por el hom­bre. Su po­der cu­ra­ti­vo es ca­si in­fa­li­ble. Es tam­bién fa­mo­so por su po­der de pu­ri ca­ción so­bre las aguas, que las ha­ce po­ta­bles y el alar­ga­mien­to de la vi­da, si se usa­ba una vez re­du­ci­do a pol­vo.

QUÉ MA­TA A LOS UNI­COR­NIOS

Se cuen­ta que si a un Unicornio se le cor­ta el cuerno muere al ins­tan­te y que, si se le en­cie­rra y se le qui­ta la li­ber­tad, tam­bién.

QUÉ LES GUS­TA A LOS UNI­COR­NIOS

Se cuen­ta que los Uni­cor­nios son se­res aman­tes de la be­lle­za y del buen co­ra­zón, tan­to la aman que a ve­ces, por una mu­jer her­mo­sa, aban­do­na­ban en par­te su li­ber­tad pa­ra es­tar cer­ca de la mis­ma, vi­si­tán­do­la re­gu­lar­men­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.