Las me­jo­res pe­lí­cu­las de 2017

El au­tor ha­ce una se­lec­ción de los lar­go­me­tra­jes más des­ta­ca­dos que se ex­hi­bie­ron en las sa­las de ci­ne de to­do el pais.

Latitud - - Portada - Por Juan Pa­blo Os­man*

Man­ches­ter jun­to al Mar (Man­ches­ter by the Sea) Di­rec­tor: Ken­neth Lo­ner­gan. Pro­ta­go­nis­tas: Ca­sey Af­fleck, Mi­che­lle Wi­lliams, Ky­le Chand­ler. Es­ta­dos Uni­dos.

Ken­neth Lo­ner­gan (1962) se ha ca­rac­te­ri­za­do por ser un ex­ce­len­te guio­nis­ta – Analy­ze This (1999), Analy­ze That (2002) y Gangs of New York (2002) es­tán en­tre sus tra­ba­jos–y en Man­ches­ter by the Sea, re­afir­ma es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca con una po­de­ro­sa y con­mo­ve­do­ra his­to­ria. To­dos he­mos per­di­do un ser que­ri­do; allí ra­di­ca la fuer­za de es­te re­la­to que nos cau­ti­va des­de el ini­cio y nos ha­ce sen­tir iden­ti­fi­ca­dos con el gran te­ma de la pe­lí­cu­la: el due­lo de la pér­di­da. Es­pe­cial­men­te elo­cuen­te la se­cuen­cia don­de el per­so­na­je in­ter­pre­ta­do por Ca­sey Af­fleck es in­te­rro­ga­do por la po­li­cía e in­ten­ta sui­ci­dar­se, con­vir­tién­do­se es­te mo­men­to en una sín­te­sis del do­lor, la ra­bia e im­po­ten­cia que pro­vo­ca la pér­di­da. La pe­lí­cu­la re­ci­bió en 2017 cin­co no­mi­na­cio­nes a los pre­mios Glo­bo de Oro, seis no­mi­na­cio­nes a los pre­mios Ós­car y re­sul­tó ga­na­do­ra del Ós­car a Me­jor Guion, así co­mo Me­jor Ac­tor Pro­ta­gó­ni­co tan­to en los Ós­car co­mo en los Glo­bo de Oro. Ca­be men­cio­nar que Man­ches­ter by the Sea es la pri­me­ra pe­lí­cu­la lan­za­da en VBD (vi­deo ba­jo de­man­da) que re­ci­be no­mi­na­ción a Me­jor Pe­lí­cu­la en los pre­mios Ós­car.

Mot­her! Di­rec­tor: Da­rren Aro­nofsky Pro­ta­go­nis­tas: Ja­vier Bar­dem, Jen­ni­fer Law­ren­ce, Ed Ha­rris, Mi­che­lle Pfeif­fer. Es­ta­dos Uni­dos.

Las pe­lí­cu­las de Da­rren Aro­nofsky (1969) nun­ca pa­san des­aper­ci­bi­das; es uno de los po­cos ci­neas­tas con­tem­po­rá­neos que ha­ce de ca­da pe­lí­cu­la que di­ri­ge to­da una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes. Odia­do, ama­do, de­nos­ta­do y ve­ne­ra­do por igual, Aro­nofsky ya se ha ga­na­do un lu­gar en la lis­ta de los di­rec­to­res de ci­ne que mar­can ten­den­cia. En Mot­her! Aro­nofsky vuel­ve al uni­ver­so de los re­la­tos bí­bli­cos que ya ha­bía abor­da­do con Noé (2014), pe­ro es­ta vez lo ha­ce de una for­ma mu­cho más ale­gó­ri­ca y li­bre, apo­ya­do por unas ac­tua­cio­nes de pri­me­rí­si­mo ni­vel. Mot­her! pue­de ser la Vir­gen Ma­ría, la Ma­dre Tie­rra, nues­tra ma­dre, la ma­dre en no­so­tros, la ma­dre que bus­ca­mos, pue­de ser to­do y na­da de es­to, pe­ro sin lu­gar a du­das fue una de las pe­lí­cu­las que ge­ne­ró más con­tro­ver­sia e in­quie­tud du­ran­te 2017. Mot­her! com­pi­tió por el León de Oro en el Fes­ti­val de Ci­ne de Ve­ne­cia 2017.

