Jazz en Co­lom­bia, un pa­seo dis­co­grá­fi­co

Pa­ra con­me­mo­rar los 20 años de Ba­rran­qui­jazz, la edi­to­rial La Igua­na Cie­ga pu­bli­có el li­bro ‘De me­mo­ria: ar­chi­vo fo­to­grá­fi­co de Ba­rran­qui­jazz’. La­ti­tud pre­sen­ta un apar­te de uno de los tex­tos de la obra.

Latitud - - Portada - Por Ser­gio San­ta­na Arch­bold

El jazz co­lom­biano, o he­cho por co­lom­bia­nos, ha re­co­rri­do un lar­go tre­cho des­de la con­for­ma­ción de la Jazz Band Lor­duy, en Car­ta­ge­na, con­si­de­ra­da co­mo la pri­me­ra en el país cuan­do en 1923 fue fun­da­da y di­ri­gi­da por Fran­cis­co Lor­duy Be­ni­to-re­vo­llo, de­di­ca­da a in­ter­pre­tar mú­si­ca nor­te­ame­ri­ca­na her­ma­na­da con el jazz y rit­mos cu­ba­nos. Le se­gui­rían otras or­ques­tas ‘ti­po jazz band’ co­mo la Jazz Band Bo­lí­var, la de Emi­so­ras Fuen­tes, en Car­ta­ge­na; la So­sa Jazz Band, de Luis Fe­li­pe So­sa, y la Emi­so­ra Atlán­ti­co Jazz Band, de Ba­rran­qui­lla; la Or­ques­ta A No. 1, en Car­ta­ge­na, de Jo­sé Pia­ne­ta Pi­ta­lúa; la Jazz Ni­co­lás, en Me­de­llín, de Ni­co­lás To­rres; la Rit­mo Jazz Band, en Bo­go­tá, de Alex To­var…

Es­tas ban­das pri­mi­ge­nias de for­ma­to jazz band fue­ron agru­pa­cio­nes de clu­bes bur­gue­ses y pro­gra­mas de ra­dio, con po­co o nu­lo in­te­rés de gra­bar, sien­do es­ca­sas o inexis­ten­tes las gra­ba­cio­nes de jazz en sus años de for­ma­ción. Lo im­por­tan­te fue que es­truc­tu­ra­ron el gé­ne­ro en el país y de­mos­tra­ron que se po­día ha­cer jazz con bue­nos mú­si­cos y bue­nos arre­glos. Las big bands de la dé­ca­da del cin­cuen­ta en la épo­ca de oro de es­tas en Co­lom­bia –Lu­cho Ber­mú­dez, Pa­cho Ga­lán, Ed­mun­do Arias, Alex Acos­ta, An­to­nio Ma­ría Pe­ña­lo­za, Adol­fo Me­jía– no gra­ba­ron jazz pe­ro mu­chos de sus arre­glos eran com­ple­ta­men­te jaz­zís­ti­cos, aun­que en sus pre­sen­ta­cio­nes to­ca­ban es­tán­da­res de jazz.

El len­gua­je del jazz no les era ex­tra­ño a lí­de­res de ban­das de po­rro más rai­za­les co­mo Clí­ma­co Sar­mien­to, Ru­fo Garrido, Pedro La­za, Ma­nuel Villanueva, Pe­llo To­rres, Alfonso Pi­ña y Ru­bén Da­río Sal­ce­do. Es­to se pue­de es­cu­char cla­ra­men­te en las gra­ba­cio­nes cuan­do uti­li­zan pa­sa­jes an­ti­fo­na­les –de lla­ma­do y res­pues­ta–, pro­pios de la es­truc­tu­ra pri­mi­ge­nia del jazz.

