“El sal­va­vi­das del pe­rio­dis­mo ac­tual son los con­te­ni­dos re­le­van­tes”: Ales­san­dro Na­ni

Des­de Es­to­nia, un dia­lo­go so­bre cross­me­dia, pe­rio­dis­mo y nue­vas na­rra­ti­vas.

Latitud - - Portada - Por Al­ber­to M. Co­ro­na­do

De ha­ce al­gu­nos años el tér­mino cross­me­dia se em­plea con ma­yor fre­cuen­cia en pro­duc­cio­nes de fic­ción y no fic­ción que abar­can di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas de di­fu­sión. ¿Pe­ro qué es en reali­dad el cross­me­dia?, y ¿por qué es­ta pa­la­bra pa­re­ce ser lla­ma­da a con­fi­gu­rar un nue­vo pa­ra­dig­ma en la ma­ne­ra en que abor­da­mos las na­rra­cio­nes en nues­tra ac­tua­li­dad?

Pues bien, el tér­mino se re­fie­re a la in­te­gra­ción de ex­pe­rien­cias na­rra­ti­vas a tra­vés de di­fe­ren­tes me­dios co­mo el in­ter­net, vi­deo y pe­lí­cu­las, te­le­vi­sión, dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, DVD, me­dios im­pre­sos y ra­dio. O pa­ra de­cir­lo de una sen­ci­lla ma­ne­ra, his­to­rias que pue­den na­rrar­se a tra­vés de di­fe­ren­tes so­por­tes, lo que per­mi­te ex­pan­dir las po­si­bi­li­da­des na­rra­ti­vas de es­tos re­la­tos, re­qui­rien­do del es­pec­ta­dor cier­to gra­do de in­ter­ac­ti­vi­dad. Ilus­tré­mos­lo con un ejem­plo: cier­to es­cri­tor es­cri­be una no­ve­la cu­yo desen­la­ce nos in­vi­ta a ver un cor­to­me­tra­je que in­clu­ye un nue­vo as­pec­to de ese re­la­to el cual, a su vez, nos lle­va a un vi­deo­jue­go con los per­so­na­jes de la no­ve­la. A eso lla­ma­ría­mos una pro­duc­ción cross­me­dia.

La­ti­tud con­ver­só con Ales­san­dro Na­ni, experto en cross­me­dia y pro­fe­sor del Bal­tic Film and Me­dia School de la Uni­ver­si­dad de Ta­llinn, una de las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas más gran­des de Es­to­nia, so­bre el es­ta­do del ar­te del cross­me­dia.

El cross­me­dia y su ex­pan­sión de na­rra­ti­vas a P di­fe­ren­tes ti­pos de for­ma­tos coin­ci­de con una su­per­abun­dan­cia ac­tual de in­for­ma­ción en los mass me­dia. ¿Po­dría ha­blar­se de una fór­mu­la de éxi­to pa­ra cau­ti­var des­de las pro­duc­cio­nes cross­me­dia a una au­dien­cia ca­da vez más bom­bar­dea­da por can­ti­da­des asom­bro­sas de in­for­ma­ción? R No hay una fór­mu­la se­cre­ta pa­ra atraer au­dien­cias apar­te de lo ob­vio, ser re­le­van­te. Hoy ne­ce­si­ta­mos en­fo­car­nos en pro­du­cir con­te­ni­do re­le­van­te y de ca­li­dad pa­ra las per­so­nas in­di­ca­das y ne­ce­si­ta­mos evi­tar la re­pe­ti­ción. Los mo­de­los de los me­dios ma­si­vos tien­den a fa­llar de­bi­do a la abun­dan­cia de con­te­ni­dos y el po­co tiem­po que ca­da in­di­vi­duo pue­de de­di­car a se­me­jan­te flu­jo de in­for­ma­ción. De cual­quier ma­ne­ra, pen­sar en li­diar con es­ta sú­per abun­dan­cia sal­tan­do de ma­ne­ra in­dis­cri­mi­na­da al va­gón de las pro­duc­cio­nes cross­me­dia pue­de no dar bue­nos re­sul­ta­dos. No po­de­mos cap­tar la aten­ción de las au­dien­cias sim­ple­men­te por agre­gar más con­te­ni­do a un ya sa­tu­ra­do pai­sa­je me­diá­ti­co. La úni­ca so­lu­ción es

co­no­cer nues­tra au­dien­cia, tan­to la ac­tual co­mo po­ten­cial lo me­jor que po­da­mos, y lue­go dar­le for­ma a con­te­ni­dos que sean re­le­van­tes pa­ra ellos. No lla­ma­re­mos la aten­ción de nues­tra au­dien­cia por gri­tar más fuer­te que nues­tra com­pe­ten­cia, sino por lle­var las pa­la­bras ne­ce­sa­rias a los oí­dos ade­cua­dos .

