Ci­ma­rro­na mu­jer

Latitud - - Latitud -

Y no es que siem­pre se ha­ya que­da­do atrás sino por es­tar­se em­bos­can­do ella en la re­ta­guar­dia sí, que esa pre­cio­sa bel­dad er­gui­da en su man­jar de se­nos por la re­ta­guar­dia va sal­va­guar­dán­do­nos el al­ba y nos ex­tra­ña­ba a to­dos esa ac­ti­tud de ella has­ta cuando las otras mu­je­res ne­gras em­pe­za­ron a se­guir­la a mí que me gus­ta cuando ella sue­le vi­rar ca­ño­nes ha­cia el aden­tro Car­ta­ge­na al yo com­pren­der lo que ella in­ten­ta ex­pre­sar­me y no de­jo de amar­le su ma­ni­pu­la­ción del ama­sar ve­neno de la man­dio­ca no sien­do sino el es­tar con­ven­cién­do­nos ella de la me­jor ma­ne­ra tác­ti­ca por em­bos­car ases­tan­do con cer­ba­ta­nas la ve­ne­no­sa ira has­ta des­tro­zar ani­qui­lan­do al dia­blo len­gua de hor­qui­lla de la co­lo­ni­za­ción Que des­de en­ton­ces se es­tu­vo dan­do con ella to­do un re­gi­mien­to de ama­zo­nas ne­gras del ci­ma­rro­na­je des­pe­da­zán­do­le des­de gar­gan­ta a los güe­vos Yo mu­cho me­nos sa­bía de la sin­ta­xis… vi­ne a co­no­cer fue acer­ca de ella y ella me en­se­ñó a leer la mú­si­ca de una gue­rra nues­tra yo so­lo sé leer lo que me en­se­ñó… ella. Pe­dro Blas Ju­lio Ro­me­ro (Car­ta­ge­na de In­dias, 1949)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.