La ma­gia de Al Escobar

El pri­mer co­lom­biano que gra­bó un ál­bum com­ple­to de jazz, en es­te ca­so de jazz afro­cu­bano, se­ría el ba­rran­qui­lle­ro Al Escobar, cuan­do en 1957 gra­bó en Nue­va York el lar­ga du­ra­ción Escobar’s Rhyth­ma­gic - Al Escobar Afro-cu­ban Or­ches­tra (Ca­den­ce CLP-1021) con ar­tis­tas in­ter­na­cio­na­les. Re­gre­sa­ría en 1969 li­de­ran­do ‘El nue­vo so­ni­do de Al Escobar’ con la or­ques­ta de Ti­to Puen­te.

Si­guien­do es­ta cro­no­lo­gía de­be­mos men­cio­nar la gra­ba­ción de 1961 del sex­te­to del es­pa­ñol Luis Ro­vi­ra –Phi­lips 631807– que con­tó con la par­ti­ci­pa­ción del co­lom­biano León Car­do­na en la gui­ta­rra eléc­tri­ca.

En la mis­ma dé­ca­da el pia­nis­ta ba­rran­qui­lle­ro Juan­cho Var­gas, di­rec­tor ar­tís­ti­co de So­no­lux, gra­bó los ál­bu­mes Co­lom­bian brass (So­no­lux LP 12-540) y Cum­bias es­pa­cia­les (RCA Vic­tor LPC 53-102). El pri­me­ro fue una adap­ta­ción al es­ti­lo de la Ti­jua­na Brass, de Herb Al­pert, de clá­si­cos –¡en 1965!– de la mú­si­ca co­lom­bia­na co­mo La ban­da bo­rra­cha, de Ra­fael Sán­chez; Pren­de la vela, de Lu­cho Ber­mú­dez, Gue­pa… je, de Ed­mun­do Arias; Mom­po­si­na, de Jo­sé Ba­rros, y más. Por su par­te, Cum­bias es­pa­cia­les fue gra­ba­do con una big band de 20 mú­si­cos y co­ros, y pre­sen­tó cum­bias y te­mas in­ter­na­cio­na­les con arre­glos de jazz.

An­tes de es­tas gra­ba­cio­nes, y co­mo una mues­tra pa­ra los pro­duc­to­res de la RCA Víc­tor, el Maes­tro Var­gas or­ga­ni­zó Juan­cho Var­gas y su piano, con Ar­mi­des Be­ní­tez en la ba­te­ría y Jesús Za­pa­ta en el ba­jo. Es­te trío lue­go se vol­vió quin­te­to con Ál­va­ro Ro­jas en el sa­xo­fón te­nor y Fa­bio Es­pi­no­sa en la trom­pe­ta, y gra­ba­ron en 1960 un sen­ci­llo ti­tu­la­do El jazz en Co­lom­bia (RCA Vic­tor EP 56-061).

Es de des­ta­car que la dis­que­ra So­no­lux, du­ran­te es­tos años, pu­bli­có un ál­bum de Jai­me Llano Gon­zá­lez y su Or­ques­ta (So­no­lux IES-63) con una ver­sión rum­ba jazz de El cum­ban­che­ro, de Ra­fael Her­nán­dez, ade­más con es­tán­da­res de Woody Her­man y Mor­ton Gould, así co­mo mam­bos, me­re­cum­bés y pa­si­llos con una sin­gu­lar y di­ná­mi­ca in­fluen­cia de jazz, que aho­ra se de­no­mi­na­ría la­tin jazz.

En 1980 el trom­pe­tis­ta, com­po­si­tor, arre­glis­ta y maes­tro An­to­nio Ma­ría Pe­ña­lo­za, con el for­ma­to de ban­da de vien­tos, gra­bó pa­ra So­no­lux un dis­co don­de él mis­mo to­có to­dos los ins­tru­men­tos a ex­cep­ción del cla­ri­ne­te, que fue to­ca­do

por Omar Ca­ña­te. En el ál­bum Sie­te sa­bro­su­ras bai­la­bles y una vie­ja se­re­na­ta cos­te­ña, se per­ci­be una fuer­te in­ten­ción jaz­zís­ti­ca con com­ple­jas es­truc­tu­ras ar­mó­ni­cas y rít­mi­cas. El dis­co ter­mi­nó sien­do el le­ga­do mu­si­cal de Pe­ña­lo­za, con­si­de­ra­do por mu­chos co­mo el mú­si­co más im­por­tan­te en la his­to­ria del jazz en Co­lom­bia.

