¿Qué di­fe­ren­cia al hie­rro del ace­ro?

La Opinión - Mundo Infantil - - Jorgito El Preguntón -

El hie­rro se ob­tie­ne de sus me­nas (par­tes del fi­lón), en el al­to horno, tra­tán­do­las con co­que. El ace­ro es una alea­ción (mez­cla) de hie­rro y car­bono, con con­te­ni­do en és­te en­tre el 0,5 y el 2%, pe­ro que tam­bién pue­de con­te­ner otros me­ta­les en pe­que­ña pro­por­ción co­mo ní­quel (Ni), man­ga­ne­so (Mn), cro­mo (Cr), va­na­dio (V), wol­fra­mio (W), etc., que le con­fie­ren pro­pie­da­des pe­cu­lia­res.

El hie­rro de fun­di­ción, se ob­tie­ne di­rec­ta­men­te del al­to horno y tie­ne mu­chas im­pu­re­zas y es­co­rias.

Si se fun­de otra vez, se ob­tie­ne un hie­rro de se­gun­da fun­di­ción, con me­nos im­pu­re­zas, lla­ma­do hie­rro co­la­do, que se em­plea pa­ra es­tu­fas.

El hie­rro dul­ce, es aquel de fun­di­ción al que se le han eli­mi­na­do prác­ti­ca­men­te to­das las im­pu­re­zas, muy re­sis­ten­te y te­naz, y se em­plea pa­ra ob­je­tos que de­ben so­por­tar gran­des trac­cio­nes, co­mo an­clas de bar­co, ca­de­nas, he­rra­jes…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.