Paul Ta­rud au­men­ta sus ne­go­cios en la Cos­ta

Mas Negocios - - NEWS - Paul Ta­rud

Paul Ta­rud es un in­ge­nie­ro ci­vil que des­de ha­ce más de 25 años, en me­dio de una cri­sis eco­nó­mi­ca y uti­li­zan­do los úl­ti­mos re­cur­sos que te­nía, creó el Ho­tel Ba­rran­qui­lla Pla­za, uno de los ico­nos ac­tua­les de la ciu­dad. Pos­te­rior­men­te, gra­cias a la ex­pe­rien­cia que la “uni­ver­si­dad de la vi­da” le otor­gó so­bre co­ci­na, y aten­ción al clien­te creó los res­tau­ran­tes El Pul­po Paul, Danny Roc­kers, Le­che Asá y Pi­so 26, el cual con­si­de­ra co­mo una uni­dad in­de­pen­dien­te al Ho­tel.

No obs­tan­te, de­trás de es­tos lo­gros em­pre­sa­ria­les en los que la gas­tro­no­mía es el in­gre­dien­te prin­ci­pal, hay una tra­yec­to­ria cons­ti­tui­da a pul­so.

“El buen tra­to a los clien­tes es pie­za im­por­tan­te en es­te ne­go­cio”.

Son 11 res­tau­ran­tes los que su­ma es­te em­pre­sa­rio y que se en­cuen­tran dis­tri­bui­dos en­tre el nor­te y sur de Ba­rran­qui­lla; Mon­te­ría, Va­lle­du­par y con pro­yec­cio­nes de abrir tres más: dos, al sur de la ca­pi­tal del Atlán­ti­co y uno, en Puer­to Co­lom­bia.

“Yo pro­ven­go de una fa­mi­lia bas­tan­te hu­mil­de, en mi épo­ca co­mo es­tu­dian­te, mi ac­ti­vi­dad prin­ci­pal era ven­der pe­rros ca­lien­tes pa­ra po­der sos­te­ner mis es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, de ahí par­tió mi amor por el mun­do gas­tro­nó­mi­co”, co­men­tó. Lue­go de fi­na­li­zar sus es­tu­dios en Bo­go­tá, tra­ba­jó un tiem­po en la ca­pi­tal. DC

Años más tar­de re­gre­só a Ba­rran­qui­lla en don­de abrió una pe­lu­que­ría, el cual fue su pri­mer ne­go­cio en la ciu­dad. En bus­ca de otras opor­tu­ni­da­des, co­men­zó a in­cur­sio­nar en el ne­go­cio de la cons­truc­ción, a pe­sar de en­con­trar­se en cri­sis. Co­rría la dé­ca­da del 70.

Lue­go de ha­ber cons­trui­do más de 5.000 vi­vien­das, el ne­go­cio de la cons­truc­ción en­tró en cri­sis, una cir­cuns­tan­cia que lo lle­vó a pa­gar to­das las deu­das a los ban­cos y ven­der al­gu­nas de sus pro­pie­da­des pa­ra po­der po­ner­se al día con sus obli­ga­cio­nes.

Sin em­bar­go, la úni­ca que le que­dó de to­das las so­cie­da­des fue un edi­fi­cio que na­die que­ría com­prar. “Un día cual­quie­ra, le­yen­do un li­bro so­bre un ho­te­le­ro y un ban­que­ro me di­je a mi mis­mo: lo que de­bes ha­cer ahí es un ho­tel”, fue en­ton­ces cuan­do Paul Ta­rud con­tra­tó la com­pa­ñía ope­ra­do­ra de ho­te­les Dann, que ad­mi­nis­tró el ho­tel du­ran­te 10 años.

Lue­go de ha­ber ad­qui­ri­do la ex­pe­rien­cia, “ha­ber he­cho una ca­rre­ra com­ple­ta y ob­te­ner el co­no­ci­mien­to su­fi­cien­te ob­ser­van­do”, pres­cin­dió de los ser­vi­cios de la ca­de­na, con­vir­tien­do en lo que es hoy en día el Ho­tel Ba­rran­qui­lla Pla­za. Ha­ce apro­xi­ma­da­men­te cin­co años, por “ca­sua­li­da­des de la vi­da”, sur­gió el res­tau­ran­te de pes­ca­dos y ma­ris­cos El Pul­po Paul. Cuan­do Ta­rud te­nía pla­nea­do abrir fren­te al ho­tel un res­tau­ran­te de mú­si­ca cu­ba­na, sur­gió la ‘fie­bre’ del Mun­dial 2010 y con es­te, el fa­mo­so Pul­po Paul que pre­de­cía cuál de los equi­pos se­ría el ga­na­dor de ca­da partido fut­bo­lís­ti­co.

Si­mul­tá­nea­men­te a su inau­gu­ra­ción, abrió Danny Roc­kers, un con­cep­to di­fe­ren­te en el sec­tor de co­mi­das rá­pi­das. “Yo siem­pre le ha­bía di­cho a mis hi­jos que si­guié­ra­mos la tra­di­ción que yo em­pe­cé con los pe­rros ca­lien­tes, fi­nal­men­te los con­ven­cí”, men­cio­nó Ta­rud.

Su me­ta es se­guir abrien­do res­tau­ran­tes en los pró­xi­mos años. As­pi­ra a dar aper­tu­ra 5 o 6 res­tau­ran­tes por año pa­ra ir ex­pan­dien­do sus mar­cas. “Ba­rran­qui­lla se es­tá con­vir­tien­do en la ciu­dad gas­tro­nó­mi­ca más im­por­tan­te del país, des­pués de no te­ner res­tau­ran­tes, aho­ra los hay en to­das las ga­mas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.