En las di­fe­ren­tes or­ques­tas en las que tra­ba­jó tu­vo a su la­do a Pa­cho Ga­lán, Nel­son Pi­ne­do, Leo­nor Gon­zá­lez Mi­na, Luis Uri­be Bueno, Ga­briel Uri­be, Juan­cho Es­qui­vel, Clí­ma­co Sar­mien­to y Alex To­var, to­dos re­co­no­ci­dos co­mo gran­des en la mú­si­ca co­lom­bia­na y ade­más lo re­cuer­dan siem­pre co­mo un gran maes­tro. Fran­cis­co Zu­ma­qué, Jus­to Al­ma­rio y Joe Madrid tra­ba­ja­ron en sus agru­pa­cio­nes, y de una ma­ne­ra u otra lo re­co­no­cen co­mo su pa­dre mu­si­cal.

Pos­te­rior­men­te, en 1984, lle­gó otra in­no­va­ción con el ál­bum Ma­cum­bia, de Fran­cis­co Zu­ma­qué, con la par­ti­ci­pa­ción de jó­ve­nes asig­na­dos a cam­biar la es­ce­na jaz­zís­ti­ca co­lom­bia­na de los pró­xi­mos años: An­to­nio Ar­ne­do y Juan Vi­cen­te Zam­brano. Re­pre­sen­tó el pun­to de arran­que de las nue­vas ten­den­cias que a tra­vés del jazz po­día al­can­zar la mú­si­ca po­pu­lar na­cio­nal.

Una dis­co­gra­fía re­cien­te

Pa­ra con­ti­nuar con es­ta re­se­ña re­cu­rri­mos a la Dis­co­gra­fía del Jazz Co­lom­biano, de Luis Da­niel Ve­ga, que en­tre­ga la cro­no­lo­gía de gra­ba­cio­nes des­de 1975 has­ta 2016. En la fe­cha ini­cial nos pre­sen­ta una gra­ba­ción des­co­no­ci­da rea­li­za­da por Poly­dor (2404323) lla­ma­da Mr Bu­gle - Le­tuc­ce Sa­lad, que con­tó con Eduar­do Ma­ya (trom­pe­ta, bu­gle), Ga­briel Ron­dón (gui­ta­rra), Jor­ge Gua­rín (piano, ór­gano), Gus­ta­vo Cas­te­lar ( ba­jo), An­to­nio Nie­to (per­cu­sión) y Henry Cas­tro (per­cu­sión).

Es­ta dis­co­gra­fía de Luis Da­niel Ve­ga con­ti­núa con Ma­cum­bia, de Zu­ma­qué, y se pa­sea por un lis­ta­do de 193 gra­ba­cio­nes de jazz rea­li­za­das en Co­lom­bia en los úl­ti­mos 40 años. Y a par­tir de 1984 al­go co­men­zó a ges­tar­se. El ma­yor in­ves­ti­ga­dor apa­re­ció en los no­ven­ta en la fi­gu­ra del sa­xo­fo­nis­ta bo­go­tano, gra­dua­do en el co­le­gio de mú­si­ca de Ber­klee, An­to­nio Ar­ne­do. Re­crean­do la mú­si­ca de las dos costas co­lom­bia­nas con el jazz, su la­bor ha si­do re­co­no­ci­da am­plia­men­te. Sus ver­sio­nes de cum­bias y sus pro­pias com­po­si­cio­nes con con­cep­tos vi­ta­les pa­ra el jazz im­pul­sa­ron a que mu­chos mú­si­cos con­tem­po­rá­neos y jó­ve­nes hur­ga­ran en la tra­di­ción pa­ra lan­zar­se a la van­guar­dia con sus ál­bu­mes Tra­ve­sía (MTM 018037- 2), Orí­ge­nes (MTM 018062- 2), En­cuen­tros (MTM 018094- 2) y Hay otra ori­lla (BAU Re­cords 1162).

