El ‘ crowd­fun­ding’ co­mo al­ter­na­ti­va de fi­nan­cia­ción

Mas Negocios - - EMPRENDIMIENTO -

Se­gún el dic­cio­na­rio de Ox­ford, el crowd­fun­ding es la prác­ti­ca de fi­nan­ciar un pro­yec­to o una em­pre­sa a tra­vés de las con­tri­bu­cio­nes mo­ne­ta­rias de un gran nú­me­ro de per­so­nas y por lo ge­ne­ral se ha­ce a tra­vés de in­ter­net.

Pa­ra Sa­ra Cha­va­rria­ga, di­rec­to­ra de Crowd­fun­ding a la Co­lom­bia­na (ini­cia­ti­va que bus­ca que es­ta prác­ti­ca ten­ga más re­co­no­ci­mien­to en el país), el crowd­fun­ding fun­cio­na bá­si­ca­men­te de la si­guien­te for­ma: la per­so­na que tie­ne un pro­yec­to, lo or­ga­ni­za, lo es­truc­tu­ra, lo mon­ta en una de las pla­ta­for­mas dis­po­ni­bles en in­ter­net y unas per­so­nas apor­tan di­ne­ro a ese pro­yec­to a cam­bio de unas re­com­pen­sas”.

Los va­lo­res de los apor­tes, la me­ta (mon­to eco­nó­mi­co que pla­nea re­co­lec­tar) y las re­com­pen­sas son es­co­gi­dos li­bre­men­te por el due­ño del pro­yec­to, quien de­ci­de se­gún lo que más le con­vie­ne a él mis­mo. És­te, a su vez, tam­bién de­ter­mi­na un pe­rio­do de tiem­po es­ta­ble­ci­do pa­ra re­co­ger to­dos los fon­dos pa­ra el pro­yec­to.

Ge­ne­ral­men­te, si no se al­can­za la me­ta, el due­ño del pro­yec­to pue­de que­dar­se con lo re­cau­da­do has­ta el mo­men­to, no sin an­tes ha­ber­le pa­ga­do la co­mi­sión a la pla­ta­for­ma.

En el mun­do exis­ten gran va­rie­dad de pla­ta­for­mas que ofre­cen una vi­tri­na pa­ra su pro­yec­to a cam­bio de una co­mi­sión. En­tre las más im­por­tan­tes, se­gún la lis­ta ge­ne­ra­da por Crowd­fun­ding.com, se en­cuen­tran op­cio­nes co­mo Gofun­dme, Kicks­tar­ter, In­die­go­go, Tess­pring You Ca­ring, en­tre otras.

En el ca­so par­ti­cu­lar de Kicks­tar­ter, pla­ta­for­ma que

im­pul­sa una al­ta ga­ma de pro­yec­tos y que fue fun­da­da en 2009 en Es­ta­dos Uni­dos, ayu­dó en 2014 a fi­nan­ciar com­ple­ta­men­te 22.252 pro­yec­tos en di­fe­ren­tes paí­ses y en ca­te­go­rías co­mo ar­te, pe­lí­cu­las y vi­deos, tec­no­lo­gía, vi­deo­jue­gos y pe­rio­dis­mo.

‘ CROWD­FUN­DING’ EN CO­LOM­BIA. En el país hay di­fe­ren­tes pla­ta­for­mas que se mues­tran co­mo una op­ción a la ho­ra de fi­nan­ciar un pro­yec­to o una em­pre­sa.

Es­te es el ca­so de La Chè­vre, la pri­me­ra pla­ta­for­ma de crowd­fun­ding que se creó en Co­lom­bia en 2012, y que se en­fo­ca en con­se­guir fon­dos pa­ra ayu­dar a fi­nan­ciar pro­yec­tos que tie­nen que ver ex­clu­si­va­men­te con el mun­do ar­tís­ti­co.

En­tre las ca­te­go­rías que ofre­ce la pla­ta­for­ma pa­ra ini­cia­ti­vas se en­cuen­tran Edi­to­rial, Mú­si­ca, Di­se­ño, Tea­tro, Fo­to­gra­fía y Ci­ne & Vi­deo.

Otro ca­so en el mercado lo­cal es el de Little­big­mo­ney, que re­ci­be pro­yec­tos que ten­gan un im­pac­to so­cial y am­bien­tal. Es­ta

En Co­lom­bia se re­gis­tra­ron 1.502 pa­tro­ci­na­do­res y se re­cau­da­ron US$211.000.

pla­ta­for­ma co­bra una co­mi­sión de 6% y tie­ne co­mo po­lí­ti­ca que las re­com­pen­sas que de­ben ofre­cer los pro­yec­tos no pue­den ser fi­nan­cie­ras.

Pa­ra Sa­ra Cha­va­rria­ga es im­por­tan­te acla­rar que el crowd­fun­ding se tra­ta de “trans­mi­tir­les a otras per­so­nas tu pa­sión, pa­ra que se apro­pien de tu pro­yec­to y te apo­yen”, y que es re­le­van­te sa­ber si “el pú­bli­co de tu pro­yec­to es­tá en in­ter­net” y eva­luar pre­via­men­te “las ne­ce­si­da­des” que ten­ga el mis­mo.

PLA­TA­FOR­MAS IN­TER­NA­CIO­NA­LES. Los co­lom­bia­nos tie­nen la op­ción de bus­car fi­nan­cia­ción pa­ra sus pro­yec­tos en pla­ta­for­mas la­ti­noa­me­ri­ca­nas co­mo Idea­me, que fue fun­da­da con la mo­ti­va­ción de que el ac­ce­so al ca­pi­tal no fue­ra una res­tric­ción pa­ra las ideas, y que ope­ra en paí­ses co­mo Brasil, Ar­gen­ti­na, Chile, Mé­xi­co y Uru­guay.

Tam­bién hay pla­ta­for­mas de co­ber­tu­ra mun­dial en don­de los co­lom­bia­nos pue­den par­ti­ci­par co­mo In­die­go­go y Kicks­tar­ter. Es­ta úl­ti­ma, des­de su lan­za­mien­to en 2009, ha ayu­da­do a fi­nan­ciar 80.000 pro­yec­tos crea­ti­vos en to­do el mun­do, y mas de 8,2 mi­llo­nes de per­so­nas se han com­pro­me­ti­do ge­ne­ran­do US$1.600 mi­llo­nes.

Se­gún Kicks­tar­ter, en Co­lom­bia se re­gis­tra­ron 1.502 pa­tro­ci­na­do­res y se re­cau­da­ron US$211.000 en 2014.

“El crowd­fun­ding se tra­ta de trans­mi­tir­les a otras per­so­nas tu pa­sión, pa­ra que te apo­yen” .

Sa­ra Cha­va­rria­ga Di­rec­to­ra de Crowd­fun­ding a la Co­lom­bia­na

El crowd­fun­ding es la prac­ti­ca de fi­nan­ciar pro­yec­tos a tra­ves de in­ter­net.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.