Bla­de Run­ner 2049

Di­rec­tor: Denis Vi­lle­neu­ve. Pro­ta­go­nis­tas: Ha­rri­son Ford, Ryan Gos­ling, Ana de Ar­mas, Ro­bin Wright. Es­ta­dos Uni­dos, Hun­gría, Ca­na­dá, Reino Uni­do. Po­cas se­cue­las han si­do tan es­pe­ra­das en la his­to­ria del ci­ne. Bla­de Run­ner fue es­tre­na­da en 1982 y a pe­sar de que su éxi­to no fue in­me­dia­to, du­ran­te las dé­ca­das pos­te­rio­res a su lan­za­mien­to la pe­lí­cu­la se con­vir­tió en una pie­za de cul­to, lle­gan­do a ser re­fe­ren­cia obli­ga­da en el gé­ne­ro de la cien­cia fic­ción e in­fluen­cian­do la cul­tu­ra po­pu­lar a tra­vés de pro­gra­mas de te­le­vi­sión, vi­deo jue­gos y com­po­si­cio­nes mu­si­ca­les ba­sa­das en la cin­ta. Bla­de Run­ner apa­re­ce en la ma­yo­ría de los lis­ta­dos de las 100 me­jo­res pe­lí­cu­las de la his­to­ria y por to­das es­tas ra­zo­nes una se­cue­la se tra­ta­ba de una em­pre­sa su­ma­men­te ries­go­sa. Des­pués de seis años de tra­ba­jo, fi­nal­men­te fue es­tre­na­da Bla­de Run­ner 2049, di­ri­gi­da por un cua­si des­co­no­ci­do di­rec­tor ca­na­dien­se, con la pro­duc­ción eje­cu­ti­va de Rid­ley Scott –di­rec­tor en la pri­me­ra en­tre­ga– y con el ma­gis­tral apor­te del ve­te­rano Ro­ger Dea­kins, una le­yen­da vi­va de la di­rec­ción de fo­to­gra­fía. En es­tos tiem­pos efí­me­ros que co­rren, don­de la me­mo­ria ope­ra al rit­mo de la ac­tua­li­za­ción de las re­des so­cia­les, qui­zás Bla­de Run­ner 2049 no lo­gre las re­per­cu­sio­nes de su pre­de­ce­so­ra, pe­ro le ha­ce ho­nor, y con cre­ces, a la obra maes­tra de Scott y jus­ti­fi­ca ple­na­men­te los 35 años de es­pe­ra.

¡Hu­ye! (Get Out)

Di­rec­tor: Jor­dan Pee­le Pro­ta­go­nis­tas: Da­niel Ka­luu­ya, Alli­son Wi­lliams, Brad­ley Whit­ford, Cat­he­ri­ne Kee­ner. Ja­pón, Es­ta­dos Uni­dos. Es­te fil­me de te­rror ge­ne­ró gran im­pac­to en­tre la crí­ti­ca es­pe­cia­li­za­da, si­tuán­do­lo no só­lo en­tre las me­jo­res pe­lí­cu­las de 2017, tam­bién en el lis­ta­do de la fil­mo­gra­fía más des­ta­ca­da del si­glo XXI. Si bien pue­den en­con­trar­se al­gu­nos pun­tos fla­cos a ni­vel de guion, es in­ne­ga­ble el enor­me mé­ri­to de la pe­lí­cu­la al tra­tar­se de una ópe­ra pri­ma –has­ta aho­ra só­lo ha­bía­mos vis­to a Jor­dan Pee­le (1979) desem­pe­ñar­se co­mo ac­tor en se­ries co­mo Key & Pee­le y Far­go–. Pee­le lo­gra crear una pues­ta en es­ce­na enig­má­ti­ca e in­quie­tan­te des­de el ini­cio de la pe­lí­cu­la y sor­pren­de el desa­rro­llo de los acon­te­ci­mien­tos, sin caer en lo ab­so­lu­to en lu­ga­res co­mu­nes del gé­ne­ro. De igual for­ma, es de enor­me mé­ri­to el efec­to na­rra­ti­vo de una pe­lí­cu­la de pre­su­pues­to mo­des­to y con un re­par­to de ac­to­res desconocidos en su in­men­sa ma­yo­ría. Lo más des­ta­ca­ble: las bri­llan­tes ac­tua­cio­nes de Brad­ley Whit­ford (no­mi­na­do tres ve­ces a pre­mios Glo­bo de Oro) y Cat­he­ri­ne Kee­ner (no­mi­na­da dos ve­ces a pre­mios Ós­car), así co­mo el tra­ta­mien­to del con­flic­to in­ter­ra­cial en Es­ta­dos Uni­dos des­de una óp­ti­ca, un tono y un gé­ne­ro ab­so­lu­ta­men­te no­ve­do­sos. La pe­lí­cu­la re­ci­bió dos no­mi­na­cio­nes a los Glo­bo de Oro que se pre­mia­rán en 2018.

Se­ño­ri­ta Ma­ría

Di­rec­tor: Ru­bén Men­do­za Pro­ta­go­nis­ta: Ma­ría Lui­sa Fuen­tes. Co­lom­bia. El gé­ne­ro do­cu­men­tal es po­co vis­to en las sa­las de ci­ne. Por es­ta ra­zón es su­ma­men­te in­tere­san­te y re­se­ña­ble el ca­so de es­ta pro­duc­ción co­lom­bia­na de Ru­bén Men­do­za (1980) que ha lo­gra­do co­nec­tar con el pú­bli­co has­ta el pun­to de ha­ber­se si­tua­do en­tre las cin­co pe­lí­cu­las más vis­tas en el país du­ran­te su pre­sen­cia en las car­te­le­ras na­cio­na­les. Se­ño­ri­ta Ma­ría es un ho­me­na­je a la di­ver­si­dad, a la to­le­ran­cia, a la dig­ni­dad y los de­re­chos del otro, abor­dan­do un te­ma ta­bú en la so­cie­dad co­lom­bia­na co­mo es la con­di­ción trans­gé­ne­ro. Lo más des­ta­ca­ble es que Men­do­za cons­tru­ye un re­la­to ale­ja­do de vic­ti­mis­mos, es­te­reo­ti­pos y ama­ri­llis­mo; por el con­tra­rio, el do­cu­men­tal abor­da la te­má­ti­ca y el per­so­na­je pro­ta­gó­ni­co des­de un pro­fun­do y ho­nes­to res­pe­to que se vuel­ve en­se­ñan­za de vi­da pa­ra to­dos no­so­tros co­mo miem­bros de una so­cie­dad don­de las­ti­mo­sa­men­te aún hay enor­mes ma­ni­fes­ta­cio­nes de dis­cri­mi­na­ción e in­tran­si­gen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.