¿Cree que el es­ce­na­rio P cross­me­dia plan­tea un am­plio te­rreno de tra­ba­jo y un gran re­to tan­to pa­ra nue­vas na­rra­ti­vas co­mo pa­ra los na­rra­do­res? R Com­ple­ta­men­te. El cross­me­dia re­pre­sen­ta pa­ra pe­rio­dis­tas y na­rra­do­res un desafío y una opor­tu­ni­dad. Un desafío por­que las his­to­rias de­ben ser cohe­ren­tes e in­de­pen­dien­tes a lo lar­go de las di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas sin caer en la re­pe­ti­ción. En el cross­me­dia no se tra­ta de ha­cer mer­ca­do­tec­nia a tra­vés de di­fe­ren­tes so­por­tes, o peor aún, de re­pe­tir el mis­mo con­te­ni­do en di­ver­sas pla­ta­for­mas. El cross­me­dia bus­ca crear con­te­ni­do va­lio­so pa­ra au­dien­cias que se en­cuen­tran dis­pues­tas a con­su­mir con­te­ni­dos tan­to en una so­la pla­ta­for­ma co­mo en una va­rie­dad de ellas.

Pien­se en un cor­to­me­tra­je que al fi­nal nos in­vi­ta a vi­si­tar una pá­gi­na web y de ahí po­de­mos sal­tar a un vi­deo­jue­go. Los di­fe­ren­tes so­por­tes tie­nen una te­má­ti­ca en co­mún pe­ro nos mues­tran di­ver­sos as­pec­tos de la his­to­ria ex­pan­dién­do­la. En es­tos di­fe­ren­tes so­por­tes el in­di­vi­duo en un prin­ci­pio se com­pro­me­te­rá con una his­to­ria y lue­go ga­na­rá un en­ten­di­mien­to más pro­fun­do de la na­rra­ción al vin­cu­lar­se con las otras his­to­rias que es­tá vin­cu­la­das con la pri­me­ra. Cla­ra­men­te es un desafío crear un mun­do de tal com­ple­ji­dad con una his­to­ria cohe­ren­te, pe­ro al mis­mo tiem­po ofre­ce mu­chas opor­tu­ni­da­des. Con el cross­me­dia los na­rra­do­res tie­nen que crear his­to­rias con mu­chas ca­pas que van más allá de la sim­ple ló­gi­ca de la pre­cue­la y la se­cue­la. Es­to re­quie­re un con­jun­to más am­plio de ha­bi­li­da­des que fi­nal­men­te lle­van a dar for­ma a un con­jun­to más am­plio de prác­ti­cas la­bo­ra­les.

‘Kung Fury’ (2015), di­ri­gi­da por Da­vid Sand­berg, es una pro­duc­ción con más de 30 mi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes en Youtu­be, vi­deo­clips, vi­deo­jue­gos, ju­gue­tes y to­da la pa­ra­fer­na­lia de la mer­ca­do­tec­nia. Una pro­duc­ción que cons­tru­yó nue­vas na­rra­ti­vas en di­ver­sos so­por­tes pe­ro cu­yo éxi­to tam­bién es­tá re­la­cio­na­do con un sor­pren­den­te con­su­mis­mo. ¿Pue­de ser así de del­ga­da la lí­nea que se­pa­ra al cross­me­dia del mer­chan­di­sing? R El mer­chan­di­sing crea pro­duc­tos, da for­ma a mer­can­cías a par­tir de per­so­na­jes, lu­ga­res y si­tua­cio­nes. El cross­me­dia no ex­clu­ye el mer­chan­di­sing, por el con­tra­rio, lo lle­va a un nue­vo ni­vel. Sí, hay una re­la­ción con el con­su­mo pe­ro pa­ra que ese con­su­mo exis­ta de­be ha­ber una ex­pan­sión del re­la­to a otros so­por­tes y que la au­dien­cia quie­ra pa­gar por co­no­cer los de­ta­lles de esos re­la­tos.

