Ciudad en que no exis­to

Latitud - - News -

(..) A ve­ces mi ciudad era un gol­fo de sol con are­nas do­ra­das y som­bri­llas azu­les los cuer­pos apren­dían a des­ci­frar­se se ele­gían de: un vis­ta­zo y para siem­pre aun­que el siem­pre du­ra­ra dos ve­ra­nos cuan­do es­cri­bo es­tos rá­pi­dos in­di­cios al­go en mí se es­tre­me­ce, se son­ríe ju­ro so­bre el De­ca­me­rón que en es­te ins­tan­te se me ha ex­tra­via­do la compu­tado­ra aque­lla que ex­traía raí­ces ideo­ló­gi­cas soy ape­nas un hom­bre de mi ciudad que qui­sie­ra te­ner­la ba­jo sus plan­tas y si me en­cono no es un sim­ple acha­que tam­bién se de­be a que me la qui­ta­ron sin con­sul­tar­me como vi­vien­te la cosa no es gol­pear­se el pe­cho ni re­go­dear­se en el des­con­sue­lo ni apron­tar­se para el de­rrum­be es­te ca­pí­tu­lo no es de tan­go er­go a ins­cri­bir­se en el fu­tu­ro qui­zá eso sig­ni­fi­que que para los me­jo­res el fu­tu­ro va a ser una vic­to­ria ple­na para al­gu­nos otros la oca­sión de en­con­trar­se y para mu­chos más una fran­ja de vi­da er­go a ins­cri­bir­se en el fu­tu­ro por eso he de­ci­di­do ayu­dar­te a exis­tir aun­que sea lla­mán­do­te ciudad en que no exis­to así sen­ci­lla­men­te ya que exis­tís en mí he de­ci­di­do que me es­pe­res viva y he re­suel­to vi­vir para ha­bi­tar­te.

Ma­rio Benedetti

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.