El jazz afro­cu­bano en­con­tró re­vi­ta­li­za­ción en el país en 1995 con el re­gre­so del pia­nis­ta pas­tu­so Edy Martínez des­pués de un pe­ri­plo de más de 20 años en Es­ta­dos Uni­dos en el mun­do del jazz, del jazz la­tino y de la sal­sa. Ini­ció con Ray Ba­rret­to, pro­si­guió con Ga­to Bar­bie­ri, Ed­die Pal­mie­ri y mu­chos más… En­tre los jaz­zis­tas ha la­bo­ra­do con Dizzy Gi­lles­pie, Ron Car­ter, Billy Cob­han, Pa­qui­to D’ri­ve­ra, Ar­tu­ro San­do­val, Chi­co O’fa­rrill… Se­gún sus pro­pias cuen­tas, ha par­ti­ci­pa­do en más de 200 pro­duc­cio­nes dis­co­grá­fi­cas. Su ál­bum Pri­vi­le­gio mar­có el ini­cio del jazz afro­cu­bano y des­de en­ton­ces son mu­chos los que se han aven­tu­ra­do por esos so­la­res rít­mi­cos.

Aun­que no ha vi­vi­do por mu­chas tem­po­ra­das en el país en las úl­ti­mas dé­ca­das, Jus­to Al­ma­rio, el sa­xo­fo­nis­ta sin­ce­le­jano, ha te­ni­do una in­fluen­cia no­to­ria por su vir­tuo­sis­mo. Es­tu­dió en la pres­ti­gio­sa es­cue­la de mú­si­ca Ber­klee, de Bos­ton. Se ini­ció en el mun­do afro­cu­bano con Mon­go San­ta­ma­ría y ha tra­ba­ja­do con Ti­to Puen­te, Pa­qui­to D’ri­ve­ra, Ca­chao, Is­mael Ri­ve­ra y sus Ca­chim­bos, Fred­die Hub­bard y mu­chos más. Sus obras An­dean­do, Street sax y Cum­biam­ba, que gra­bó con su gru­po To­lú, jun­to al per­cu­sio­nis­ta pe­ruano Alex Acu­ña, son re­pre­sen­ta­ti­vas de las in­ten­cio­nes de Al­ma­rio pa­ra cons­truir un nue­vo jazz co­lom­biano.

Con Zu­ma­qué, Ar­ne­do y Al­ma­rio na­ció to­do un mo­vi­mien­to mu­si­cal que bus­có crear un jazz co­lom­biano en­rai­za­do en el fol­clor na­cio­nal. Y, en cier­to sen­ti­do, es­to se es­tá lo­gran­do por ca­mi­nos se­pa­ra­dos.

Lo que fue un co­mien­zo tí­mi­do en­tre pio­ne­ros rai­za­les aho­ra re­pre­sen­ta una fuer­za aso­cia­da, agre­mia­cio­nes, con fes­ti­va­les de jazz y gra­ba­cio­nes que se van con­so­li­dan­do y que pue­den lle­gar a un pro­me­dio en los úl­ti­mos días de 15 ál­bu­mes por año.

Por­ta­da del li­bro de la edi­to­rial La Igua­na Cie­ga.

Los mú­si­cos Jus­to Al­ma­rio y Ga­briel Ron­dón, dos de los in­vi­ta­dos a las ga­las mu­si­ca­les de Ba­rran­qui­jazz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.