Así ini­ció la ca­de­na de tien­das de los pre­cios ba­jos

Mas Negocios - - ASÍ EMPECÉ -

Lo que ini­cia­ría en 1952 co­mo una tien­da en la que se co­mer­cia­li­za­ban ba­ra­ti­jas, es hoy la ca­de­na cos­te­ña más reconocida en el for­ma­to de las gran­des su­per­fi­cies, que se ubi­có co­mo la pri­me­ra em­pre­sa en la cla­si­fi­ca­ción de que las que ob­tu­vie­ron los ma­yo­res in­gre­sos ope­ra­cio­na­les en el Atlán­ti­co, se­gún el más re­cien­te in­for­me de la Su­pe­rin­ten­den­cia de So­cie­da­des.

El es­pa­cio ele­gi­do pa­ra po­ner en mar­cha es­te em­pren­di­mien­to ha­bría si­do el Al­ma­cén Olím­pi­co, don­de el pú­bli­co de la épo­ca ad­qui­ría di­ver­sos pro­duc­tos, des­de hi­los, en­ca­jes, cre­ma­lle­ras y bo­to­nes; pa­sa­do por dul­ces y ga­lle­tas; pei­nes y ce­pi­llos; blocks de pa­pel y lá­pi­ces, has­ta me­di­ci­nas pa­ra ma­les­ta­res me­no­res.

De­trás de es­ta ini­cia­ti­va es­ta­ba el ma­tri­mo­nio con­for­ma­do por Ri­car­do Char y su es­po­sa Er­lin­da Ab­da­la, una his­to­ria que ini­ció en las sa­ba­nas de Cór­do­ba. En 1926, Ri­car­do lle­gó a Lo­ri­ca, mu­ni­ci­pio de Cór­do­ba, pro­ce­den­te de Si­ria. Mo­ti­va­do por ejer­cer la or­fe­bre­ría, ac­ti­vi­dad de la que vi­vía en su país na­tal, de­ci­dió tras­la­dar­se a Co­lom­bia, don­de ya vi­vían al­gu­nos fa­mi­lia­res. En vis­ta de la bue­na aco­gi­da que tu­vo en ese de­par­ta­men­to, Char in­vi­tó a más in­te­gran­tes de su nú­cleo fa­mi­liar a cru­zar fron­te­ras y em­pren­der la tra­ve­sía que le ha­bía da­do bue­nos re­sul­ta­dos.

Un tiem­po des­pués se co­no­ce con Er­lin­da Ab­da­la, una li­ba­ne­sa que lle­gó jun­to a sus pa­dres a Co­lom­bia, en bus­ca de nue­vas opor­tu­ni­da­des. Es­ta pa­re­ja si­rio-li­ba­ne­sa adop­ta la cul­tu­ra cos­te­ña y de ella, na­cen 7 hi­jos: Fuad, Fa­rid, Ja­bib, Si­món, Ri­car­do, Mi­guel y Mary.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.