En el pa­no­ra­ma ac­tual de los me­dios im­pre­sos hay una cre­cien­te preo­cu­pa­ción por el des­cen­so en la ven­ta pu­bli­ci­dad y la lec­tu­ra de las ver­sio­nes im­pre­sas de mu­chos me­dios, pe­ro des­de sus ini­cios el pe­rio­dis­mo, des­de la no­ti­cia de úl­ti­ma ho­ra en ra­dio a su trans­mi­sión por TV y lue­go a la pren­sa es­cri­ta ha ex­plo­ra­do una for­ma de na­rra­ti­va cross­me­dia. ¿Qué lecciones pue­de to­mar hoy el pe­rio­dis­mo del cross­me­dia? R Bueno, el cross­me­dia co­mo fe­nó­meno no es nue­vo pe­ro en el pe­rio­dis­mo los avan­ces tec­no­ló­gi­cos han con­ver­ti­do el cross­me­dia en la nor­ma, más que en la ex­cep­ción. Pen­sar hoy en una pie­za pe­rio­dís­ti­ca que no ten­ga un link a otro ar­tícu­lo o a un vi­deo que so­por­te el ar­tícu­lo es lo mis­mo que pen­sa­ren los ar­tícu­los del pa­sa­do co­mo pie­zas pu­bli­ca­das sin fotos. Las na­rra­ti­vas cross­me­dia son el pró­xi­mo pa­so, uno en el que la con­ver­gen­cia de tex­tos y vi­deo, por ejem­plo, no su­po­ne la su­pre­sión de con­te­ni­do sino la ex­pan­sión del mis­mo. Ca­da so­por­te de­be tra­ba­jar de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te pa­ra lue­go, en con­jun­to, cons­truir una na­rra­ti­va ex­pan­di­da y cohe­ren­te.

¿En tér­mi­nos de for­ma­ción aca­dé­mi­ca qué P pue­den en­con­trar los es­tu­dian­tes del Ba­che­lor en Cross­me­dia de la Bal­tic Film, Me­dia, Arts and Com­mu­ni­ca­tion School, de la cual es us­ted maes­tro? R El pro­gra­ma de es­tu­dios es una mez­cla de cla­ses teó­ri­cas en me­dios y co­mu­ni­ca­ción y cla­ses prác­ti­cas en pro­duc­ción de me­dios. Nues­tra idea es pre­pa­rar pro­fe­sio­na­les ca­pa­ces de abor­dar la con­cep­tua­li­za­ción y pro­duc­ción de his­to­rias que se ex­pan­den en di­fe­ren­tes ti­pos de pla­ta­for­mas me­diá­ti­cas. Los es­tu­dian­tes apren­den có­mo crear con­te­ni­dos au­dio­vi­sua­les co­mo cor­to­me­tra­jes, y lue­go ex­pan­dir­los en di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas co­mo li­bros de có­mics y per­for­man­ces. Ade­más, es­te pre­gra­do pre­pa­ra a los es­tu­dian­tes pa­ra tra­ba­jar en di­fe­ren­tes me­dios, for­mán­do­los con ha­bi­li­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra ha­cer par­te del mer­ca­do la­bo­ral.

¿Por qué es­te ti­po de es­tu­dios pue­den ser P una gran he­rra­mien­ta pa­ra los pro­fe­sio­na­les de la co­mu­ni­ca­ción u otras áreas del co­no­ci­mien­to? R Por­que pre­pa­ra­mos a los es­tu­dian­tes pa­ra que pien­sen en va­rias di­men­sio­nes, pa­ra que se apro­xi­men a los me­dios des­de di­fe­ren­tes án­gu­los, tan­to en tér­mi­nos de na­rra­ción co­mo de pro­duc­ción. Mu­chos de nues­tros es­tu­dian­tes sa­len pre­pa­ra­dos pa­ra tra­ba­jar en las in­dus­trias au­dio­vi­sua­les pe­ro tam­bién en cam­pos co­mo el mer­ca­deo y la pu­bli­ci­dad.

Por úl­ti­mo, ¿es el cross­me­dia el fu­tu­ro de la P na­rra­ti­va? R Creo que las bue­nas his­to­rias son el fu­tu­ro de la na­rra­ti­va, sean es­tas na­rra­cio­nes li­nea­les o cross­me­dia. No to­das las his­to­rias son bue­nas pa­ra ser pues­tas en ex­pe­rien­cias cross­me­dia, pe­ro cuan­do lo son, el po­ten­cial que el cross­me­dia ofre­ce a la na­rra­ción es in­creí­ble.

Na­ni, experto en cross­me­dia.

Ins­ta­la­cio­nes de la Bal­tic Film Me­dia School, en la zo­na cén­tri­ca de Ta­llinn.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.