Des(uso) de la ra­zón

Latitud - - News - Poe­mas de Cau­po­li­cán Ova­lles

¿Duer­me us­ted, se­ñor pre­si­den­te? Se cree el más jo­ven y es un ase­sino de cui­da­do. Na­die po­dría de­cir cuál es su ges­to de hom­bre ama­do, por­que to­dos es­cu­pen su signo y le di­cen cuan­do pa­sa: “Ahí va la mier­da más co­que­ta”. Cuan­do se pa­ga la luz, el te­lé­fono, el gas, y el agua, co­mo un re­cién-na­ci­do, en­tre cui­da­dos y mue­lles de col­cho­nes, la vie­ja zo­rra duer­me. Na­da le ha­ce des­per­tar. EL PRE­SI­DEN­TE vi­ve go­zan­do en su pa­la­cio Yo Poe­ta …Yo, Poe­ta-hos­tias, de vein­ti­cin­co años de edad y abo­ga­do sin ejer­ci­cio an­da­ré en mi ca­ba­llo ro­jo te­mi­do y ele­gan­te. Mi ca­ba­llo de nom­bre se­cre­to pa­ra te­ner­le li­bre de apre­mio o de­ten­ción, pues en es­ta ciu­dad, que yo be­so con mis la­bios de her­mano de una so­la mu­jer, to­do hay que te­ner­lo al cui­da­do de los peo­res pe­li­gros y ace­chan­zas de un reino de hom­bres y mu­je­res que na­da res­pe­tan y to­do des­tru­yen al pri­mer gol­pe de vis­ta Con mi ca­ba­llo yo an­da­ré pi­so­tean­do ca­la­ve­ras en mi ciu­dad ro­dea­da por mu­ra­llas blan­cas muy bien cus­to­dia­das y con su se­llo de san­gre que ha­re­mos des­apa­re­cer…

GIADA GANASSIN

Cau­po­li­cán Ova­lles (Gua­re­nas, 1936 – Ca­ra­cas, 2001). Poe­ta ve­ne­zo­lano, hi­zo par­te de los gru­pos li­te­ra­rios El Te­cho de la Ba­lle­na y La Re­pú­bli­ca del Es­te y pu­bli­có, en­tre otros, los li­bros ¿Duer­me us­ted se­ñor pre­si­den­te? (1962), Co­pa de hue­so (1972, An­to­lo­gía), Sex­to sen­ti­do o dia­rio de Pra­ga (1973), Ha muer­to un col­me­nar de la col­me­na (1973), Pa­ra can­ción y can­ción de Evi­ta Pa­raí­so (1980), y Con­ver­ti­do en pez vi­ví ena­mo­ra­do del des­tino (1989).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.