Mi­la Var­gas pla­nea ex­pan­dir sus ne­go­cios

pla­nea ex­pan­dir sus ne­go­cios

Mas Negocios - - NEWS - DC

Mi­la Var­gas es una bo­go­ta­na que lle­gó a Car­ta­ge­na “por ca­sua­li­dad” y des­de el mo­men­to que to­có sue­lo cos­te­ño, no pu­do sa­lir más, lue­go de to­car tan­tas puer­tas. Hoy es la due­ña de Pas­te­le­ría Mi­la y los res­tau­ran­tes La Güe­ra Mi­la­gro­sa, en Ba­rran­qui­lla Y Car­ta­ge­na. “Me con­si­de­ro una mujer gue­rre­ra, sen­si­ble y soñadora”, agre­gó la em­pre­sa­ria du­ran­te su en­tre­vis­ta pa­ra +NE­GO­CIOS (+ n).

“Des­de pe­que­ña so­ñé con la co­ci­na”, pe­ro por sus pa­dres de­ci­dió es­tu­diar ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas en la Uni­ver­si­dad de la Sa­ba­na, de la que ob­tu­vo su tí­tu­lo en el año 2000. “En el co­le­gio siem­pre ven­día pas­te­les por­que des­de ni­ña tu­ve cla­ro que que­ría vivir del ar­te cu­li­na­rio”, ase­gu­ró.

Po­co tiem­po des­pués de ha­ber­se gra­dua­do, in­gre­só a un ho­tel en don­de em­pe­zó a tra­ba­jar co­mo eje­cu­ti­va de ven­tas de alo­ja­mien­to, sin em­bar­go, siem­pre qui­so en­car­gar­se de la di­rec­ción de je­fe de be­bi­das y ali­men­tos pe­ro no lo lo­gró por no ha­ber te­ni­do la ex­pe­rien­cia en el área.

En el año 2003 Var­gas se tras­la­dó a Ar­gen­ti­na a es­tu­diar co­ci­na. Al ter­mi­nar es­ta ca­rre­ra, en el 2006 se re­gre­só a Bo­go­tá en don­de co­men­zó a dic­tar cla­ses de pas­te­le­ría en la Aca­de­mia de Co­ci­na Ver­de Oli­va. “En esa épo­ca em­pe­cé a bus­car un lo­cal en la ca­pi­tal pa­ra abrir una pas­te­le­ría pe­que­ña, en ese mo­men­to me lla­ma­ron di­cien­do que ha­bía una se­ño­ra en Car­ta­ge­na que que­ría una ase­so­ría pa­ra una de sus pas­te­le­rías, y pen­sé que se­ría ge­nial por­que me iría a la Cos­ta un mes, aho­rra­ría y así po­dría re­gre­sar pa­ra mon­tar mi ne­go­cio a Bo­go­tá”, aña­dió Mi­la.

Fi­nal­men­te, cuan­do el pro­ce­so de ase­so­ría ter­mi­nó, quien la ha­bía con­tra­ta­do le ma­ni­fes­tó que el pa­go so­lo

se­ría efec­ti­vo has­ta que inau­gu­ra­ra su ne­go­cio. Pa­re­cía que da­ba un pa­so atrás cuan­do pen­só que no po­día “re­gre­sar a Bo­go­tá sin un pe­so”. Fue así co­mo em­pe­zó a to­car puer­tas en bus­ca de opor­tu­ni­da­des y con­si­guió la con­ce­sión del Ho­tel Charlotte, don­de se que­dó un año a car­go y ade­más apro­ve­chó pa­ra co­no­cer la ciu­dad y “de­ci­dir que fi­nal­men­te era el lu­gar en don­de que­ría vivir”.

Pa­sa­do un año y me­dio, la em­pre­sa­ria de­ci­dió in­de­pen­di­zar­se pa­ra cum­plir el sue­ño que te­nía en el tin­te­ro des­de años atrás. “Ini­cial­men­te yo mis­ma hi­ce to­do, em­pe­cé mi pas­te­le­ría en Car­ta­ge­na con dos mi­llo­nes de pe­sos que ha­bía aho­rra­do del ho­tel y con otras co­sas que ha­bía com­pra­do en Bo­go­tá, li­te­ral­men­te em­pe­cé con las uñas”, pun­tua­li­zó.

Hoy en día, Mi­la Var­gas es con­si­de­ra­da una de las em­pre­sa­rias de gas­tro­no­mía más re­co­no­ci­das de la Re­gión Ca­ri­be por su cons­tan­cia, ca­li­dad y ser­vi­cio en sus 3 res­tau­ran­tes. “A cor­to pla­zo me gus­ta­ría rei­nau­gu­rar mi res­tau­ran­te ‘El Ga­lli­ne­ro’ y abrir una pas­te­le­ría en Bo­go­tá”, di­jo. A me­diano pla­zo pla­nea abrir una pas­te­le­ría en San­ta Mar­ta y otra en Mon­te­ría, pues con­si­de­ra que “son pla­zas que aún les fal­ta un po­co por ex­plo­tar”, agre­gó la Chef.

“Cuan­do lle­gué a la ciu­dad (Car­ta­ge­na) no exis­tía el te­ma de ir a to­mar­se el ca­fé, eso ha ido cam­bian­do, to­da­vía fal­ta más cultura a la ho­ra del ca­fé y que la gen­te le gus­te más sen­tar­se en una pas­te­le­ría a to­mar­lo, pe­ro las co­sas han me­jo­ra­do mu­cho en com­pa­ra­ción a cuan­do lle­gué”, men­cio­nó la em­pren­de­do­ra. “Me con­si­de­ro cos­te­ña y a pe­sar de te­ner en men­te abrir un res­tau­ran­te en Bo­go­tá, ten­go cla­ro de que mi pla­za es la Cos­ta”.

Mi­la ex­pre­sa que el Ca­ri­be tie­ne un desafío im­por­tan­te en la ca­pa­ci­ta­ción de su gen­te y así “me­jo­rar los es­tán­da­res de en­se­ñan­za”, pues “ca­da vez el Ca­ri­be se vuel­ve más tu­rís­ti­co” y se re­quie­re “en­tre­nar a las per­so­nas pa­ra la tem­po­ra­da al­ta”.

“Siem­pre hay que ser cons­tan­te, cons­cien­te de que si uno se va a me­ter en un res­tau­ran­te es es­cla­vi­zar­te, mien­tras los de­más dis­fru­tan de las épo­cas de fies­ta, tú tie­nes que es­tar en tu ne­go­cio. Nun­ca me voy afue­ra en fe­chas es­pe­cia­les, es don­de más gen­te y clien­te­la”. agre­gó Mi­la.

El Ca­ri­be ca­da día se vuel­ve más tu­rís­ti­co gra­cias a la ca­li­dad e in­no­va­ción en sus co­mi­das ” .

A me­diano pla­zo as­pi­ra inau­gu­rar ne­go­cios en San­ta Mar­ta y Mon­te­ría.

Mi­la Var­gas co­men­zó ha­ce ca­si 10 años con ‘Pas­te­le­ría Mi­la’, en Car­ta­ge­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.