La Ca­sa de Con­tra­ta­ción de Se­vi­lla (1503-1790)

La Opinión - Imágenes - - Historia -

La Ca­sa de Con­tra­ta­ción de Se­vi­lla fue crea­da por los Re­yes Ca­to­li­cos en 1503, pa­ra ad­mi­nis­trar y con­tro­lar to­do el trá co con las In­dias al de­cla­rar­las mer­ca­do re­ser­va­do de Cas­ti­lla. Na­die po­día ir a Amé­ri­ca ni etar nin­gu­na mer­can­cía pa­ra las In­dias sin pa­sar por la Ca­sa de Con­tra­ta­ción de Se­vi­lla; y to­da mer­can­cía pro­ce­den­te de las In­dias de­bía pa­sar por el con­trol de esa ins­ti­tu­ción y pa­gar allí el im­pues­to del 20% a la Co­ro­na. Pe­ro es­to no pa­só de pre­mer­can­ti­lis­mo.

Tam­bién allí se for­ma­ba a los pi­lo­tos pa­ra los via­jes a las In­dias ba­jo la au­to­ri­dad del Pi­lo­to Ma­yor. Ade­más, era obli­ga­to­rio en­tre­gar allí in­for­mes y “re­la­cio­nes” que so­bre lo des­cu­bier­to (lo ex­plo­ra­do) pa­ra cons­truir la car­to­gra­fía. Y tam­bién in­for­mes so­bre el me­dio na­tu­ral, las et­nias y los idio­mas.

De mo­do que era un or­ga­nis­mo cien­tí­fi­co, et­no­grá co, geo­grá co, his­to­rio­grá co y de en­se­ñan­za náu­ti­ca, ade­más de cen­tro de con­trol del co­mer­cio y de los nom­bra­mien­tos y un ar­chi­vo.

En 1717, se tras­la­da la Ca­sa de Con­tra­ta­ción a Cá­diz, por­que el puer­to de Se­vi­lla, uvial, iba que­dan­do im­prac­ti­ca­ble por la se­di­men­ta­ción. Y en 1790, fue su­pri­mi­da la ins­ti­tu­ción, por­que ya se ha­bía li­be­ra­li­za­do el co­mer­cio con las In­dias en 1778 de­bi­do a las ideas

sio­crá­ti­cas pre­li­be­ra­les de los ilus­tra­dos. Que­da­rá de ella só­lo el Tro­ca­de­ro en el puer­to de San­ta Ma­ría.

La in­men­sa e im­por­tan­tí­si­ma do­cu­men­ta­ción re­co­gi­da en la Ca­sa de Con­tra­ta­ción con to­dos esos in­for­mes cons­ti­tu­ye hoy el Ar­chi­vo de In­dias, que es­tá en el edi cio de la Ca­sa Lonja de Se­vi­lla, cons­trui­do en la épo­ca de Fe­li­pe II, en­tre 1585 y 1598, so­bre pla­nos de Juan de He­rre­ra.

El Ar­chi­vo Ge­ne­ral de In­dias fue crea­do en 1785. A él, se fue­ron in­cor­po­ran­do los fon­dos del Con­se­jo de In­dias, de la Ca­sa de la Con­tra­ta­ción, de los Con­su­la­dos y de las Se­cre­ta­rías de Es­ta­do y del Des­pa­cho.

Hoy el Ar­chi­vo Ge­ne­ral de In­dias con­ser­va más de 43.000 le­ga­jos, ins­ta­la­dos en ocho ki­ló­me­tros li­nea­les de es­tan­te­rías, con unos 80 mi­llo­nes de pá­gi­nas de do­cu­men­tos ori­gi­na­les acer­ca de tres si­glos de his­to­ria de las In­dias, es de­cir, Amé­ri­ca, des­de Tie­rra de Fue­go has­ta el sur de los Es­ta­dos Uni­dos, ade­más de las Fi­li­pi­nas.

La Ca­sa de Con­tra­ta­ción fue ins­ta­la­da ini­cial­men­te en las Ata­ra­za­nas de Se­vi­lla, pe­ro ese lu­gar es­ta­ba ex­pues­to a las ria­das y era per­ju­di­cial pa­ra las mer­can­cías, por lo que pron­to fue tras­la­da­da al Al­cá­zar Real, y allí que­dó ins­ta­la­da en la sa­la de los Al­mi­ran­tes, has­ta que fue tras­la­da­da a Cá­diz en 1717.

En 1543 fue cuan­do se creó en Se­vi­lla el Con­su­la­do de mer­ca­de­res, la Ca­sa Lonja co­mo la lla­ma­ban en los an­ti­guos do­cu­men­tos se­vi­lla­nos, la Bolsa co­mo la de­no­mi­nan los via­je­ros de los si­glos XVI-XVIII, o el Con­su­la­do co­mo se le lla­ma­rá en el si­glo XIX.

El Con­su­la­do asu­mió una par­te con­si­de­ra­ble de la ju­ris­dic­ción ci­vil so­bre sus miem­bros, que an­tes ejer­cía la Ca­sa de Con­tra­ta­ción. Has­ta esa fe­cha, los jui­cios y plei­tos en­tre mer­ca­de­res se ce­le­bra­ban en la Ca­sa de Con­tra­ta­ción. Pe­ro en 1543 con­si­guie­ron la crea­ción de un Con­su­la­do co­mo el de Burgos y co­mo la Lonja de Va­len­cia.

El Ar­chi­vo de In­dias es­tá hoy en el edi cio de la Ca­sa Lonja de Se­vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.