Rea­nu­dan ci­clo for­ma­ti­vo de mú­si­ca y ar­te

La Opinión - - Metrópolis -

El com­ple­jo his­tó­ri­co de San Fran­cis­co se­rá el es­ce­na­rio en el que se reanu­den los pro­ce­sos de for­ma­ción ar­tís­ti­ca y cul­tu­ral para es­ta vi­gen­cia, se­gún ex­pli­có el maes­tro Martín Navarro Quin­te­ro, quien se­ña­ló que ac­tual­men­te es­tos ci­clos se desa­rro­llan de for­ma gra­tui­ta para ni­ños, jó­ve­nes y adul­tos en mú­si­ca, dan­za, tea­tro, ar­te­sa­nías, ar­tes plás­ti­cas y au­dio­vi­sua­les.

Uno de los ma­yo­res lo­gros de Navarro es la Ban­da in­fan­til in­te­gra­da de Oca­ña, que ini­cia­rá sus tra­di­cio­na­les re­tre­tas este vier­nes 16 de fe­bre­ro en el Par­que 29 de ma­yo.

El di­rec­tor de la ban­da com­ple­ta 39 años edu­can­do a los nue­vos ar­tis­tas, en “es­pa­cios de sa­na con­vi­ven­cia y el buen apro­ve­cha­mien­to del tiem­po li­bre”, en los que se rea­li­zan ac­ti­vi­da­des co­mo el des­cu­bri­mien­to sen­si­ti­vo y sen­so­rial; lue­go, se abor­dan mo­men­tos lú­di­cos, y fi­nal­men­te la lec­tu­ra de par­ti­tu­ras para ins­tru­men­tos de vien­to y per­cu­sión.

En la ac­tua­li­dad, la ban­da in­clu­ye 15 ni­ños guia­dos por Navarro, quien re­cor­dó que ha­ber si­do es­pec­ta­dor de las pri­me­ras re­tre­tas en el par­que de la lo­ca­li­dad, lo con­du­je­ron por “el ca­mino del ar­te”.

“Me en­can­tó ese so­ni­do y me ma­tri­cu­lé por mi cuen­ta en el Ins­ti­tu­to de Cul­tu­ra y Be­llas Ar­tes para apren­der y mi­ren có­mo es la vi­da. Hoy coor­dino las re­tre­tas en el par­que de Oca­ña con la Ban­da Ju­ve­nil”, anotó.

Real­tó que por sus au­las han pa­sa­do ni­ños que hoy en día se desem­pe­ñan co­mo mú­si­cos den­tro y fue­ra del país.

“Re­gre­san, me abra­zan y agra­de­cen las ins­truc­cio­nes en­tre­ga­das para triun­far en la vi­da. Eso es lo im­por­tan­te, sem­brar una se­mi­lla y ob­ser­var esos fru­tos”, di­jo con nos­tal­gia.

La ban­da ju­ve­nil na­ció en 1979 y tie­ne has­ta “los nie­tos de los pri­me­ros mú­si­cos y eso de­mues­tra que Oca­ña tie­ne un gran po­ten­cial”.

La par­ti­ci­pa­ción de los edu­can­dos en este es­pa­cio for­ma­ti­vo, les per­mi­te a los jó­ve­nes re­co­rrer di­ver­sos mu­ni­ci­pios, lle­van­do los ai­res fol­cló­ri­cos lo­ca­les a otros rin­co­nes.

“La po­ten­cia mu­si­cal es gran­de, y siem­pre se des­ta­can fi­gu­ras”, se­ña­ló el di­rec­tor. “Los más re­cien­tes fue­ron los her­ma­nos Mi­nor­ta, que fue­ron ga­lar­do­na­dos en Ca­li y Bo­go­tá, así co­mo los her­ma­nos Navarro Morales. Es una bue­na opor­tu­ni­dad y tie­nen el tra­ba­jo ca­si que se­gu­ro. Lle­gan de 8 a 9 años, cre­cen y son pro­fe­sio­na­les. Eso me lle­na de or­gu­llo”.

Así mis­mo, ex­pli­có que con la mú­si­ca los ni­ños se de­di­can a nue­vas ac­ti­vi­da­des, es­tu­dian, y se apa­sio­nan por la vi­da, en un en­torno com­ple­jo.

Por ello, es­tá con­ven­ci­do que los ni­ños que abra­zan un ins­tru­men­to mu­si­cal ja­más em­pu­ña­rán un ar­ma ni per­de­rán el con­trol de sus vi­das, además de que lo­gra­rán la con­vi­ven­cia pa­cí­fi­ca de los pue­blos.

DI­VER­SOS ES­PA­CIOS DE PRÁC­TI­CA SIR­VEN PARA EL DESA­RRO­LLO DE LOS TA­LEN­TOS QUE SUR­GEN DE OCA­ÑA Y LA PRO­VIN­CIA DE CA­TA­TUM­BO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.