Los con­se­jos del pre­si­den­te San­tos pa­ra su su­ce­sor

La Opinión - - Política -

En cua­tro me­ses el pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos ter­mi­na­rá su se­gun­do man­da­to y si bien hoy no son mu­chos, co­mo él mis­mo lo re­co­no­ce, los que bus­can su con­se­jo, el sa­lien­te je­fe de Es­ta­do sí ha que­ri­do ha­cer­le más de una re­co­men­da­ción a quien se con­vier­ta en su su­ce­sor.

“Pen­sar en gran­de, de­fi­nir el puer­to y man­te­ner el cur­so; cons­truir so­bre lo cons­trui­do, ha­cer lo co­rrec­to, así sea im­po­pu­lar”, son pa­ra el man­da­ta­rio, al­gu­nas de las prio­ri­da­des de quien asu­ma las rien­das del país des­de el pró­xi­mo 7 de agos­to.

Co­mo es sa­bi­do, la fir­ma del acuer­do de paz con las Farc, des­pués de más de 50 años de con­fron­ta­ción, es­pe­cial­men­te, le sig­ni­fi­có al pre­si­den­te una al­tí­si­ma impopularidad que lo ha man­te­ni­do en los úl­ti­mos años con un por­cen­ta­je de acep­ta­ción que di­fí­cil­men­te su­pera el 30%.

Pe­se a es­to y tras acep­tar que es­te es el cos­to que ha te­ni­do que pa­gar por des­ar­mar a la gue­rri­lla más vie­ja del he­mis­fe­rio, el man­da­ta­rio le ha su­ge­ri­do a quien lo rem­pla­ce, “pa­cien­cia, mu­cha pa­cien­cia”.

Pa­ra San­tos, “el nue­vo ca­pi­tán” del bar­co, in­de­pen­dien­te­men­te de quien sea, de­be­rá se­guir te­nien­do co­mo prio­ri­dad la con­so­li­da­ción de la paz, la re­con­ci­lia­ción, de­jar atrás los odios y la bús­que­da de más justicia so­cial.

El pre­si­den­te ad­mi­te que a su go­bierno le fal­ta mu­cho por ha­cer y que se co­me­tie­ron erro­res. “Se pu­do ha­cer más, siem­pre se pue­de”.

Sin em­bar­go, des­ta­ca que uno de sus prin­ci­pa­les ob­je­ti­vos era de­jar­le a Co­lom­bia un país sin Farc co­mo gru­po ar­ma­do, y así lo cum­plió.

“(...)Hay mu­chí­si­mas más ra­zo­nes pa­ra ser más op­ti­mis­tas que pe­si­mis­tas”, con­si­de­ra.

Lo que sí la­men­ta el pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos son los ni­ve­les de po­la­ri­za­ción que, ase­gu­ra, des­en­ca­de­na­ron sus opo­si­to­res en el país.

“Una opo­si­ción sin pre­ce­den­tes en nues­tra his­to­ria re­cien­te, por lo vis­ce­ral y des­truc­ti­va, pro­mo­to­ra de una re­pu­dia­ble po­la­ri­za­ción en el país que so­lo trae se­cue­las ne­ga­ti­vas. Por for­tu­na, to­do es pa­sa­je­ro”, ase­gu­ró San­tos.

EL PRE­SI­DEN­TE JUAN MA­NUEL SAN­TOS cree que quien lo su­ce­da en la Ca­sa de Na­ri­ño de­be­rá se­guir­le apos­tan­do a la paz, la re­con­ci­lia­ción y te­ner mu­cha pa­cien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.