¿Por qué fre­nar el de­sa­rro­llo de la Cos­ta?

Mas Negocios - - EDITORIAL - LU­CÍA AVEN­DA­ÑO GEL­VES Editora +NE­GO­CIOS (+ n)

El buen mo­men­to eco­nó­mi­co que atra­vie­sa el Ca­ri­be co­lom­biano es el fru­to de mu­chos es­fuer­zos que con­ver­gen en la es­tra­te­gia de dar­le a la Re­gión el po­si­cio­na­mien­to que me­re­ce, en tér­mi­nos de ne­go­cios. Uno de los mo­to­res prin­ci­pa­les pa­ra que es­to sea así es el gas, un in­su­mo fun­da­men­tal pa­ra la ope­ra­ción de las em­pre­sas.

Por ello, pen­sar en un drás­ti­co au­men­to en su pre­cio re­pre­sen­ta­ría un re­vés en el pro­ce­so as­cen­den­te que vie­ne ex­pe­ri­men­tan­do el Ca­ri­be; si se con­cre­ta, se­ría vol­ver a ver­se en el es­pe­jo de la dé­ca­da del 50. As­pec­tos co­mo “el fra­ca­so del sec­tor ex­por­ta­dor, la re­de­fi­ni­ción de las re­des de trans­por­te na­cio­na­les, la ele­va­da ta­sa de cre­ci­mien­to de la po­bla­ción”, en­tre otros fac­to­res en los que el go­bierno de turno no acom­pa­ñó al Ca­ri­be, pro­vo­ca­ron que se di­lu­ye­ra el bri­llo que ha­bía ga­na­do des­de 1900. Es una si­tua­ción que Adol­fo Mei­sel Ro­ca, el úni­co cos­te­ño en la jun­ta del Ban­co de la Re­pú­bli­ca, ex­pli­ca muy bien en su li­bro ‘¿Por qué per­dió la Cos­ta Ca­ri­be en el si­glo XX?’.

Es ta­rea del Go­bierno com­pro­me­ter­se con que el au­men­to que ha­bía de­fi­ni­do pa­ra es­te año la Co­mi­sión Re­gu­la­do­ra de Ener­gía y Gas (Creg) pa­ra la Re­gión, del 25%, no sea una reali­dad; más te­nien­do en cuen­ta que, en cam­bio, con­tem­pla pa­ra el in­te­rior una dis­mi­nu­ción del 3%. El an­te­rior es­ce­na­rio es el que plan­tea la Re­so­lu­ción 089 de 2013 Creg, si si­gue su cur­so y no es apli­ca­do un cam­bio en la fór­mu­la pa­ra de­fi­nir los pre­cios, y a su vez, se da una re­ne­go­cia­ción de con­tra­tos con los pro­duc­to­res. Las ta­ri­fas fue­ron con­ge­la­das ha­ce tres me­ses y el au­men­to sus­pen­di­do, lue­go de la pre­sión re­gio­nal tras la re­ve­la­ción, he­cha en pri­mi­cia por EL HE­RAL­DO.

Es na­tu­ral que el mercado de­fi­na unas pau­tas de ofer­ta y de­man­da, tal co­mo su­ce­dió con el pre­cio del gas, se­gún el Go­bierno, da­das la ofer­ta res­trin­gi­da en los cam­pos de La Gua­ji­ra y la pers­pec­ti­va de un pró­xi­mo Fe­nó­meno del Ni­ño. Sin em­bar­go, si bien el ma­yor pre­cio po­dría ge­ne­rar be­ne­fi­cios y cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co pa­ra al­gu­nos, el cos­to se­ría muy al­to pa­ra to­da una Re­gión. Ese cre­ci­mien­to iría en de­tri­men­to del de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co co­lec­ti­vo, dos con­cep­tos muy dis­tin­tos, ya que el se­gun­do tie­ne en cuen­ta la ca­li­dad del em­pleo, la equi­dad fi­nan­cie­ra, etc.

Es­pe­ra­mos que la Re­gión no ten­ga que apa­gar los mo­to­res de la com­pe­ti­ti­vi­dad por fal­ta de gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.